X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El tsj ordenó su derribo por invadir la zona de servidumbre

Adjudican la redacción del proyecto de demolición de los Gemelos de Benidorm

9/03/2018 - 

BENIDORM. La Conselleria de Vivienda ha adjudicado a la empresa Investigación y Control de Calidad SA la redacción del proyecto que servirá para demoler las dos torres de Punta Llisera, ubicadas en Benidorm. El TSJ ordenó el derribo del mismo tras interpretar la sentencia del Tribunal Supremo, para lo cual, ordenaba que en tres meses hubiera un proyecto para su demolición, se falló en noviembre. No obstante, los tiempos están yendo más lentos de lo previsto ya que el Consell recurrió la sentencia, que el TSJ terminó rechazando hace menos de un mes.

La Generalitat sacó a licitación el contrato por 70.000 euros, 84.700 euros incluido el IVA. Al concurso abierto se presentaron 10 empresas, y finalmente, la mercantil adjudicataria lo hará por 62.169,8 con IVA incluido. Tendrá seis meses para la redacción del plan de derribo.

El contrato salió a licitación en septiembre de 2016, pero en marzo de 2017 se suspendió por "prudencia" ya que había aún un procedimiento abierto debido al incidente presentado por la empresa Terras de l'Horta, propiedad de Andrés Ballester, cuya matriz, Edificaciones Calpe SA, está en concurso de acreedores desde enero de 2013, a los pocos meses del fallo del Supremo.

¿Será el paso definitivo para demoler las torres? Los jueces se han pronunciado, y el Consell está tirando hacia adelante con la decisión de los tribunales después del varapalo del TSJ. Hay que tener en cuenta que Edificaciones Calpe tenía todas las licencias necesarias para levantar la construcción, no obstante, consideran que se vulneró la Ley de Costas. 

El problema que ven las partes afectadas está en el coste económico que supondrá ejecutar la sentencia, que además de pedir que el Consell presupueste la redacción del proyecto, también reclama resarcir a los propietarios con el valor de la vivienda más un 20%. 

En sus alegaciones, Terras de L'Horta valoró en 60 millones los costes de demolición, que quedaría desglosado de esta manera: 6,6 millones los costes del derribo propiamente dicho y 53 millones de euros la valoración de las viviendas ya construidas, a razón des 317.000 euros (coste medio de los 168 pisos). A ello, según la promotora, habría que sumar las posibles obligaciones que se derivaran de la reedificación del solar, valorado en 46 millones de euros. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email