X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el empresario fue detenido el mismo día que su amigo zaplana

Joaquín Barceló, de constructor de piscinas al Consejo de Administración de Terra Mítica

23/05/2018 - 

BENIDORM. Pachano, así es como le conocen en su ciudad natal, Benidorm. Joaquín Barceló Llorens sorprendió a todos este martes cuando saltaba la noticia de que había sido detenido poco tiempo después que su amigo Eduardo Zaplana. Más aún cuando se supo que junto a él, había sido detenida su mujer, Felisa López. Vinculado al PP local desde que Zaplana se integró en política, su trayectoria en cargos públicos duró apenas una década, hasta la marcha de su amigo a la capital española.

Estas dos detenciones en la operación desarrollada este martes por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil es por orden del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia y la Fiscalía Anticorrupción. Se les investiga por delitos de malversación, prevaricación, blanqueo de capitales y cohecho.

En concreto, las pesquisas se centran en el posible cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones en la época en la que Zaplana presidió la Comunitat Valenciana (hasta el año 2002) y el blanqueo de ese dinero actualmente. 

Su primer paso en la política viene de la mano de Eduardo Zaplana: se afilian a las juventudes de Unión de Centro Democrático en su época de estudiantes, pero finalmente se mete en el Partido Demócrata Liberal de Joaquín Garrigues. Tiempo después, con servicio militar incluido, Zaplana es nombrado presidente de la Generalitat Valenciana, justo el mismo momento en el que Barceló ocupa la dirección general de la conselleria de Turismo: bajo su tutela estaban todos los centros de turismo para la cualificación profesional, los conocidos "CDT's". Quienes estaban en el sector en aquella época en Benidorm, recuerdan positivo el impulso que le dio a estos centros, a pesar de su "poca formación" en este área.

Asimismo, asumió la formación de la Agencia Valenciana de Turismo, para terminar en 2003 como director de relaciones institucionales y miembro del consejo de administración de Terra Mítica, es decir, tres años después de su apertura al público. 

Pero todo ello termina poco después de que Zaplana abandonara la Comunitat para irse a Madrid y ejercer como ministro de Empleo en el gobierno de José María Aznar.

A partir de ahí, su labor se centra en la empresa vinculada al sector de la construcción de piscinas. Eso sí, sigue relacionado con el PP local, del que es miembro de la ejecutiva hasta al menos, la etapa de Gema Amor como presidenta del PP de Benidorm.

Como se decía, su relación con la política no se puede entender de otra forma que cuando estrecha lazos con el cartagenero, dos años menor que él. Amigos desde la infancia por coincidir en verano en la capital turística, su amistad se hace fuerte estudiando el curso de orientación universitaria en el colegio Lope de Vega de Benidorm. Tras estudiar bachiller, cuentan que se matriculó en la escuela de turismo de Alicante, donde formaban a los futuros empresarios turísticos de la provincia.

Tras ser interrumpido por el servicio militar, recae en una empresa de construcción, tras la cual crea la suya propia y en 1992 entra como socio en el Grupo Gavina. Una etapa que retomaría después de dejar la política. 

Era hijo de Joaquín Barceló Bayona y de Josefa Llorens Antón. Los que le conocen destacan que su padre construyó uno de los primeros hoteles de Benidorm, el Hotel Barceló.

"El Picarol", la peña de la cuadrilla

Pachano no descuidó su tradición festera en Benidorm, ni Zaplana. Ambos formaron parte durante casi 20 años de la peña "El Picarol", cascabel en valenciano. Se creó en 1991, coincidiendo con el ascenso a la alcaldía de Eduardo Zaplana en Benidorm tras el "marujazo". Varios miembros de la misma, cuando llegó a la presidencia de la Generalitat, ocuparon cargos en la administración pública. Es el caso de Fernando Modrego, que fue consejero; Juan Manuel Cabot, diputado autonómico; Ramón Campos, Josefa Pérez y su primo, Manuel Pérez Fenoll, se colocaron de concejales, y este último sería más tarde primer edil de la capital turístico y diputado provincial. Algunos más fueron asesores en distintas administraciones públicas. 

En aquella época de Zaplana presidente, El Picarol era un santuario para los políticos

populares del momento. Por allí pasaron el ex consejero de Obras Públicas, José Ramón García Antón;  el entonces alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi; el que fuera presidente de la Diputación alicantina, Julio de España; o el en ese momento consejero de Cultura, Francisco Camps, quien luego ocuparía su puesto; así como Carlos Fabra, Luis Concepción o Francisco Murcia.

Pero la tensión interna terminó por romper este grupo festero. Según se publicó en su momento, el final de la peña llegó cuando Manuel Pérez Fenoll, candidato alternativo a José Joaquín Ripoll, acabó relaciones con simpatizantes de éste como Eduardo Zaplana, Fernando Modrego, Joaquín Barceló o Ramón Campos.

Pero un año después de la desaparición de la peña, se reinventaron bajo el nombre de "Los que quedamos", en el que estaban Ramón Campos, Joaquín Barceló y Juan Manuel Cabot, peña a la que acudió cuando pudo Zaplana.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email