X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los bastiones de benimaclet y ruzafa

Ceci est une galerie: la ilustración se eleva en Pepita Lumier y Estudio 64

12/01/2017 - 

VALENCIA. Cuando el IVAM inauguró el pasado verano la exposición VLC. Valencia Línea Clara se presentó como un movimiento histórico para programación del museo y, también, para su colección, pues por primera vez sumó algunos ejemplares de cómic a sus ricos fondos. “Estamos muy orgullosos de romper un silencio histórico sobre el cómic y situarnos como un museo innovador que abre sus puertas a los tebeos”, declaró durante la presentación de la muestra el director de la pinacoteca, José Miguel García Cortés. La apertura, pronta o tardía según se mire, de uno de los museos valencianos de referencia dejó patente el trabajo que aún queda por hacer a la hora de considerar estos formatos en el los círculos artísticos ‘oficiales’, una tarea que hoy abanderan espacios como la galería Pepita Lumier, ubicada en el barrio de Ruzafa, o Estudio 64, en Benimaclet, cuya programación expositiva busca elevar al muro aquello que algunos han considerado como la ‘hermana menor’ de otras disciplinas.

"se dice que el 'cómic' es el noveno arte, ¿por qué no extenderlo a la ilustración?"

Por supuesto que la ilustración siempre se ha considerado y se sigue considerando la hermana menor. Si vamos a las etiquetas, que gustan tanto, el ‘cómic’ se dice que es el noveno arte, ¿por qué no extenderlo a la ilustración?, sería justo teniendo ésta más trayectoria, se podría encontrar el origen de la ‘historieta’ en el libro ilustrado. ¿He exagerado? Quizá, pero no voy mal encaminado” explica Javier Undiano quien, junto a Julio Antonio Blasco, puso en marcha hace aproximadamente dos años, una edad similar a la de Pepita Lumier, la librería-galería especializada en ilustración Estudio 64. El origen de este proyecto se sitúa en el sello Simientes Editores, impulsado por el binomio y que, más tarde, condujo a la inauguración de la entonces “primera y única librería-galería especializada en ilustración en Valencia”, un espacio que para este ejercicio juega con una consolidada baraja que pasa por la ilustración clásica, urbana, tatuaje o digital y que sumará nombres como Carlos Corredera, Carlos Ortín, Cranio Dsng, Inés Ayala y Richard Sorensen (WOL4), Jose Luis Ágreda, Mar Hernández (Malota) y Jordi Ferrándiz (Bestiola), Milimbo, Nacho Casanova, Pablo Auladell, Víctor Puchalski y Del Hambre.

Foto: Estudio 64.

Casi de manera paralela, y coetánea al multiespacio La Fiambrera de Madrid, Cristina Chumillas y Lucía Vilar hicieron lo propio al otro lado del río poniendo las primeras piedras de una galería que desde 2016 nada en la asociación de galerías de arte contemporáneo de la Comunitat Valenciana (LaVac). “Queríamos que fuera una galería de arte pero centrada en ilustración, una disciplina en la que hay grandes profesionales y que, hasta hace muy poco, estaba menos considerada que las demás. Queríamos dar un espacio profesional en Valencia a artistas que triunfan a nivel internacional y a otros que, aunque son más nóveles, hacen un trabajo excepcional”, explica Vilar. Precisamente es Lucía quien destaca la exposición del IVAM, comisariada por Álvaro Pons y en la que rindió homenaje a grandes figuras como Micharmut, Sento, Daniel Torres, Mariscal, Mique Beltrán o Manel Gimeno. “Nos gustaría pensar que esta iniciativa no es flor de un día y que en las exposiciones y adquisiciones se tiene en cuenta la obra de nuestros dibujantes al más alto nivel, pero todavía hay un camino muy largo por recorrer”.

Un ‘boom’, ¿real?

"más que un boom, igual es que se están estableciendo las bases necesarias para crear industria en torno al sector"

“El cómic ha sido el primero en entrar en museos, ¿y por qué no ha de entrar la ilustración en estos templos del arte? […] Todavía hay mucha gente que no entiende lo que es un libro ilustrado o qué significa la palabra ilustración o la profesión del ilustrador”, explica Javier Undiano, que destaca los ejemplos de figuras como Javier Zabala, que expone en museos y galerías de todo el mundo, o Isidro Ferrer, cuya obra visitó en una muestra organizada por Caja Madrid de Zaragoza. Esta entrada, en ocasiones tímida, a los templos del arte convive con un momento en el que muchos hablan de boom de la ilustración, pero, ¿cuánto de cierto hay en esto? “Del boom valenciano y del boom de la ilustración se lleva hablando más tiempo del que nos parece; no es una cuestión de hace un par de años. Es cierto que las redes sociales han ayudado mucho a la difusión de los trabajos de los autores, y por eso parece que constantemente se habla de ilustración y que hay un boom, pero no más que en otras áreas como la pintura o la fotografía”, asevera Cristina Chumillas. Para muestra, dos (históricos) botones: Segrelles o Renau.

Repunte o no, lo cierto es que el contexto local brinda hoy espacios como el Congreso Internacional de Ilustración Ilustràfic, que suma tres ediciones, o el Máster en Ilustración, que tiene como mentores a Isidro Ferrer o Javier Sáez Castán, el último Premio Nacional de Ilustración. “Visto así, más que un boom, igual es que se están estableciendo las bases necesarias para crear industria en torno al sector”. Por el contrario, en Estudio 64 sí hablan de “boom generalizado”, un momento que esperan no quede en “moda pasajera” y que, de igual manera, todavía tiene camino por recorrer. “El lado negativo de este ‘boom’, por decirlo de alguna manera, es que los medios de comunicación están centrando la ilustración en diez autores, por decir un número, y esto no es así, hay muchos más ilustradores haciendo un interesante trabajo, pero son desconocidos para el gran público. Esto se nota en la librería, la gente de a pie conoce esos diez nombres y no investiga más, no quiere conocer más, no da un paso más allá para descubrir gente que está trabajando para editoriales nacionales e internacionales, que expone en museos como el ABC de la Ilustración y el dibujo de Madrid, y se pierde maravillosas joyas de la ilustración”.

Tanto Pepita como 64 (ya es hora de tutearlas) han entendido cómo desarrollar un espacio expositivo para cómic e ilustración –no asociado a un local de hostelería-, aunque con elementos específicos a este formato frente a otro tipo de galerías. Por ejemplo, la de Benimaclet da igual importancia a su espacio librería. En cualquier caso, se sigue tratando de casos puntuales los de aquellos espacios que han nacido con el objetivo de elevar el dibujo a los muros de una sala de exposición, un movimiento que genera una experiencia totalmente distinta para el usuario. “Nos gusta que el público que visita nuestro espacio expositivo disfrute viendo el trabajo del ilustrador, muchas veces sólo visto en el papel de la publicación. Queremos ofrecer la posibilidad de ver los originales, incluso sus bocetos además de la publicación en papel", explica Undiano quien, además, destaca que la programación anual también suma experiencias como encuentros entre público y autor, como ocurrió en la inauguración de la exposición ‘Gregor & Gregor’ de Manuel Marsol, en la que el autor  mostró sus cuadernos de trabajo y explicó como se gestaron las ilustraciones originales que se exponían.

Galería Pepita Lumier. Foto: Eva Máñez.

"Mostramos trabajos que se han realizado ex professo para Pepita Lumier o bien que no se han expuesto nunca antes en Valencia; algo esencial e indispensable. Después, la propia formación y la experiencia, hacen el resto. No dejas de realizar una apuesta personal cada vez que expones", indica Cristina Chumillas, que esta semana abren el Aquelarre de Nuria Riaza. Semana de inauguraciones, también Estudio 64 trae novedades por el año nuevo, pues hoy inaugura Ilustres Valencians Il.lustrats, una selección de personajes valencianos nacidos entre los siglos XIX y XX pasados por el filtro del diseñador Migue Martí y la historiadora Judith Coronado. “El símil “hermana menor” debería desaparecer. El dibujo, entendido como término que engloba la ilustración, el cómic y el diseño (porque en esencia son eso, dibujo) es la base primera y principal de cualquier otra especialidad. Es la base de la pintura, de la escultura, hasta de una instalación y de una obra arquitectónica. Yo creo que de menor tiene poco y por eso en Pepita Lumier, es “la mayor”, con mayúsculas y en neón”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email