X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de octubre y se habla de Marina d'Or RTVV obinesa congreso pspv
GRUPO PLAZA

la firma, desprovista de sus mejores activos, camina hacia la liquidación

La valenciana TSB entra en concurso ante la caída de la inversión pública en tecnología sanitaria

20/03/2017 - 

VALÈNCIA. La empresa valenciana Tecnológicas para la Salud y el Bienestar (TSB) ha entrado en concurso de acreedores y se prepara para su liquidación. La firma presentó la solicitud voluntaria de concurso el pasado 26 de enero ante "la caída drástica de la inversión del sector público en las tecnologías sanitaria desde 2015, que han supuesto la principal fuente de ingresos de TSB desde la creación de la sociedad", según explican fuentes de la propia mercantil.

Tal circunstancia, agravada desde el primer semestre de 2016, llevó a la compañía "a una situación en la que los administradores han querido salvaguardar al máximo los intereses de sus trabajadores y de sus proveedores en un proceso de cierre de actividades ordenado", según añaden las mismas fuentes.

TSB es una empresa creada por un grupo de investigadores de la UPV en 2008 y dedicada desde entonces al desarrollo de tecnologías y soluciones en el sector de las tecnologías sanitarias y el bienestar social. Entre los hitos más importantes de la sociedad se encuentra la creación en 2012 de la start up Mysphera para el lanzamiento al mercado nacional y internacional de la tecnología de los sistemas de localización en tiempo real en entornos hospitalarios. En la segunda ronda de capitalización de esta enseña TSB ejecutó su salida vendiendo sus participaciones a los inversores.

El segundo hito de TSB fue la venta de su tecnología de gestión de enfermos crónicos a la empresa multinacional Air Liquide Healthcare en 2015, en cuyo desarrollo había invertido cinco años para su desarrollo y validación clínica.

El tercero sería la adquisición, aceleración del negocio y venta de Biosequence a un laboratorio internacional. Se trata de una empresa del sector biotecnología dedicada al análisis genómico en tumores sólidos y líquidos.

Largos tiempos de maduración de la innovación

En paralelo, TSB no podía superar los largos tiempos de maduración de la innovación en el sector de la salud, agravados por la caída drástica de la inversión en innovación en el sector sanitario en España y también en la Comunitat Valenciana, una inversión que en parte era la que mantenía el negocio recurrente de TSB y que le permitía invertir en I+D a más largo plazo.

Durante 2016 TSB fue reduciendo su plantilla de ingenieros, que fueron colocándose en otras empresas del sector a medida que la actividad se reducía para evitar situaciones de desempleo. También se fue desprendiendo de sus inversiones en compañías para contar con recursos económicos con los que hacer frente a sus compromisos, vendiendo CHS a Air Liquide, Biosequence a la empresa OncoDNA de Bélgica y traspasando la totalidad de sus participaciones en Mysphera a inversores en el marco de la segunda ronda de ampliación de capital de esta empresa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email