X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El puente artístico Valencia-Doha

Una de las figuras más poderosas en el mundo del arte se encuentra en la capital de Qatar, es mujer, coleccionista, y fomenta el flujo de artistas de allí hacia aquí y viceversa, veamos cómo

6/10/2015 - 

VALENCIA. Haciendo escala en Madrid, Palma de Mallorca, Roma, Estambul, Zúrich o Múnich se tarda más de nueve horas en cubrir la línea imaginaria que separa ambas ciudades en el mapa, pues no hay vuelo directo entre Valencia y Doha, la capital de Qatar, epicentro turístico y cultural, hogar de una de las figuras femeninas más poderosas en el mundo del arte; una mujer, joven, independiente y arriesgada, ejemplo de lucha por romper el estereotipo de mujer musulmana sumisa que desde la visión occidental sesgada se suele generalizar a todas erróneamente.

Sheikha Mayassa Al Thani, la hermana menor del emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, es una coleccionista nata y lleva varios años fomentando el flujo de compra-venta de arte contemporáneo, así como exposiciones de artistas internacionales en cantidad de centros públicos y privados a fin de convertir Qatar en una potencia cultural.

Tiene 32 años, estudió en Estados Unidos, no para de viajar y ver exposiciones, cría tres hijos a los que inculca el amor por el arte, le encanta el cine, ha trabajado para un par de productoras, su aspecto es elegante pero viste y se comporta como cualquier chica de su edad, nada ostentosa, sí muy risueña, de mirada inteligente y despierta, la revista The Economist la nombró "Mujer más poderosa del mundo" en 2012 y en 2015 Forbes la llama "La reina del arte". Entre su colección encontramos varios Francis Bacon, Andy Warhol, Roy Lichtenstein, Jeff Koons, Los jugadores de cartas de Paul Cezanne (por el que pagó 186 millones de euros), un Damien Hirst (tasado en 119 millones) y una docena de obras de de Mark Rothko cuyo valor económico es de 230,6 millones.

La jequesa del arte está detrás de que se valore especialmente el intercambio de artistas entre diferentes países, poniendo el acento en apoyar lo que considera arte islámico y el diálogo intercultural. Desde aquí Doha es la gran desconocida, sin embargo vamos a descubrir que, lejos de poder comparar las dinámicas del mercado del arte en dos ciudades muy dispares, tienen cosas en común pues en la capital de Qatar viven artistas que se formaron en Bellas Artes en Valencia y, a la vez, sin conocerse unos a otros todavía, hay más que siendo de otras nacionalidades viven y producen en Doha con vistas a exponer próximamente aquí, en Valencia.


Por un lado tenemos a Christto & Andrew, un magnífico dúo de artistas visuales compuesto por Christto Sanz y Andrew Weir que actualmente viven y trabajan en Doha, tomando el imaginario geográfico y cultural de Qatar como modelo para los colores y composiciones de sus fotografías y vídeos, señalando el desarrollo constante y el estado maleable de transformación en que se encuentra dicho país. Han expuesto en el Qatara Art Center en Doha una reciente serie de imágenes fotográficas que abordan la maleabilidad de la identidad y fluctuación entre culturas del Medio Oriente y Occidente. Presentan una estética pop para cuestionar la idea que se tiene del mundo árabe y su cultura bordeando los límites de lo kitsch pero con gusto, con un gusto brillante y exquisito que también está arrasando en centros de arte de Moscú, por ejemplo. Todavía no han tenido una exposición individual en España, tan solo expusieron durante la feria JustMad 2015 en Madrid el pasado mes de febrero en el stand de Espai Tactel, con quienes colaboran y van a exponer en su galería de Valencia, en la barrio de Ruzafa, en 2016.

"Con los galeristas de Espai Tactel nos seguimos durante más de un año vía Instagram, una plataforma de las redes sociales que ha sido significativa para nuestra carrera y que también lo es para otros artistas en estos momentos. Creo que el interés era mutuo por las propuestas que la galería presenta y su por su interés en artistas nuevos no únicamente en Valencia o España pero que de alguna manera tienen relevancia con la línea de la galería. En estos momentos nos encontramos trabajando para un nuevo solo show a principios del próximo año en Valencia, que incluirá los proyectos anteriores que hemos estado presentado desde el 2012 y que será nuestra primera exposición en España asi que estamos super ansiosos de ver el resultado final", apunta Christto Sanz en nombre de ambos, de él y de Andrew.


Le preguntamos por el tiempo que lleva viviendo en Doha, ¿por qué Qatar? Él es de origen puertorriqueño y Andrew sudafricano pero hallaron el éxito y las ganas de emprender en el entorno qatarí, centro de operaciones para exponer en un montón de lugares contando con la visibilidad que les da su intensa actividad en redes sociales. "Andrew lleva 10 años viviendo en Doha y yo 4 años, asi que él ha visto todo el cambio del país prácticamente desde cero y para nosotros ha sido una experiencia esencial para nuestra obra, es la inspiración de los proyectos que estamos trabajando. Poder estar aquí nos da una nueva perspectiva tanto en lo personal como en el arte", explica Christto. "Doha es una ciudad que se encuentra en construcción, todo es muy nuevo todavía y el cambio ha sido muy rápido. En cuanto al arte se escuchan siempre nombres grandes que vienen al país a exponer y grandes adquisiciones en la colección de algunos coleccionistas, pero en cuanto a lo local en estos momentos hay pocas propuestas frescas", añade: "Aunque creo que es un cambio que viene, lento pero hay mucho entusiasmos e interés por educar en cuanto al arte contemporáneo".

El ministro de Cultura de Qatar, Hamad bin Abdulaziz Al Kuwari, al que siempre vemos con traje tradicional, ha visitado las muestras de estos artistas así como las más recientes exposiciones de Johnatan Machado, venezolano que lleva poco más de un año viviendo en Doha y que estudió el Máster de Producción Artística de la Universitat Politécnica de València con Pep Benlloch como tutor en 2010. Vivió aquí del 2008 hasta el 2010, ha regresado en alguna ocasión vacacional, después de barajar vivir en Estados Unidos o Canadá y últimamente planea exponer en Valencia, proyecto del cual aún no aporta detalles porque está por concretar.

En Doha Machado ha encontrado un taller-estudio perfecto y un entorno en el que su colorida y singular obra pictórica se abre paso y se vende muy bien. "El hecho de haber estudiado en la UPV me abrió un horizonte de posibilidades que hasta ese momento no había calculado que el arte me podía brindar. Mis maestros, todos doctores en sus especialidades, me dieron luces para ver un futuro lleno de caminos, donde el arte fungiría como lo primordial. En el tiempo que estudie el máster conseguí la manera de gestionar una modesta galería de arte contemporáneo donde pude aplicar muchas de las cosas que estaba aprendiendo en clases. Galería Espacio nació en la calle Aparisi y Guijarro, justo en la puerta de al lado de la gran galería de Tomas March ya desaparecida y reconvertida en el teatro Espacio Inestable. En este lugar logre hacer un link con la UPV, dándoles a los estudiantes un espacio para exhibir sus propuestas finales, con esto lograba de forma autogestionada llevar el arte que se gestaba en la universidad al público general de la ciudad de Valencia, todos salíamos ganando, sociedad más arte es igual a cultura", afirma.

Aunque dos años parezcan poco, en el tiempo en que Machado vivió en Valencia lo recuerda con mucho cariño: "Por aquel entonces logré exponer no solo en Valencia sino también en Madrid, Barcelona y Alicante. Fue una época donde cada paso me sumergía más y más dentro de lo que amo hacer, y eso es lo que más valoro de Valencia, que siendo inmigrante, un extraño sudamericano, Valencia siempre ha tenido las puertas abiertas para mí. Tanto sus instituciones como sus profesionales, siempre han estado dispuestos a colaborar y desarrollar cualquier proyecto que hasta ahora haya planteado. Otra cosa que valoro muchísimo es las relaciones que forje durante mi estadía, tanto a nivel personal como profesional, eso es lo que siempre me mantendrá apegado a Valencia".

En octubre del 2014 llegó Johnatan Machado a Doha y no le fue difícil entrar en el círculo artístico, a menudo le vemos junto al comisario egipcio Mohamed Abuelnaja o el ministro de Cultura. "Lo que me impulsó a exponer acá es lo mismo que me ha impulsado a exponer en cualquier parte del mundo, soy un comunicador y el arte es mi medio de expresión. Qatar esta ávido de conocer, se están abriendo al mundo y lo están haciendo por medio de la cultura. Tengo que reconocer que están, a los ojos de un occidental, en una etapa muy temprana en cuanto a la producción de arte contemporáneo se refiere, aunque sí existen grandes artistas qataríes como Yusef Ahmad, que han expuesto en todo el mundo con un trabajo plástico contemporáneo".

Durante 2015 ha expuesto en varias exposiciones en Katara Cultural Village. Se trata del centro neurálgico del arte en Qatar. "Aquí se encuentran muchos institutos y centros de arte repartidos en varios edificios. Yo he expuesto en varios de ellos, uno es el Visual Art Center donde el Curador egipcio Mohamed Abuelnaja me invito a participar en el I Simposio Internacional de Escritura Contemporáneo en el 2014 y en el II International Mini Art Exhbition este año. También expuse en Katara Art Center con los miembros de International Artist of Doha. En otra de las galerías participé en la muestra From Qatar en el Fine Art Socity Center. También tuve la oportunidad de hacer una residencia de artista de dos meses en Katara Artist Studio donde al final cree mi última serie inspirado en las telas hechas por los beduinos", dice Machado, para cuya carrera profesional Qatar ha sido una gran experiencia, "igual que en Valencia, todos me han abierto las puertas y están dispuestos a colaborar en cuanto a cultura se refiera. Me he sentido apoyado y de verdad se ve reflejado en mi trabajo", apostilla.

Además de su faceta de artista, que es la principal que desempeña, también ha trabajado como gestor cultural coordinando muestras en calidad de comisario, por ejemplo Kaleidoscope, una exposición colectiva y Everyday Surrealisim una individual del artista mejicano Juan Miguel Ramírez, las dos exposiciones en el Katara Art Center. "Ahora mismo estoy preparando mi individual para fin de año y Qatar Foundation, la institución mas importante de Qatar, me aceptó unas propuestas para dictar unos cursos de pintura", es testimonio de Johnatan Machado, para quien Doha y Valencia han supuesto el emerger de su carrera y que sigue en constante comunicación con ambas ciudades, desde su afincamiento en Qatar.

Cabe, vistos estos ejemplos, con la particularidad de quién mueve los hilos y la expectación que genera la idea de posibles sinergias entre aquí y allí, plantearse realizar una visita sin prejuicios a la capital qatarí si se quiere estar al tanto de lo que ocurre en los recodos no tan recónditos y sí aparentemente prósperos del complejo entramado internacional del arte contemporáneo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email