X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

de Bellas artes al centre del carme

Manos a la obra: las cuentas pendientes y urgencias de Cultura con sus contenedores

4/08/2017 - 

VALÈNCIA. En los últimos años es probable que se hayan cansado de escuchar que lo importante el contenido y no el contenedor, que más vale una programación jugosa que un cascarón vacío. Sin embargo, no es menos cierto que los espacios culturales valencianos requieren de intervenciones entre urgentes y más que necesarias. El Teatro Principal, el Escalante, el Centre del Carme, el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), el Museu de Belles Arts de València… la lista de trabajos pendientes engrosa con proyectos con los que, en el mejor de los casos, se espera sacar brillo a los espacios de la Comunitat y, en otros, resolver problemas que se han pospuesto mucho tiempo. Este último es el caso de Teatro Principal en el que, más que sacar brillo, se trata de intervenciones menos glamurosas pero muy necesarias: la limpieza y acondicionamiento de la fachada y la cubierta para tapar grietas y evitar filtraciones. Con una inversión de 900.000 euros, será la Diputación de Valencia la que asumirá los costes de la reforma.

“Hay una serie de deficiencias y patologías urgentes que, aunque no afectan a la estructura, que está en perfecto estado, urge reparar porque se habían ido posponiendo, y la intención es evitar el deterioro de las instalaciones y darle esplendor al teatro”, reconoció Jorge Rodríguez, presidente de la Diputación, al respecto dela situación del teatro. “Se actuará en zonas prioritarias del inmueble como la cubierta y la fachada, en concreto para limpiar y solucionar los problemas de grietas, desconchados y goteras”, añadió Pepe Ruiz, diputado de Administración General y Patrimonio. En paralelo, se invertirán otros 50.000 euros para restaurar tres escaleras en el interior del teatro, que se irán acondicionando por fases y permanecerán cerradas durante la intervención por cuestiones de seguridad. En cualquier caso, no será hasta la primavera del próximo año, tal y como indicaron desde el área de Administración General, cuando se comiencen las obras, una vez finalizados los trámites administrativos, con lo que se espera que los trabajos finalicen a mediados de 2019, coincidiendo con el fin de legislatura.

Con el Principal de València en la mente de la Diputación, es el teatro Escalente el que mayores dolores de cabeza ha dado a la institución. Y no es para menos. Cerrado en 2016, tras detectar fallos estructurales en la sala, la solución a sus problemas se plantea cada vez más tardía. “La solución a que nos vemos abocadas es muy drástica y supone un golpe especialmente duro para la Delegación de Teatros”, reconocieron sus responsables el pasado mes de octubre, un cierre que se daba en pleno inicio de temporada y a apenas doce días del estreno de la producción de 'Les Aventures de T. Sawyer'. Tras más de treinta años de actividad continuada, el teatro tuvo que abrir la programación de su nueva temporada en el Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (MuVIM) de forma puntual, cuya práctica totalidad fue asumida en última instancia por el Teatre el Musical (TEM), gestionado por el Ayuntamiento de València. Tras un año de ‘tour’, el regreso parece cada vez más lejano, pues el nuevo curso tampoco les devolverá a su sede original.

De esta forma, será el Teatro Martín i Soler en el Palau de les Arts Reina Sofía el que acoja la primera parte de la temporada 2017-2018 del Escalante, un recorrido que se iniciará en octubre con 'Arturo y Clementina' de Titiritrán Teatro y que finalizará el 21 de diciembre. Con los trabajos de rehabilitación todavía sin fecha en el calendario de la institución, la programación bajo la marca ‘Escalante’ –que no desaparecerá- seguirá girando por distintos contenedores culturales, estando todavía por confirmar cuál acogerá los espectáculos previstos para el primer trimestre de 2018. Con las obras planteadas en un futuro más bien lejano, ahora toca buscar un sede alternativa estable que tome el relevo a Les Arts a partir de enero, un nuevo espacio en el que el Escalante estrenará sus nuevas producciones creadas por OtraDanza, que presentará en enero 'Pi', y el Pont Flotant, que pondrá en escena en marzo 'Les 7 diferències'.

Jardín para el IVAM; cafetería para el Centre del Carme     

“Lo más pronto posible”. Por el momento, la ejecución del jardín de las esculturas del IVAM –ahora llamado Pati Obert- es una cuestión de fe. Tras retrasar los trabajos hasta en tres ocasiones desde el inicio de la legislatura, el director de la pinacoteca, José Miguel G. Cortés; el alcalde de València, Joan Ribó; y el conseller de Cultura, Vicent Marzà, presentaron en rueda de prensa de nuevo el proyecto, aunque sin novedades. Se espera, eso sí, que las obras se ejecuten este año, tal y como estaba previsto en los presupuestos anuales, un proyecto que supone la segunda opción para el malogrado solar tras quedar aparcada la ampliación del museo diseñada en 2003 por el estudio japonés SANAA.  Aparte de eliminar las vallas que rodean el solar y de acondicionarlo como jardín, una de las actuaciones consistirá en derribar el muro que hay actualmente entre el IVAM y la Beneficencia para unir el barrio con la ronda interior, un jardín que sumará esculturas de Andreu Alfaro, Ramón de Soto, Per Kirkeby, Miquel Navarro y Vicente Ortí.

También el Centre del Carme, sede del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana (CMCV), está pendiente de un proyecto que, como en el caso del IVAM, tendrá un efecto directo en su actividad. Tal y como está previsto en el Plan de Inversiones en Patrimonio Cultural (PIPCV) se prevé que en los próximos meses se liciten las obras para acometer la rehabilitación de la degradada Escuela de Artes y Oficios y el claustro renacentista. El propio José Luis Pérez Pont alarmó sobre el "estado de ruina extrema" de la antigua escuela, diez aulas para las que no se prevé un proyecto expositivo, sino un espacio de autogestión, para asociaciones e iniciativas de grupos, talleres y jornadas. Por lo pronto, se han realizado los estudios previos y análisis de criterios de intervención tanto en el claustro como en la antigua escuela y en estos momentos se están preparando los pliegos para la contratación de la redacción del proyecto, previsto para 2018.

De igual forma, tal y como avanzó Cultur Plaza, está previsto acondicionar una de las salas del Centre del Carme para albergar una cafetería, con lo que el museo contará con oferta de restauración, tal y como sucede en otros como el Museu de Belles Arts, el IVAM o el MuVIM. Fue antes de verano cuando el organismo aprovechó el desmontaje de la exposición de la Fundación Caja Mediterráneo, Discursos premeditados, para levantar un tabique en la sala Carlos Pérez, reservando tres de las cuatro naves de las que consta para exposiciones y la restante –de unos 100 metros cuadrados- para la futura cafetería del Centre del Carme.

También el Museu de Belles Arts de València están pendiente de unos trabajos con los que poner en valor no solo el interior de la segunda pinacoteca de España, sino también el entorno de la misma. Finiquitada la quinta fase de remodelación del museo y tras aprobar la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia la modificación del Plan Especial de Protección del BIC, Bien de Interés Cultural (PEPEBIC) del Museo de Bellas Artes, cuyas obras de urbanización del entorno ya han concluido, llegará un nuevo paso para el centro. “Hemos conseguido que el Ministerio de Cultura acepte la eliminación del antiguo muro que no será sustituido por otro", indicó la portavoz del gobierno municipal, Sandra Gómez. De esta forma, toda la parte trasera del edificio que alberga el museo quedará como un espacio diáfano, conectado con los Jardínes del Real (Viveros), lugar en él se procederá a la urbanización de una plaza.

‘Recuperamos patrimonio’

Fue en el Seminari de Govern de Sagunt cuando Cultura se fijó como único objetivo para el primer semestre de 2017 la puesta en marcha del Plan de Inversiones en Patrimonio Cultural (PIPCV), que supone el reparto de los cuatro millones de euros ya asignados en el presupuesto anual para tal efecto. El objetivo está parcialmente alcanzado, con varias de las obras ejecutadas, otras en marcha y otro bloque por llegar. Dividido en ocho programas, tres de ellos se pondrán en marcha en 2018, habiéndose llevado a cabo, es en ‘Recuperamos patrimonio’ donde se programan las intervenciones en espacios en riesgo de desaparición o de sufrir pérdidas irreparables. Entre las actuaciones realizadas se cuenta el apuntalamiento de la torre de Biar y la intervención en la ermita del cementerio de la Jana, mientras que está en ejecución la rehabilitación del palacio de los Bellvís de Benisuera y en proceso de tramitación la actuación en la iglesia Purísima Concepción de la Vall de Almonacid, la intervención de la torre de Morella, la consolidación de la muralla del castillo de Aín, la consolidación estructural de la torre de Godelleta y la reparación de la cornisa de la iglesia San Miguel Arcángel de Canet lo Roig.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email