X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de octubre y se habla de derecho civil valenciano EMPRENDEDORES aemet gota fría
GRUPO PLAZA

octava edición

Cambio climático y responsabilidad compartida: PhotOn pone (de nuevo) el dedo en llaga

9/05/2018 - 

VALÈNCIA. Hasta cuatro millones de personas en todo el mundo han tenido que abandonar sus hogares por las consecuencias derivadas del calentamiento global: deforestación de su hábitat, aumento drástico de las temperaturas, desertizaciones de los terrenos donde trabajaban o catástrofes naturales asociadas a las condiciones climatológicas de la zona. La protección de sus habitantes, sin embargo, es todavía prácticamente inexistente. “No está contemplado el refugiado climático”. Así lo expresaba ayer Tania Castro, directora del PhotOn Festival, durante la presentación de la octava edición del certamen internacional de fotoperiodismo. Es precisamente el desafío del cambio climático el eje que vertebra esta nueva edición, que levantó ayer el telón en el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València de la mano de la propia Castro; Antonio Ariño, vicerrector de Cultura y Deporte de la Universitat de València; Juan Viña, presidente de la Fundación Cañada Blanch, y Giuseppe Grezzi, regidor de Mobilitat Sostenible de l'Ajuntament de València

Con el objetivo de acercar el fotoperiodismo a la sociedad y reivindicar su importante papel como herramienta de cambio social, PhotOn tendrá lugar del 8 al 12 de mayo con distintas actividades y propuestas culturales (6 conferencias, 8 exposiciones, proyecciones nocturnas, taller y visionado de portfolios) y una ampliación en el número de premios concedidos en el marco del festival. El primero –y también segundo- de los proyectos expositivos que impulsan el festival es Killing the World, una propuesta expositiva que consta de dos partes. La primera, en La Nau, una muestra fotográfica que busca concienciar sobre las causas y efectos del cambio climático y el importante papel que juega la población en sus acciones del día a día. La segunda parte de la muestra se verá en las marquesinas y autobuses de la ciudad, donde se podrán ver algunas de las imágenes más representativas del proyecto.

De esta forma, todos los proyectos expositivos versan sobre los efectos de esa “plaga”, definía Castro, que suponen los humanos. Así, el Octubre Centre de Cultura Contemporània acogerá la muestra Un mundo convulso, en el que Andoni Lubaki (Urretxu, 1982) recorre cinco de los conflictos armadas ‘vivos’ más importantes de la última década; mientras que la sala Lametro y Circuito Metrovalencia acoge una exposición derivada del Premio Mejor Fotoperiodista del año, convocado por primera vez en 2017 y concedido a Miguel Lorenzo. La programación expositiva se completa en la Llotgeta con Fotoevidence –con obra de Joseué Rivas, Zackery Canepari y Danielle Villasana-, una plataforma para fotógrafos documentales cuyo trabajo se centra en la justicia social y los derechos humanos; en Espai d’Art Fotogràfic, con la muestra Speeddancers de Christos Sotiropoulos; TMI (Too Much Information), en la Fundación La Posta, y Bola Extra, de Francisco Moltó, en Railowsky.

“La imagen debe estar situada en un contexto y PhotOn es lo que ayuda a generar conciencia”, afirmaba Ariño. Sobre la huella de los humanos y la irresponsabilidad por lo que respecta a su relación con el medio ambiente versa el proyecto este año, que se ve reflejado perfectamente en una de las grandes fotografías que se pueden ver en el claustro de La Nau, de Caroline Power. En ella se ve un verdadero mar de plástico, toneladas de desperdicios que son ingeridos por la fauna marina y, posteriormente, pasan a formar parte de nuestra dieta. También refleja esta exposición otros casos, como el fotografiado por Xaume Olleros, que pone el acento en el caso de Ciudad del Cabo, que desató la alarma en febrero anunciando que estaba a pocos meses de convertirse en la primera ciudad del mundo sin agua corriente.

Como cada año, a las exposiciones se suman las 6 conferencias Photon que tendrán lugar en el Centre Cultural La Nau. El jueves 10, Javier Corso, ganador de la #BecaPhoton 2015 y director de OAK Magazine y embajador de Sigma, conversará sobre la profesión, pero a las conferencias se unen otros nombres como; Javier Zurita y Ofelia de Pablo, Hanna Jarzabek, Marta Soszynska y Alberto Rojas, Lola Hierro o Andoni Lubaki. La programación también contará con una serie de proyecciones nocturnas, gratuitas y abiertas al público, que se realizarán en el claustro de La Nau. En ellas, podrán verse trabajos de referencia, proyectos de las escuelas de fotografía y multimedias en colaboración con profesionales internacionales y nacionales. 

Premios marca PhotOn

Como novedad y gran apuesta este año se suma el primer  premio  de adquisición con el patrocinio de la  Fundación Cañada Blanch, mientras que el ganador/a de la #BecaPhoton recibirá un premio económico de 1000€, la producción de un mínimo de 100 libros patrocinados por La ImprentaCG y un objetivo Sigma. De igual manera, el festival lanza en 2018 una nueva beca para jóvenes fotógrafos/as. El nuevo Premio Enrique Algarra de apoyo a estudiantes que desarrollan proyectos fotográficos está patrocinado personalmente por Enrique Algarra, fotógrafo y profesor de la EASD de València desde hace más de 30 años y colaborador de la agencia Fotostock. Este premio se suma a la BECA PHOTON para autores noveles. 

El festival mantiene su apuesta por ser una lanzadera internacional de talentos noveles y en esta edición convoca el Premio Photo European Network (PHEN) a cargo de Budapest Photo Festival, que elegirá un ganador entre los finalistas y producirá una exposición para exponerla en la edición 2019 de su festival en Hungría. Igualmente, en su octava edición, Photon Festival es el encargado de presentar por primera vez en España el premio anual FotoEvidence Book Award con World Press Photo que reconoce a uN fotógrafo documental cuyo proyecto demuestra valor y compromiso en la búsqueda de los derechos humanos. El ganador de esta edición es el fotoperiodista Josué Rivas por su proyecto “Standing Strong” sobre el despertar espiritual que ocurrió entre la gente que se resistió a la construcción del oleoducto Dakota.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email