X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el expresidente de la diputación de valencia niega haber cobrado 'mordidas'

Alfonso Rus: "En el PP me dijeron 'Hasta luego, Lucas', y lo entiendo"

13/11/2017 - 

VALÈNCIA. (EP). El expresidente de la Diputación de Valencia y del PP provincial, Alfonso Rus, ha negado este lunes haber recibido 'mordidas' a cambio de adjudicaciones y ha asegurado que en su casa le han enseñado "a ser honrado", nunca a robar. "Yo robaría por mi familia si fuera necesario porque estuvieran muriéndose, pero por un partido político, van apañados, mentira", ha dicho, asegurando que nunca desde el partido se le dio ninguna orden de cobrar nada: "El regional no me ha utilizado nunca, pongo la mano en el fuego por Paco Camps, nunca en la vida me han dicho que recaudara. Que hayan hecho cualquier cosa, serán responsables ellos, pero yo no".

Así se ha pronunciado Rus durante su comparecencia en la comisión de investigación en las Corts Valencianes sobre la empresa pública para la construcción de colegios Ciegsa, de cuya gestión se ha desentendido totalmente al no tener nada que ver ni con sus adjudicaciones ni con sus ámbitos de actividad, que se centraban en Xàtiva como alcalde y en la corporación provincial. "¿Qué pintaba ahí? No he ido nunca, no sé ni cómo se hace un proyecto. No sé dónde está, no he ido nunca, ni conozco a nadie", ha aseverado.

Rus ha comenzado su comparecencia asegurando que "nunca jamás" ha cobrado comisiones y negando que el partido le dijera de cobrarlas en ningún momento, diga lo que diga la UCO, que "tendrá que demostrar" sus acusaciones. Sobre la grabación en la que se escucha el recuento de dinero procedente supuestamente del cobro de comisiones, ha reiterado que no era su voz pero lo que quedó en la opinión pública es que era él y "ya puedes desmentir lo que quieras".

Así, ha indicado que ya contestará a la UCO en su momento y ha lamentado que da la impresión de que entró en política para hacerse rico. "Yo ya era rico", ha admitido, poniendo como ejemplo que con 30 años tenía un Porsche y haciendo hincapié en que según consta en sus declaraciones todas sus propiedades menos una las tenía ya antes de ser alcalde. "Estaba en política porque quería estar, nada más", ha incidido.

También ha puesto en valor la salud económica del PP de la provincia de Valencia bajo su dirección: "No le hacía falta nada, cero, éramos capaces de con lo que teníamos jugar". "Puedo demostrar que el PP de la provincia nunca ha pedido dinero porque no nos ha hecho falta", ha dicho, para recordar que no pagaban sede ni luz --al estar en el edificio del PPCV-- y cuando necesitó dinero suscribió una póliza de 100.000 euros que tardó siete años en pagar. A nivel regional y nacional, ha afirmado desconocer la situación económica, pero ha apuntado que "pondría la mano en el fuego" por ellos.

Sobre las campañas electorales, ha defendido la austeridad en el provincial, porque ellos mismos "tiraban el córner, remataban y se ponían de porteros", ha relatado usando un símil futbolístico y ha señalado que ahora hay partidos que en campaña se gastan "lo que tenían y, algunos, lo que no tenían".

Preguntado por los diputados sobre si se ha sentido desamparado por el PP, que "en la política, como en el dinero, cuando uno tiene es un fenómeno y cuando ven que puede pasar cualquier cosa, como decía Chiquito de la Calzada 'hasta luego Lucas' y ya está". Asimismo, sobre si se considera una víctima, ha indicado: "Yo ya no se siento nada, me han pegado por bajo, por alto, el tema personal lo dejo aparte porque si no, es para volverse loco".

 

No obstante, ha indicado: "Si me agarra un infarto, Dios no quiera, alguien tendrá la responsabilidad moral de lo que ha dicho o está haciendo".

Caturla, "espectacular" en la Diputación

Sobre su relación con las adjudicaciones realizadas por Ciegsa, a raíz de las conversaciones sobre comisiones entre el que fuera máximo responsable del organismo, Máximo Caturla, y el exgerente de Imelsa, ha indicado que la empresa pública encargada de la construcción de centros escapaba de sus competencias y él no ha adjudicado ni ha dado órdenes al respecto nunca, al tiempo que ha indicado que en todo caso en cada proyecto debía haber técnicos que firmaran y avalaran la legalidad de los hechos, y en cuya honestidad confía.

De Caturla, ha destacado que --aunque "no era la alegría de la huerta"-- como responsable de Hacienda de la Diputación su gestión fue "impoluta, inmejorable, un 10, espectacular" durante "la etapa más gloriosa económica, de gestión y de honradez", mientras que en Ciegsa se ha limitado a contestar con un "no sé".

Sobre Benavent, ha asumido la "culpa política", no económica, de haberlo propuesto como responsable de Imelsa porque "el que gobierna se equivoca" pero cuando supo lo que ocurría actuó. También ha negado que conociera irregularidades porque en los consejos de administración, que duraban "un cuarto de hora y a jugar" todo estaba "perfecto".

"Cantamañanas hay en todas partes"

También se ha referido a los supuestos trabajadores 'zombies' en Imelsa, y ha dicho que la contrataciones "las haría el gerente" y él sólo asume las que ha hecho, de su asesor o jefe de gabinete, pero señalado que en la Diputación "de 3.500 empleados que cinco o seis no vayan a trabajar" él "era el Superman, pero a tanto no llegaba" y era responsabilidad del encargado de personal o la gerencia tener conocimiento de si alguien no acudía a su puesto y quería cobrar.

Ha recordado que de 2007 a 2017 bajó el gasto en personal en 91 millones de euros y se ha preguntado si le consideran entonces "capaz de contratar a una persona que no vaya a trabajar". "Yo iba de 8 de la mañana a 11 de la noche todos los días, porque era mi obligación y devoción. Cantamañanas hay en todas partes, pero que yo lo supiera*", ha agregado.

De hecho, ha señalado que hace poco se enteró de que el actual presidente de la corporación y la directora general de Vivienda "estuvieron de asesores" del PSOE entre 2007 y 2011 y él no los había visto, y no dirá por ello que eran "zombies". "Lo puede decir la UCO o la UCA, no soy responsable de los trabajadores".

 

Para terminar, ha indicado que su gestión en la Diputación fue "un escándalo" en términos de inversiones ejecutadas y proyectos, y ha señalado que se critica que le hacían un "besamanos" para conseguir convenios con los ayuntamientos. "¿Y al que está ahora no?", ha ironizado.

Presos políticos y Olímpic de Xàtiva

Antes de su comparecencia en el parlamento valenciano, el exdirigente 'popular' ha realizado algunas declaraciones a los medios, que le han preguntado por la situación en Cataluña y por si cree que hay "presos políticos en España". A esto, Rus ha respondido: "A mí lo que más me gusta es la crema catalana, pero la crisis catalana la han creado ellos;  no creo que haya presos políticos en España porque somos democráticos".

Por otra parte, ha manifestado a preguntas de los periodistas que la Diputación de València "nunca" le pago la nómina a jugadores del Olímpic de Xàtiva --el equipo que él mismo presidía-- pero preguntado por si pudo pagar a un jugador algún organismo de la institución provincial ha replicado: "Puede ser" pero "trabajaría", ya que en los equipos amateurs de tercera división los futbolistas trabajan "en la Diputación, de periodista, vendiendo ropa o yéndose a la huerta". "Estamos hablando de un equipo de tercera división no de primera, no son profesionales", ha señalado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email