X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

En caja alta

Diego Cascarrabias

Conozco a uno de estos ‘creadores’ a quien le encantaría pasar a la historia del diseño, convertirse en gurú, aparecer en los libros de texto junto a Napoleón y Miliki o firmar autógrafos por la calle

16/01/2017 - 

VALENCIA.- Vanidad, egoísmo y diseño deberían estar reñidos de base y casi por definición. Es absurdo, como lo es que un administrador de fincas, un taxista o un fontanero sean vanidosos por el hecho de ser administradores de fincas, taxistas o fontaneros. Un diseñador es un profesional que ofrece servicios a la medida del cliente, no somos dioses, no curamos enfermedades, hay proyectos con los que conseguiremos hacer más felices a algunos usuarios y en ocasiones haremos dichosos a nuestros clientes, pero la humanidad no nos deberá nada; los mejores profesionales no serán recordados precisamente porque fueron buenos en su trabajo como diseñadores y, si se recuerda a alguno, será a los que pecaron de no saber ser versátiles.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Pero los diseñadores nos damos premios entre nosotros, inauguramos exposiciones con nuestros proyectos, lucimos orgullosos nuestra última marca, cartel o silla, lo subimos a Facebook y esperamos que lluevan los likes. Exhibimos nuestro trabajo (más allá incluso de lo que lo hacen nuestros clientes) al público y con ello sometemos nuestro criterio profesional a que sea valorado por ‘no-diseñadores’, y cuando nos critican nos escudamos en que no lo entienden, infringiendo la primera norma del diseño. Nos volvemos vanidosos, desaparece el usuario final ‘no-diseñador’, comienza a salir a flote ese orgullo de creador y olvidamos momentáneamente lo que supone trabajar en una profesión proyectual.

(Lea el artículo completo en el número de enero de la revista Plaza)

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email