X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

CONSELLERIA DE SANIDAD

El legado de Montón: Mérito, capacidad... y carné del PSOE

El departamento que durante tres años dirigió Carmen Montón se ha convertido en un refugio de políticos socialistas que se han quedado sin empleo, y no es el único problema en materia laboral al que se enfrenta

10/06/2018 - 

 VALÈNCIA.- La nueva ministra de Sanidad, Carmen Montón, encontró durante su etapa de consellera una gran cantera en el PSOE para cubrir cargos de dirección de los departamentos de salud. Desde que empezó la legislatura, los puestos de libre designación convirtieron en espacios en los que distribuir a profesionales vinculados con el partido, ya sea a nivel municipal, autonómico o nacional. Aunque es habitual y lógico que los gobernantes designen a personal de confianza para los puestos clave, varias circunstancias elevaron las decisiones de la consellera a la primera línea del debate sobre los dedazos en puestos que no son políticos sino de gestión, de gestión de nuestra sanidad. 

En el inicio de su mandato, Montón quiso distribuir a su personal de confianza entre los 202 cargos de libre designación repartidos por toda la  administración sanitaria valenciana sustituyendo a los que habían sido nombrados por el PP. Lo cuestionable no es que se cambiaran, sino cómo se cambiaron y, en ocasiones, por quién.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

El punto de inflexión llegó con el nombramiento de Mónica Almiñana, exsenadora del Partido Socialista de Cataluña (PSC), como gerente de La Fe. Se trataba de un nombramiento peculiar: una médico ligada al PSC, que venía de fuera de la Comunitat Valenciana y que además no era funcionaria de la administración valenciana. El nombre de la profesional catalana se desveló junto al de varios gerentes durante el inicio de la legislatura. Montón hizo públicos los nombramientos provisionales, pero vendrían acompañados de una sorpresa días más tarde: se publicaba en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) una convocatoria pública para el cargo de libre designación de gerente de La Fe, puesto para el que ya estaba anunciada Almiñana. 

* Lea el artículo completo en el número de mayo de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email