X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

limita el ajuste a los incentivos que cobran los empleados

El Hospital de Dénia cede en la negociación y plantea un recorte salarial mucho más suave

10/08/2016 - 

VALENCIA. Marina Salud ha rebajado significativamente sus aspiraciones en el recorte laboral que va a aplicar a la plantilla. En concreto, la empresa privada que gestiona el Departamento de Salud de Dénia ha renunciado a 6 de los 7 ajustes planteados inicialmente en la "modificación sustancial de condiciones de trabajo" que anunció por sorpresa a finales del pasado mes de julio, según trasladan a Valencia Plaza diversas fuentes conocedoras de la negociación entre la firma y los sindicatos.

En la reunión mantenida este martes con los representantes de los trabajadores Marina Salud anunció que está dispuesta a limitar el recorte sólo a la partida de "incentivos por objetivos" percibidos por los empleados, que asciende en su totalidad a alrededor de 2,7 millones de euros. La intención de la firma es vincular la entrega de estos incentivos "al resultado económico de la empresa" -es decir, que la plantilla no los cobre en caso de que la firma vuelva a tener pérdidas-.

Sin embargo, la empresa también está dispuesta a rebajar el impacto del ajuste en esta partida y, en consecuencia, quedarse por debajo de los 2,7 millones. En concreto, según planteó este martes, propone garantizar el pago del 80% de las cantidades a aquellos empleados que cobran menos de 1.500 euros por objetivos y el 20% del importe a los trabajadores que ingresan más de 1.500 euros por este concepto.

De este modo, el primer colectivo, compuesto por más de 200 profesionales -entre los que se encuentran administrativos, auxiliares de enfermería o celadores- tendrían garantizado el 80% de sus incentivos por objetivos aunque Marina Salud incurriera en pérdidas. Por contra, el segundo grupo, formado por más de 500 profesionales sanitarios de mayor nivel salarial -entre los que se encuentran los médicos, las enfermeras o los directivos- sólo tendrían garantizado el 20% en caso de resultado negativo.

La propuesta, pese a que sigue siendo a todas luces un recorte salarial, rebaja significativamente su ofensiva inicial y fue bien recibido por algunas organizaciones sindicales, que se reunirán este miércoles para debatir la propuesta de la empresa. Como informó este diario, la primera propuesta era lograr un ajuste de al menos 3,2 millones de euros para compensar así las pérdidas de tres millones en las que ha incurrido la mercantil -según la cifras de DKV, dueña del 65% de Marina Salud-.

Seis recortes descartados

Además de la partida de los incentivos, Marina Salud planteó al comienzo otros seis recortes laborales, tales como la "reducción del importe de las guardias de presencia y localizadas", la "supresión del complemento de equiparación" o que la "carrera profesional" en la empresa careciera de "contenido económico".

Los tres restantes eran un "incremento de la jornada de trabajo" hasta las 1.941 horas laborables anuales, la "eliminación de la voluntariedad respecto a la realización de jornada complementaria adicional" y "una reducción a siete días ininterrumpidos del periodo garantizado de vacaciones de junio a septiembre".

La empresa privada impulsó este ajuste en pleno verano y en medio de una tensa disputa por el control del hospital entre Ribera Salud y la Conselleria de Sanidad, que aspira a rescatar la concesión sanitaria.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email