X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

LA GUERRA SE TRASLADA AL JUZGADO

El documental sobre la chufa africana se seguirá emitiendo pese a la querella contra Monforte

El juzgado de instrucción Nº 4 de València estima la querella de Tigernuts Traders contra Andoni Monforte

El activista valenciano celebra la noticia y asegura "estar encantado" por poder contar su verdad ante el juez

19/06/2018 - 

VALÈNCIA. La guerra por el comercio de la chufa ha librado una nueva batalla esta semana, pero no está claro de qué lado ha caído la victoria. El juzgado de instrucción número 4 de València ha admitido a trámite la querella por injurias y calumnias que Tigernuts Traders, firma valenciana líder en la importación de chufa africana, había interpuesto contra Andoni Monforte, activista y propietario de Món Orxata. El conflicto tiene su origen en un documental, firmado por este último y presentado a distintos festivales internacionales, donde se denuncia el expolio al que han sido sometidas diferentes familias del continente negro. La cinta se seguirá emitiendo sin perjuicio de este trámite judicial ya que, finalmente, la compañía no ha solicitado su secuestro como medida cautelar.

"No hemos pedido el secuestro en ningún momento", defienden desde Tigernuts Traders, en relación a Mousso Faso. La patria de las mujeres íntegras, como se titula el documental. Ahora bien, sí que han redactado una querella que recoge en detalle todos los aspectos donde creen que Monforte "ha faltado a la verdad", según la versión de la compañía, “con intención específica de difamar, vituperar o agraviar”. El procedimiento también se dirige contra dos colaboradoras de Andoni: Eva Fernández y Llanos Rodríguez

"Esto nos va a permitir solicitar una serie de información, hasta la fecha desconocida, sobre la actividad de Tigernuts Traders en África", asegura Monforte

El delito de calumnias, según el art. 205 del Código Penal, se produce cuando se han imputado diversos delitos al querellante. Tigernuts considera que así ha sido, porque se han vertido graves acusaciones contra el dueño de la empresa, Ramón Carrión “con temerario desprecio hacia la verdad y a sabiendas de su falsedad". En cuanto al delito de injurias, recogido en el art. 208 del mismo Código, y referente a la lesión de la dignidad de otra persona de forma intencional, creen que Monforte ha buscado la máxima difusión para “hundir a competidores en el mercado concurrencial de la importación de chufa africana, estadio donde el querellado tiene sus propios intereses económicos”.

Cuando Tigernuts hace hincapié en que Monforte tiene "intereses de negocio" dentro del sector de la chufa, se refiere a su labor como fundador de Món Orxata. No obstante, cabe recordar que esta empresa tiene una clara vocación social, hasta el punto de que el 80% de los empleados procede de colectivos en riesgo de exclusión . Además, Monforte planea dejarla en manos de las horchateras en un futuro no muy lejano. 

Monforte, encantado

Del mismo modo que Tigernuts Traders ha celebrado la admisión de la querella a través de un comunicado, Monforte también ha reaccionado con alegría. El activista valenciano ha calificado este movimiento de "trámite procesal sin mérito", arguyendo que es habitual que se estimen las acusaciones de injurias y calumnias. También asegura "estar encantado" por poder contar su verdad ante el juez. "Casi que mejor. Esto nos va a permitir solicitar una serie de información, hasta la fecha desconocida, sobre la actividad de Tigernuts Traders en África", ha declarado a Valencia Plaza, y añade: "Aprovecharemos esta oportunidad para demostrar que las prácticas comerciales de los Carrión son, como mínimo, cuestionables".

A la vez seguirán rodando la cinta por otros festivales internacionales de Estados Unidos, Canadá, Italia o República Checa. "Al festival de Los Ángeles le llegó un comunicado de Tigernuts diciendo que estábamos perseguidos por la Justicia española, y eso hizo que perdiéramos un premio", denuncia el director. "Me siento acosado y presionado", dice.

Desde su vertiente activista, Andoni Monforte explica que su objetivo es poner el foco sobre las empresas con negocios en África, no solamente de chufa, para que se supervise la conveniencia de las prácticas comerciales. "Dejemos de expoliar a las pobres familias de allá, porque se puede sacar rentabilidad igualmente pagando a la gente de origen", defiende. Y lo pone en relación con acontecimientos de actualidad. "Lo tenemos a la orden del día. La llegada masiva de inmigrantes demuestra la necesidad de concienciarse de la problemática existente en África, y cuánto queda por hacer. El documental es tan solo un granito de arena en esta dirección", reflexiona, deseando que impere "el sentido común".

Cesión de derechos

La semana pasada, Andoni Monforte anunciaba la cesión de todos los derechos de autor del documental a cuatro asociaciones estrechamente vinculadas a África. En concreto, la Asociación de Burkinabés de Barcelona, la Asociación Nourdine (Malienses de València), CIM Burkina y la pequeña ONG Escuela Sansana. "La única petición, ya aceptada por ellos e incluida en el contrato, es que si obtienen ingresos económicos, vayan íntegramente a la cooperativa Mousso Faso de mujeres de la chufa en África", explicaba. Este movimiento no disipa sus problemas legales con Tigernuts Traders, pero sí  plantea la cuestión de si la compañía valenciana cargará también contra las ONG por las proyecciones futuras. 

Cabe recordar que Monforte también mantiene otro procedimiento legal abierto, en este caso como querellante. El pasado mes de abril, el Juzgado de Instrucción número 1 de Moncada (Valencia) admitía a trámite la querella de Chufamix contra la multinacional alemana Lidl por el plagio de su invento 'Vegan Milker' by Chufamix. La compañía no solo ha cargado contra Lidl España, sino también contra la división de venta por internet de Lidl Alemania y Holanda, además del fabricante de la máquina, Owim GMBH & CO.KG.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email