X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Emprendedores

El futuro ya está aquí, ¿qué hacemos?

No hace ni cinco años que el fenómeno startup aterrizó en València. Los inicios son prometedores, las expectativas son buenas pero... ¿qué hay que hacer para consolidar la ciudad como referencia de la innovación? Una docena de jóvenes empresarios ofrece sus ideas 

18/03/2017 - 

VALÈNCIA.- València quiere posicionarse en el mapa como una ciudad innovadora. No solo lo piensa la cuna de startups que se ha formado durante estos años y que, desde la iniciativa privada, ha fomentado la creación de empresas tecnológicas. También creen en este papel desde la dirección de la Marina de València, un espacio que se está posicionando para dar el impulso definitivo a esta faceta de la ciudad. 

Plaza reúne en la antigua base del Alinghi —futuro espacio de innovación y emprendimiento— a una decena de impulsores de este tipo de empresas, cada uno desde una óptica diferente. Aceleradoras, startups, universidades, coworking... Son parte del cerebro pensante de la ciudad y aunque no están todos, sí son todos los que están. ¿Cómo hay que plantearse el futuro a partir de ahora?

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Jorge Dobón (Demium Startups): La primera razón por la que vine aquí es porque Madrid es muy caro. València tiene un tipo de condiciones de vida y de atracción para proyectos muy interesante. Los espacios son más baratos, la calidad de vida es alta, y se ha dado el tejido emprendedor adecuado con aceleradoras, incubadoras y el apoyo inicial del sistema público por lo que se ha formado un caldo de cultivo. El nivel de talento es muy bueno, aunque quizá para algunos perfiles falta más experiencia. Ahora Demium ha saltado a Madrid porque València se queda pequeña. El tamaño de la ciudad también hace mucho y la capacidad de atraer inversión es menor que en Madrid y Barcelona.

Iker Marcaide (Zubi Labs): Ese es el punto. Que gente como tú no tenga que irse a Madrid o Barcelona.

J. Dobón: Creo que es positivo que cualquiera que inicie una startup en València continúe fuera para dar a conocer la ciudad.

I. Marcaide: Pero al final lo interesante sería que en València estuviera el corazón y la mente de las startups. No querría que esto fuera una trastienda, que las empresas empezaran aquí y luego se llevaran sus sociedades a otros sitios. Debemos crear un sitio genial para empezar, para terminar, para estar durante el proceso y que todo esto se promocionase.

Javier Megias (Startupxplore): Tenemos que ser realistas con lo que somos ahora. Un sitio para empezar y a partir de ahí construir la segunda fase, que precisamente creo que es algo que lo va a dar el tiempo. Las startups que empezaron aquí hace cuatro o cinco años, dentro de dos o tres serán top y esto atraerá talento.

La estrategia de València

J. Dobón: La estrategia es una cuestión de masa crítica y por eso València se ha posicionado en las fases iniciales. Ahora es necesario que pasen cuatro, seis u ocho años para que los propios emprendedores tengan éxito y empiecen a invertir en otros proyectos. Que la gente se vaya fuera y luego vuelva para apoyar al ecosistema. No creo que una estrategia marcada vaya a acelerar mucho los tiempos.

J. Megias: El hecho de que todos estemos conectados y tengamos una visión común es un punto crítico. Si aceleradoras, startups, inversores y el ecosistema público inicialmente, cosa que ya no sucede, estuvieran conectados y empujando en la misma dirección como ocurría en València, haría que todo sucediera algo más rápido y de forma más ordenada.

Macarena Poletti (Bbooster): Lo bueno de València es que tiene un tejido en el que todos los primeros actores fueron privados. Eso hace que en diferentes situaciones se mantenga pero en algunos momentos a València se le pide una madurez que es imposible si se compara con otros hubs tecnológicos. Pero el colchón que tenemos es potente.

Fran Estevan (Innsomnia): Nosotros estamos yendo fuera para encontrar talento y traerlo aquí en el marco del fintech. Te das cuenta de que al margen del buen tiempo y la calidad de vida, falta una visión conjunta, de lo público, espacios para vivir, un régimen fiscal o de ayudas que favorezcan el vivir aquí. Lo público no es algo que se pueda poner a un lado.

Sunil Mahtani (Beroomers): Acabamos de quemar una etapa importante. Han pasado ya diez años y aunque en estos últimos cuatro València se ha posicionado muchísimo, tenemos que pensar en el futuro. Lo bueno es que hay espejos en los que mirarnos. Hay hubs que han hecho lo que debería poder plantearse València. Deberíamos aprovechar los casos de éxito de Londres, Berlín, Estados Unidos, París o Barcelona para no irnos tan lejos y replicarlo aquí. Hacer porque las cosas pasen. Es importante tener una estrategia.

F. Estevan: En Londres el fintech está tan saturado que hasta las Middle East tienen que salir de allí. Cuando fuimos y dijimos que España podía ser una oportunidad pensábamos que el tema del Brexit les iba a frenar, pero vimos que no. Que les interesa una conexión con Latinoamérica y otras cosas que no ponemos en valor. 

Primera ciudad Erasmus

Daniel Martínez (Ideas UPV): Tenemos Erasmus que vienen a València por encima de otros destinos, es la primera ciudad europea; por algo gusta estar aquí y por eso en emprendimiento tenemos algo ganado. 

Juan Luis Hortelano (Plug and Play): ¿Por qué somos la primera ciudad atrayendo Erasmus y no somos la primera atrayendo empresas extranjeras? Es algo que se debería trabajar. El otro día hablábamos con dos empresas de Plug and Play francesas y miraban Barcelona y Madrid para instalarse en España. ¿Por qué no se plantean venir a València cuando tenemos todos los condicionantes? Si no conseguimos atraer empresas de ese tamaño damos la imagen de que las empresas se tienen que ir fuera de aquí para crecer. 

J. Megias: Según el Financial Times, somos la quinta mejor ciudad de Europa donde vivir, por detrás de Barcelona.

Talento extranjero

J. Megias: En uno de los coworkings con menos startups de València hace unos meses encontré al CEO de una startup canadiense y no estaba nada conectado con el ecosistema. Buscaba un sitio para vivir y llegó a València. Primero debemos identificar a quién tenemos aquí y por qué ha venido. 

I. Marcaide: Igual es necesario hacérselo fácil. Decimos que València es una ciudad genial, pero la realidad es que no es fácil contratar desarrolladores o perfiles de determinados puestos. Todo eso habría que facilitárselo a las empresas extranjeras.

F. Estevan: A lo público no hay que pedirle dinero, solo facilidades. Nosotros con Latinoamérica, para atraer a gente, nos dimos cuenta de la importancia y la dificultad de los visados. Se plantean venir tres meses, irse una semana y volver, pero así no puedes asentar nada. 

J. L. Hortelano: En volumen no te puedes comparar a Londres o Berlín, tienes un hándicap en tamaño y masa. ¿Por qué no podemos coger una startup de Argentina, Perú o Colombia? Es un tema nacional con el que soy escéptico.

I. Marcaide: En EEUU, algunas ciudades como Nueva York se han espabilado mucho y a veces ligan a los emprendedores a una universidad con la intención de empezar a funcionar rápido.

J. L. Hortelano: Hay que mirar toda la oportunidad que se genera en Estados Unidos con la gente a la que están vetando: ingenieros, gente estudiando en universidades top que, posiblemente, si salen no puedan volver, y Canadá se ha propuesto recogerlos a todos. ¿Por qué no lo hace España?

M. Poletti: Sería atractivo que, por ejemplo, los emprendedores no tuvieran que ser autónomos hasta que su empresa facturara 100.000 euros. 

J. Megias: La política fiscal grande es del Estado pero se pueden regular muchas cosas desde aquí.

Paloma Mas (Plug and Play): La estrategia no está tanto en retener talento como en captarlo constantemente y de fuera.

Fernando Marzal (Mobincube): Sí que necesitamos una estrategia pública para que visibilice todo esto y vertebrar. 

S. Mahtani: Todos tenemos la misma problemática y tenemos que juntarnos para que haya una única voz, crear un lobby.

Grandes eventos

J. Megias: Creo que una gran iniciativa fue el ir todos bajo la marca Valencia al 4FYN del Mobile World Congress. El año pasado tuvo un impacto muy potente, no solo para las compañías que fueron, sino para la visibilización de la marca Valencia. Mucha gente preguntaba porque veía que teníamos cosas interesantes.

F. Marzal: Barcelona apostó por el Mobile World Congress. Cuando lo hizo por primera vez era un evento que se hacía en Francia, donde iban solo los operadores, y mira en lo que se ha convertido. Es un punto de visibilidad de Barcelona. 

P. Mas: Hemos tratado mal todos los eventos que han venido de fuera, no se han gestionado bien. Las oportunidades que hemos tenido se han esfumado, tanto grandes como pequeñas. Todo lo que teníamos ya no existe. Los motivos son la quemazón por ser siempre los mismos y el segundo, que se empieza con ayudas muy potentes que se van perdiendo. 

J. Megias: En vez de hacer muchos pequeños eventos deberíamos apostar por uno. Por ejemplo de desarrolladores, si queremos centrarnos ahí, y que nos comprometamos diez años a hacerlo en València. 

Chaume Sánchez (Geekhubs): Nosotros fuimos a Campus Madrid, a Vit Emprende, y nos ayudaron, pero es algo tan descontinuado en el tiempo que no hay una marca sólida que atraiga a perfiles de fuera. Necesitamos que nos dejen espacios sin tener que mendigarlos o con cachés que sean asequibles para una startup o para una pyme. 

S. Mahtani: Tenemos que crear un lobby para que luche por nuestros intereses. 

D. Martínez: Igual es necesario hacer una gran propuesta de un evento y llevarla al Ayuntamiento.   

* Este artículo se publicó originalmente en el número 29 de la revista Plaza

Noticias relacionadas

emprendedores

La Coqueria o como resucitar la 'pizza valenciana' entre los estómagos modernos

Por |  - 

La moda de las food trucks ha creado todo un calendario de festivales de buena cocina que deambulan de ciudad en ciudad. Con el firme propósito de conservar la receta tradicional de les coques de forat de la Marina Alta, Dora Perelló concibió su estrategia de recuperación de la denominada ‘pizza valenciana’ sobre una furgoneta. A sus 55 años, ha logrado rodar un proyecto gastronómico colándose en fiestas de pueblos y festivales

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email