X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

España otorgó en 2017 un total de 626 estatutos de refugiado 

No todos los migrantes del 'Aquarius' podrán tener un estatuto de refugiado

13/06/2018 - 

VALÈNCIA. (EP). El Gobierno autorizará la entrada en España de los 630 inmigrantes y refugiados del buque 'Aquarius' por razones humanitarias, a pesar de que muchos no reúnan los requisitos de entrada establecidos por la ley de Extranjería. Además, el Ejecutivo garantizará el acceso al procedimiento de asilo --o protección internacional-- de todos los que desembarcarán este sábado en el puerto de València.

Si se admite su petición de asilo, se procederá a confirmar si son merecedoras de recibir el estatuto de refugiado, beneficiarse de protección subsidiaria, o bien, optar a otras formas de protección previstas en la legislación, como la autorización de residencia temporal por razones humanitarias.

Prudencia desde el Gobierno

Desde el Ejecutivo, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, aseguró que el Gobierno de Pedro Sánchez "no descarta" otorgar el estatuto de refugiado a los 630 migrantes que viajan hacia València en el barco Aquarius, aunque pide "prudencia".

"Se tendría que analizar caso por caso, no son refugiados porque sí", ha subrayado a Europa Press la coordinadora estatal del servicio jurídico de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Paloma Favieres, que ha asegurado que no existe ningún precedente de concesión del estatus de refugiado de manera masiva sin identificación individualizada previa.

"Lo normal sería que se les autorice la entrada por razones humanitarias previstas en la ley de Extranjería para no aplicar procedimientos de devolución, garantizar el acceso al procedimiento de asilo y luego, que el Ministerio del Interior haga el estudio de los casos individuales, sus necesidades, así como las circunstancias de su país de origen", ha agregado.

La convención de ginebra enumera las causas de refugio

Según ha explicado, para recibir el estatus de refugiado la persona debe cumplir con los requisitos que establece la ley de asilo 12/2009 y la Convención de Ginebra sobre el estatuto de los refugiados firmada por España. Los último datos oficiales del Ejecutivo de Mariano Rajoy a los que ha accedido Europa Press reflejan que se otorgaron un total de 626 estatutos de asilo en todo 2017.

La condición de refugiado, según establece dicho convenido internacional, la recibe una personas que "debido a un miedo fundado de ser perseguido por razones de raza, religión, nacionalidad, membresía de un grupo social o de opinión política en particular" no pueden retornar a su país de origen.

 

Otras vías: protección subsidiaria o razones humanitarias

Las personas que huyen de un conflicto bélico pueden obtener la protección subsidiaria. En 2017, 4.126 expedientes tuvieron una resolución favorable a la protección subsidiaria, principalmente personas procedentes de Siria (3.347), de acuerdo a los datos oficiales.

Para aquellas personas en las que no concurre ninguno de los anteriores motivos, existe una tercera vía de protección, que es la que se basa en razones humanitarias. Los requisitos para aspirar a tenerla es haber sido, por ejemplo, víctima de trata con fines de explotación sexual, o por tener enfermedades que requieren tratamiento en España y no accesible en su país de origen.

Solicitud por escrito al desembarcar en València

A excepción de los menores extranjeros no acompañados (MENAS) --que son 123 y deben quedarse en la Comunitat Valenciana porque es la que tiene la guarda y tutela de los menores de edad--, los adultos y los menores que estén junto a sus padres recibirán una vez desembarquen un volante en que podrán manifestar su voluntad para solicitar el acceso al procedimiento de asilo.

CEAR da por hecho que la petición de las personas rescatadas que iban a bordo del 'Aquarius' será admitida a trámite porque el propio Gobierno español es el que ha ofrecido un puerto de sus costas para que pueda desembarcar, después de que los Ejecutivos de Malta e Italia se negaran. Si la solicitud es denegada, el extranjero tendrá 15 días para abandonar España de forma "obligatoria" y su estancia pasará a ser irregular.

Un mes de plazo para analizar las solicitudes

En cualquier caso, recibirán una respuesta --o bien la admisión a trámite o la denegación de su demanda de protección internacional-- en el plazo de un mes desde que se formaliza su solicitud. A partir de ese momento, la ley establece el máximo en seis meses para dar una respuesta definitiva sobre el estatus del solicitante.

Favieres ha explicado a Europa Press que ese plazo "normalmente no se cumple" y ha precisado que el tiempo medio de resolución es un año y medio. De hecho, ha recalcado que actualmente hay 43.000 personas demandantes de asilo que están esperando una respuesta.

Los responsables de tramitar los expedientes de asilo ---refugiado o protección subsidiaria-- son la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) y el Ministerio del Interior, que realiza una propuesta que pasa posteriormente a la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio (CIAR), órgano encargado de resolver las demandas de asilo.

La CIAR deberá estar formada por cinco ministerios --Empleo, Interior, Justicia, Exteriores e Igualdad-- y participa el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que tiene voz, pero no voto sobre la propuesta realizada previamente por Interior y la OAR.

 

Empleo decidirá sobre la residencia por razones humanitarias

La responsable de CEAR ha precisado que es esta Comisión Interministerial la que puede proponer dar protección al solicitante por razones humanitarias durante el periodo que estime pertinente si finalmente se rechaza su solicitud de protección internacional. Si se hace, la propuesta debe remitirse al Ministerio de Empleo, que es el que deberá tomar la decisión. Actualmente, esta figura se ha otorgado en muy pocos casos.

Al ofrecer València como puerto seguro para la llegada de los migrantes del 'Aquarius', España también acepta encargarse de su procedimiento de asilo, cuyo último paso es la decisión de recurrir ante la Audiencia Nacional la resolución del expediente.

¿Hay diferencia con los que llegan en patera a España?

En principio, la situación de los migrantes del Aquarius no difiere de ninguna manera con la de los migrantes que llegan a las costas españolas en patera, cayuco o lancha neumática y que son rescatados por Salvamento Marítimo, según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press. La única diferencia es que los 630 migrantes del #Aquarius pueden llevar en el mar muchos días y en condiciones que van empeorando su situación física y psíquica, lo que puede justificar, según los expertos, un trato diferenciado.

De la mayoría de las personas que rescató el Aquarius se sabe seguro que partieron de Libia, un país donde fueron maltratados, según aseguran los expertos, usados como esclavos, agredidos o vendidos como animales, y que proceden de países en conflicto, trata de mujeres o pueden ser refugiados sirios. Pero, como concluyen, habrá muchas nacionalidades y primero hay que recibirlas, acogerlas y a partir de ahí estudiar cada caso.

El Consell habilita un teléfono y correo para canalizar la solidaridad de la ciudadanía 

La Generalitat Valenciana ha habilitado el teléfono 96 342 80 99 y el correo electrónico 'aquarius@112cv.gva.es' para canalizar todas las muestras de solidaridad que llegan de personas, entidades y colectivos para atender a los inmigrantes que arribarán a València a bordo del buque 'Aquarius' y otras dos embarcaciones.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, tras presidir la primera reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada (CECOPI), que estará "movilizado permanentemente".

Al CECOPI han asistido la consellera de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Gabriela Bravo; la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló; y el director general de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, así como representantes de las entidades y organismos que participarán en el operativo de llegada del buque Aquarius.

Tras la reunión, Oltra ha explicado que se ha recibido "una explosión de solidaridad, de personas que quieren ayudar, de particulares, empresas, entidades" que "son muy bienvenidas, pero las tenemos que canalizar", según ha informado la Generalitat en un comunicado.

"Hemos de tener en cuenta que las personas que van a venir en los próximos días, previsiblemente para el fin de semana, vendrán físicamente deterioradas, vendrán cansadas y psicológicamente muy afectadas y, por tanto, las expresiones de muestras de cariño tienen que tener en cuenta que estas personas tienen derecho a la intimidad, a que, cuando lleguen, puedan descansar", ha subrayado.

Por este motivo, la Generalitat ha decidido abrir un teléfono de atención a las personas que quieran "mostrar su solidaridad y colaborar de la manera que sea", ha explicado la vicepresidenta, quien ha aprovechado para advertir a todas estas personas que "no hagan caso de mensajes que se difundan en los que se pida dinero o se pida cualquier colaboración que no sean los canales oficiales". "Ya hay algún espabilado por ahí", ha alertado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email