X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La partida para salarios, la que más sube en cultura

La Diputación mantiene estable el presupuesto del MuVIM para 2018 en pleno 'huracán IVAM' 

7/12/2017 - 

VALÈNCIA. Exactamente 8.028,6 euros. Esta será la –pequeña- diferencia entre el presupuesto del Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (MuVIM) de 2017 y el de 2018, un montante que se mantendrá estable de cara al nuevo año, un nuevo curso que se prevé movidito para el museo. Así se desprende del proyecto de Presupuesto de la Diputació de València, presentado esta semana por el diputado de Hacienda, Toni Gaspar, y que se aprobará en el pleno del 19 de diciembre, antes de Navidad. De esta forma, la partida destinada al museo dirigido por Rafa Company pasaría de 1.119.435,4 euros a 1.122.606,4 euros, montante que solo se refiere a la actividad propiamente dicha del contenedor cultural y no incluye partidas como la limpieza o los salarios de los trabajadores, que suponen en última instancia más de la mitad del presupuesto global del museo, un montante que la Diputación no presenta desglosado por espacios expositivos –MuVIM, Museu d’Etnologia y Museu de Prehistòria-.

El imposible no tener en cuenta, cuando uno habla del futuro del MuVIM, la batalla que libra actualmente con el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), que quiere convertir al museo provincial en subsede de cara a su treinta aniversario. Esto es: en febrero de 2019. Con el proyecto “en fase de idea”, según el museo dirigido por José Miguel G. Cortés, y con la total oposición del director del MuVIM, será en los próximos meses cuando se disipen las dudas en torno a un proyecto sobre el que ni siquiera la conselleria de Cultura ha querido ser tajante. “Cualquier cambio en el panorama actual no significará nunca una disminución de la oferta de calidad, sino una mejora para la ciudadanía y para la cultura valenciana”, declaraban desde el gobierno autonómico tras semanas de bronca entre un museo y otro.

Con esto, el MuVIM se enfrenta ahora a un ejercicio decisivo, por decisión propia y ajena, un año en el que económicamente contará con un presupuesto prácticamente idéntico al de 2017 y en el que, previsiblemente, se jugará gran parte de su futuro en las salas de exposición y, también, en los despachos donde se sigue debatiendo sobre el futuro del contenedor cultural. De este 1,12 millones de euros de presupuesto para el próximo ejercicio, las principales partidas son 600.000 euros para estudios y trabajos técnico, 201.000 euros para otros trabajos realizados por empresas y profesionales, 50.000 euros para actividades culturales o 40.000 euros para conferencias y cursos. Cabe destacar que el apartado de gestión cultural y museística, que incluye los sueldos de los espacios expositivos gestionados por la Diputación, suma más de 8 millones de euros, siendo la partida que más sube en comparación con el resto, pues en 2017 alcanzaba los 5.5 millones de euros.

Con una tendencia al alza, también los otros dos museos gestionados por la Diputación de Valencia gozarán de un mayor presupuesto de acuerdo con el proyecto presentado por el diputado Toni Gaspar. De esta forma, y aún pendiente de la aprobación definitiva del próximo martes, el Museu de Prehistòria aumentará su presupuesto en 45.000 euros alcanzando los 790.000 euros, siendo las principales inversiones 346.200 euros como inversión de reposición asociada al funcionamiento de los servicios mobiliarios, hasta 267.000 euros para estudios y trabajos técnicos o 102.000 euros para actividades.

Será el Museu d’Etnologia el que viva un aumento más goloso en comparación con sus dos museos hermanos. De esta forma, el contendor cultural pasaría de 679.000 euros a 887.000 euros en tan solo un año siendo el apartado de estudios y trabajos técnicos el que se ‘come’ la mitad de presupuesto para al museo –recordamos, sin contar los salarios del personal- con 478.000 euros. Otras de las partidas destacables son los 102.000 euros que como el Museu de Prehistòria destinará a actividades o los 95.000 euros para convenios con ayuntamientos.

Baja el Escalante

Por lo que respecta a los teatros de la Diputación de València, la marca ‘Teatro Escalante’ será uno de los pocos espacios que vean su partida disminuir, aunque levemente. A la espera de encontrar una sede definitiva que acoja las propuestas del teatro provincial -aunque la administración ya apuntó a Espai Moma como “primera opción”-, tras abandonar su espacio original por las deficiencias estructurales del mismo que obligaron a cerrarlo en 2016, el proyecto continuará andando con un presupuesto similar al de 2017. De esta forma, el Escalante pasaría a gestionar el año que viene una partida de 1.187.421,54 euros frente a los 1.129.263,47 euros con los que contaron en los presupuestos de 2017.

Propiedad de la Diputación aunque gestionado por Teatres de la Generalitat Valenciana, el Teatro Principal contará con idéntica partida con respecto a este año por parte de la administración provincial: 329.000 euros. Por su parte, la Institució Alfons el Magnànim-Centre Valencià d'Estudis i d'Investigació repetiría presupuesto con 617.900 euros del mismo modo en que el servicio de normalización lingüística sumará 322.000 euros, como en 2017, mientras que la partida para difusión y fomento de las actividades musicales pasará de 2,89 a 2,69 millones

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email