X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

señalan la "competencia desleal"

Avetid denuncia que las ayudas al teatro del Ayuntamiento sirven para "perpetuar la precariedad y el amateurismo"

Aunque el comunicado señala expresamente a la concejalía de Acció Cultural, las ayudas han sido aprobadas por el Ayuntamiento de València y han supuesto un incremento del 30% con respecto a 2016

10/04/2017 - 

VALÈNCIA (EP/VP). Las ayudas impulsadas por la concejalía de Acció Cultural ha provocado una reacción de oposición frontal por parte de la Associació d'Empreses d'Arts Escèniques del País Valencià (Avetid) frente al Ayuntamiento. Aunque el comunicado emitido por este grupo empresarial detalla con especial atención que va dirigido "única y exclusivamente al área de Acció Cultural y no a otras concejalías que, evidentemente, no están implicadas", lo cierto es que las citadas ayudas a las artes escénicas no son exclusivas del departamento, sino que son las propias de la ciudad y suponen para Avetid "un enfrentamiento y posicionamiento absurdo contra la profesionalización".

El mensaje no puede ser más claro contra la propuesta de unas ayudas que son un 30% superiores a las del año anterior: "desfavorece completamente el tejido y profesionalización de las artes escénicas". Y la cantidad tiene su importancia en este conflicto, ya que Avetid considera los 300.000 euros destinados a través de cuatro planes "una dotación económica ridícula para la tercera ciudad del Estado. Para citar un ejemplo, el Ayuntamiento de Madrid destina 1.688.000 euros". Además, apunta de manera particular a una decisión supuestamente personalista: "nos inquieta pensar, por otro lado, que detrás de todas estas acciones pueda permanecer la intención de una persona concreta del departamento de minar cualquier intento de profesionalización del sector con la intención de perpetuar la precariedad y el amateurismo". 

Las ayudas resultan, a ojos de Avetid, "del todo incomprensibles. Un golpe más sobre el sector de las artes escénicas que viene demandando desde hace tiempo mides urgentes que no acaban de llegar y, que a este paso acabará por desaparecer". Las ayudas enfocadas a la producción escénica, proyectos de interés especial, residencias de creación y festivales y circuitos, "no contemplen el apoyo de los equipos estables de trabajo y las infraestructuras que con mucho esfuerzo se han ido poniendo en pie desde hace años" ni tampoco "las programaciones en las salas que, además de dar visibilidad a las compañías y trabajo con sus exhibiciones, colaboran sustancialmente con una mayor oferta cultural en la ciudad". 

Ayudas que no contemplan "la gira que favorece potenciar la actividad y trabajo de las compañías, así como la imagen de las propuestas de artes escénicas dentro y fuera de nuestras fronteras" o "las ayudas concretas a asociaciones profesionales del sector en defensa de los intereses de los colectivos de artes escénicas", lamentan desde el comunicado.

El conflicto de la competencia desleal

Además, desde Avetid señalan que "no es lógico que el Ayuntamiento destine ingentes recursos en su circuito público y actuaciones gratuitas en otros espacios, provocando una situación de competencia desleal y debilitando todavía más al sector profesional, excluyendo en las salas privadas en las convocatorias de ayudas", inciden. En este sentido, se sorprenden que las ayudas como residencias creativas se hayan enfocado en exclusiva al Teatre El Musical "que ya tiene un presupuesto asignado". No comprenden por qué "se tienen que hacer y exhibir allí". 

En general, entienden que son "unas ayudas con una redacción muy ambigua, con muchas carencias y poca transparencia, así como unos criterios de valoración poco objetivos". Avetid defiende que desde las empresas de escénicas "han asumido en los últimos años una gran parte de las funciones sociales, responsabilidad de la administración pública, por la total inexistencia de políticas culturales del anterior gobierno, y se han asumido como propias". Empresas de "pequeñas estructuras" que, "por supuesto, necesitan el apoyo de la administración para poder llevar a cabo su función.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email