X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

exposición en la nau

Érase un hombre pegado a una cámara: la València de ‘El Flaco’

12/05/2017 - 

VALÈNCIA. La caja de los recuerdos del fotoperiodista José García Poveda, El Flaco, se ha abierto para desvelar una València conocida y familiar no apta para “amuermados”. La exposición, organizada por la Universitat de València y que se podrá ver en la Sala Acadèmia del Centre Cultural La Nau, comprende el paisaje urbano de València desde la década de los 80 hasta más allá del 2004, y se articula en cuatro secciones: Cultura, Política, Noche y Ciudad. “Un hombre pegado a una cámara”. Así definió el vicerrector de Cultura e Igualdad, Antonio Ariño, al fotoperiodista durante la presentación de la muestra, una idea que “tenía que hacer realidad” desde que produjera para el MuVIM (Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat) una exposición sobre su visión de La Habana.

“Pensé entonces en hacer una exposición sobre mi ciudad y su gente, en realizar un homenaje a Valencia que me acogió con los brazos abiertos y para ello he seleccionado lo más significativo de mi archivo analógico a lo largo de tres décadas”, indicó García Poveda. Como si se tratara del juego ‘Quién es quién’, uno puede pasar horas delante de las numerosas imágenes que ocupan los muros de la sala adivinando quiénes son los personajes retratados. Como todo juego, el nivel de dificultad dependerá del jugador. La del Flaco es más una vuelta que una llegada a la universidad pues la ubicación de la exposición está dotada de un simbolismo especial para él, ya que en este espacio -ahora convertido en centro cultural-, comenzó los estudios de Economía en 1969.

Foto: ESTRELLA JOVER.

Precisamente, también el Claustro del Centre Cultural La Nau aparece, de modo reiterado en las imágenes y se convierte en el escenario emblemático de retratos de: Joan Fuster, Mario Benedetti, Jesús Martínez Guerricabeitia, Vicent Ventura, Ernest Lluch, José Luis Sampedro, Doro Balaguer, Enric Valor, Paco Bascuñán, Pilar Miró, Gonzalo Suárez, Josep Piera, Joan Romero, Ciprià Císcar, Antonio Ariño, Alfons Cervera… Personalidades que participaron firmemente en la construcción del paisaje político y sociocultural que vivimos hoy. “En los años 80 y 90 saliamos de una fuerte dictadura […] La cultura estaba en la calle”, explicó García Poveda, quien reivindica el carácter “personal y subjetivo” de una muestra que no deja de ser una mirada única sobre la València de las últimas décadas.

Ocupa un lugar destacado de la muestra la foto del ciclista Yo contamino (1983), la primera de una larga lista, una imagen publicada por el diario Levante tras ser seleccionada tras un concurso que le valió 2.000 pesetas. “Yo contamino amistad, alegría y paz”, reza el cartel del ciclista fotografiado. Pues casi como el Flaco. La larga lista de personajes capturados por su cámara supone un retrato personal pero bien amplío del ámbito social, cultural y político de la ciudad, todos ellos importantes por distintos motivos. “A algunos les tengo cariño, a otros no les puedo ni ver”. La lista pasa por Blanquita, Ovidi Montllor, Pepe Rubianes, Rosita Amores, y también Alicia Alonso, José Saramago, Umberto Eco, Catherine Deneuve, Rafael Alberti, Vicent Andrés Estellés, Juan Gil Albert, Matilde Salvador, Mstislav Rostropovich, Rudolf Nuréyef, Nuria Espert, Luis García Berlanga, Manuel Vázquez Montalbán, Emma Cohen, Ricardo Muñoz Suay, Almudena Grandes, Eduardo Arroyo, Carlos Pérez, Anzo, Ramón Gaya, Mariscal, Manuel Hernández Mompó, Monjalés, Michavila, Cualladó, Carmen Calvo, Jarque, Alfaro, Vicente Todolí, Dávila, Rafael Chirbes, Ricardo Pérez Casado, Manuela Carmena o Tomás y Valiente, entre otros.

Foto: ESTRELLA JOVER.

Si las personas son importantes, y son el centro de La València del Flaco, también lo son los lugares. Como cronista de la ciudad captura en sus imágenes locales emblemáticos de día (Los Madriles, Nácher, Lotería Bello, Casa Montaña, Futurama) y de la noche (La Marxa, La Torna, Cabaret Pachá, Café Malvarrosa) así como los colectivos sociales, las manifestaciones y huelgas. 'El Flaco' inició su andadura fotográfica cuando la sociedad despertaba de la dictadura, en la década de los 80, para ilustrar "la evolución de una ciudad". En un principio, compaginaba la fotografía con otras actividades hasta que se dedicó por completo a esta profesión que ejerció para medios, como 'Levante' y que actualmente realiza para la cartelera 'Turia'. Su maestro fue el también fotógrafo valenciano Paco Jarque quien le inició "con mucha paciencia" en esta profesión.

La muestra le ha servido para "revivir aquel tiempo" y las "historias que hay detrás de cada foto". Puesto que es un autodidacta, Poveda ha señalado que lo poco que sabe lo aprendió en el cuarto rojo que aparece en la exposición dentro de una pequeña sección dedicada a sus recuerdos más personales. El proyecto expositivo se completa con un catálogo con textos de Carmen Alborch, Alfons Cervera, Carles Gámez, Javier de Lucas y Abelardo Muñoz, en los que se aborda desde aspectos políticos, sociales y culturales, a un acercamiento más personal al autor y a la repercusión de sus imágenes en nuestros días.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email