X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Ignacio martinavarro ferrer, nuevo administrador de ares proyecto beta

Martinavarro se alía con Atitlan para invertir en el PAI de la Fórmula 1 de València

22/08/2017 - 

VALÈNCIA. De la naranja al ladrillo. La familia Martinavarro forma parte de la alianza empresarial -liderada por el grupo inversor Atitlan- que se ha adjudicado 100.000 metros cuadrados en el PAI del Grao, en concreto los que pertenecían a la concursada Acinelav Inversiones 2006.

El Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) confirmaba este lunes el rumor que circula hace semanas en el sector inmobiliario valenciano: el grupo citrícola castellonense, que posee una importante liquidez para diversificar su negocio tras haber ingresado 187 millones de euros, es uno de los compañeros de viaje de la firma de Aritza Rodero y Roberto Centeno -yerno de Juan Roig-.

El movimiento empresarial se ha producido en la sociedad de Atitlan Ares Proyecto Beta SL. Dicha firma ha perdido su carácter de unipersonalidad para dar entrada en su consejo de administración a Ignacio Martinavarro Ferrer en representación de la mercantil Geobuild SL, tal y como informa este martes Levante-EMV.

Atitlan, como reveló Valencia Plaza, lidera la alianza empresarial que se adjudicó los activos de Acinelav ubicados junto al circuito urbano de Fórmula 1. Se trata de alrededor de 100.000 metros cuadrados del PAI del Grao de València, la mayor superficie por urbanizar junto a la costa del núcleo urbano de la ciudad.

La compañía, que contó con la asesoría de la consultora Urban Input, radicada en Barcelona, no concretó el importe que el consorcio pagará por los activos. No obstante, se estima que la cifra se mueva en la horquilla en la que pujaron todos los ofertantes menos los dos primeros -algo menos de 30 millones de euros-.

Los metros cuadrados que se ha adjudicado la alianza empresarial representan alrededor de un tercio del PAI del Grao. El resto del suelo se encuentra en manos de la administración pública y de particulares, un escenario que augura un más que complejo proceso para su urbanización. Máxime cuando la Generalitat, como informó este periódico, mantiene su firme propósito de cobrar a los promotores los 40 millones de euros que costó el trazado del circuito urbano -una controvertida carga impuesta sobre los terrenos en tiempos de Francisco Camps-.

Las últimas cuentas depositadas por Acinelav Inversiones en el Registro Mercantil, correspondientes al ejercicio 2012, cifraban el valor de los terrenos en 280 millones de euros, todo tras sufrir un deterioro de 39,9 millones respecto a un valor inicial de 319,9 millones de euros.

Los propietarios iniciales de Acinelav, que se fue al traste durante la crisis, eran -de mayor a menor- Bankia Habitat, Pavasal, Construcciones Valencia Constitución, Kiraly Desarrollos Inmobiliarios (participada por Gesfesa) y el constructor Salvador Vila, según recoge el Registro Mercantil. La participación de Bankia acabó en manos de la Sareb con la reestructuración bancaria; y la del resto, controlada por la banca acreedora tras ser declarada su insolvencia en 2011.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email