X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

inauguración del espacio cultural

Lo que la "polémica" de Miró en La base no te deja ver de Miró en La base

26/09/2018 - 

VALÈNCIA. Esculturas que, inspiradas en representaciones grecolatinas, muestran a personajes practicando sexo; manifestaciones a favor de la independencia de Catalunya o las protestas estudiantiles que se aglutinan bajo el nombre de ‘Primavera valenciana’. Estas son algunas de las cuestiones que han despertado -y despertarán- la “polémica” en torno a la exposición con la que el artista Antoni Miró (Alcoi, 1944) inaugura La base, el nuevo espacio cultural de La Marina. “¿2.500 años después seguimos así?”, se preguntaba el autor al respecto de las esculturas que ocupan la parte exterior de la antigua base del Alinghi y que han generado un supuesto furor por estar expuestas al aire libre. “La gente que se entretiene discutiendo que si se ve no sé qué... para empezar la escultura no tiene movimiento, así que es muy difícil que se pueda masturbar [...] Quizá se han sacado las cosas un poco de quicio. No hay para tanto. Lo que se critican son bobadas”, incidía Miró en referencia a los comentarios vertidos sobre la muestra. “Eso hará que la exposición sea más visitada”, bromeó tras ser preguntado por las quejas. 

Hasta aquí la “polémica”, ¿y ahora qué? Fue en 2012 cuando el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) le dedicó una extensa retrospectiva, en la que se pudieron ver algunas de las obras expuestas hoy en La base, un nuevo recorrido por la producción del alicantino que, curiosamente, tenía otro título pensado para el proyecto: Puentes entre la erótica y la política. Al final se ha quedado con Antoni Miró a La base. Vaya. El primer título hace referencia a la ecléctica selección de piezas que componen el proyecto, divididas en distintas series. Entre ellas Suite Havana y Nus i nues, un espacio no apto para pudorosos que viaja desde la intimidad del desnudo crudo al espectáculo de su uso como reclamo político, envuelto en la Senyera catalana; que convive con Costeres i ponts, una serie en la que el cuerpo humano cede todo el protagonismo al cuerpo arquitectónico, representando y reimaginando algunos de los rincones del Alcoi que habita el autor. 

Foto: ESTRELLA JOVER.

Es en Mani-festa donde se puede observar la representación explícita de movimientos sociales y políticos -si es que estos se pueden separar-, con representaciones tan recientes como las manifestación vinculada a la histórica huelga feminista del 8M. "Política es todo. Franco no dejaba que se juntarán más de dos o tres. Yo creo todo lo contrario, la gente se tiene que juntar, cuanto más mejor. Discutir y hablar y, también, criticar. Eso es bueno", indicó Miró al respecto. “Es un pintor comprometido”, expresó por su parte Nèstor Novell, coordinador de la exposición, quien también estuvo acompañado durante la inauguración por Fernando Castro, comisario, y Vicent Llorens, director general del Consorci València 2007. Fue este último quien incidió en la puesta en marcha de un espacio que "prime la libertad de expresión y la creatividad”, al tiempo que expresó que aceptaron “sin dudar” cuando desde Presidencia de la Generalitat Valenciana les ofrecieron inaugurar La base con esta exposición, que entrelaza la “problemática social y política pero también sensual”.

Es en esta sección donde se presentan piezas que representan manifestaciones a favor de la independencia de Catalunya; cargas policiales en España, Roma o México; protestas en València contra los recortes en Sanidad y Educación; el movimiento indignado en la Puerta del Sol; la primavera árabe, etc. “Yo no invento nada, es testimonio de lo que hay”, declaró Miró, mientras que el comisario Fernando Castro lamentó que “estamos en un momento de clara recesión de las libertades estético-artísticas”. La muestra en el interior de La base se completa con Personatges, una serie de retratos a personajes célebres de la cultura o la política -”progresista y de izquierda”, matizó el comisario- tales como Manuel Sanchis Guarner, Joan Fuster, Joan Salvat i Papasseit, Mercè Marçal, Federico García Lorca, Sol Picó, Maria del Mar Bonet o Fidel Castro, entre otros tantos. Son las esculturas exteriores, Suite erótica grega, las que ponen punto y final a la exposición, piezas que obtendrán récord de selfies, bromeó Fernando Castro durante la presentación. 

"Antoni Miró es un artista que despliega una impresionante 'crónica de la realidad', indudablemente comprometido y apasionado, partiendo siempre de les seues bases", explica el comisario en su texto para el catálogo editado con motivo de la exposición. Vinculado a Equipo Crónica o Equipo Realidad (aunque con cierta distancia), fue en el Grup Alcoiart donde Miró se desvirgó artísticamente, poniendo las primeras piedras de una trayectoria que lo situaría en el realismo social y pinceladas de pop. "Mi obra tiene un componente pop, pero realmente es un realismo social un poco distinto. El pop tiende más a la simplificación, a las tintas planas, mientras que lo mío está un poco más elaborado, con luces y sombras, muy realista... Lo que demuestra que llevo muchos años pintando y uno acaba aprendiendo [ríe]". 

La base, un espacio "flexible"

La muestra se convierte en el primer proyecto expositivo que acoge La base, el nuevo espacio cultural de La Marina. Ubicado en la antigua base del Alinghi y con una superficie de aproximadamente 1.900 metros cuadrados, el espacio acogerá parte de la programación cultural que hasta el momento ya se venía realizando el complejo, con actividades vinculadas a la cultura, la innovación o el urbanismo. Uno de los ejemplos son las charlas bajo la marca Living Lab, que tuvieron lugar en la primera mitad del año, espacios para el debate en el que se puso en el centro de la conversación la relación entre la ciudad, el diseño o las nuevas creaciones. De esta forma, además de las actividades vinculadas a la muestra de Miró, próximamente tendrá lugar una jornada de debate sobre la definición de espacios públicos.

Foto: ESTRELLA JOVER.

En el aspecto expositivo, como en el caso de Antoni Miró, habrán de vincularse a otras instituciones -bien que formen parte del Consorcio; bien externas-, pues La Marina no cuenta con colección de arte. En este sentido, Vicent Llorens apuntó que ya se está trabajando sobre dos exposiciones, siendo improbable que la sustituta de Miró ocupe todo el espacio disponible en La base. “No habrás más artistas como Toni Miró capaces de ocupar todo el espacio”, expresó el director general del Consorci València 2007. Apodado como “espacio de agitación”, se plantea La base como un lugar “flexible” por lo que respecta a la programación, pues la basará en una doble vía: las propias actividades generadas desde La Marina que por espíritu tengan coherencia con el centro y aquellas creadas en colaboración con otras instituciones, como es el caso de la exposición de Antoni Miró. 


Para saber más

...

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email