X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de octubre y se habla de ley de vivienda TEMPE inditex AEROPUERTO DE MANISES
GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

Perspectivas en los mercados financieros para este año

11/01/2017 - 

VALENCIA. Según algunos analistas, los mercados financieros se estabilizarán en 2017 al estar llegando a los límites de la política monetaria y ello ayudará a poner en precio el riesgo sin la intervención de los bancos centrales. Ya no podemos bajar más los tipos y ha quedado claro que las subidas serán acomodaticias, es decir, que se producirán tan pronto vayan apareciendo signos económicos (inflación y crecimiento económico) que lo permitan. Ahora la 'bola' queda en los tejados de los gobiernos en materia de política fiscal y reformas estructurales. Se acabaron los tipos bajos y la 'barra libre' de dinero.

El primero en coger el testigo ha sido recientemente elegido presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. A golpe de chequera ha dado carpetazo a la austeridad para incrementar considerablemente la inversión del gobierno americano en infraestructuras. Las políticas económicas que en su caso se aplicarían, darían soporte a la posibilidad de ver crecimientos por encima del 3%. ¿Serán los Estados Unidos capaces de crecer al ritmo del incremento de déficit esperado?

El comienzo de 2017 ha venido marcado por la vuelta de la palabra temida: Brexit. El aspecto positivo, respecto a los inicios del verano, es que se han moderado los temores previos al referéndum respecto al posible 'efecto contagio' a otros países de la Unión Europea. La reacción adversa de los británicos, posterior al referéndum, y las consecuencias económicas se están dejando ya notar en el Reino Unido. Existe una elevada posibilidad de que se retrase el Brexit y no se invoque el artículo 50 hasta dentro de un buen tiempo -mayo en el mejor de los casos-. Sin embargo, la incertidumbre siempre estará presente.


En la Unión Europea el entorno político va a cobrar mucho protagonismo. Los partidos con un cariz más populista han metido presión a los partidos tradicionales en Europa, abogando por políticas económicas más favorables al crecimiento en lugar de más austeridad. El escenario sería desviar la atención de los déficits fiscales y una nueva tendencia de los gobiernos europeos a buscar un mayor crecimiento. Visto así, parece un escenario con el que todos estaríamos cómodos. Pero, no debemos olvidar quién paga al final la fiesta y sus posibles consecuencias. La financiación de los estados cada vez va a estar más cara y hay mucho que refinanciar de la última fiesta. Con el panorama político en Europa, podemos asistir a una vuelta de las dudas en torno al proyecto europeo. 

Los retos para 2017 en la Unión Europea siguen siendo la consolidación fiscal, las reformas estructurales y la mejora del sistema financiero. Las principales economías se beneficiarán de un euro barato aportando además crecimiento. Tal y como muestra el siguiente cuadro, se va a debatir el futuro de Europa en un contexto de auge de los populismos y con un calendario electoral apretado.

España va a continuar a la cabeza del crecimiento europeo. Sin duda, ahora nos damos cuenta que el esfuerzo realizado ha valido la pena. Sobre todo, viendo a nuestros vecinos (Italia y Portugal) que se enzarzaron en disputas políticas y no quisieron hacer las reformas necesarias que garantizasen los cambios adecuados en pro de la salud de la economía. España ha vivido más problemas que el resto de países en la Unión Europea (crisis política, rescate del sistema financiero, situación en Latinoamérica, deuda de particulares y empresas, burbuja inmobiliaria, déficit). De cara al año 2017, todos estos problemas se reducirán o desaparecerán, lo que le pone en ventaja frente al resto de mercados europeos en términos de crecimiento. 

El principal riesgo de España seguirá siendo el cumplimiento del déficit, si bien tiene ventaja frente a otros países que incumplen, por haber acometido con las reformas estructurales impuestas y necesarias. Nuestro país está comenzando a vivir un sueño con la consolidación de la demanda interna, tan denostada en el pasado. Es una muy buena señal y no hay más que ver la cantidad de gente que había por las calles estos días de fiesta para darnos cuenta que vuelve a haber gasto. Sin embargo, el riesgo de presiones soberanistas seguirá siendo un problema, pero, entendemos que menor por la situación política en el resto de Europa.

Finalmente, la nota negativa para este 2017 se la llevan los países latinoamericanos. Las economías de América del Sur se encuentran en momentos distintos del ciclo y con situaciones particulares, económicas y políticas. Además, tienen una correlación o, mejor dicho, dependencia muy elevada con las materias primas, las cuales, están sufriendo una fuerte presión a la baja en los precios. Los mercados más atractivos son Brasil y Argentina, frente a las dudas de México -y sus problemas con los EE UU tras la llegada de Trump- y la ajustada valoración de Chile.


Para acabar, no quiero dejar pasar algunos 'misterios sin resolver' de 2016. Siguen existiendo dudas sobre el potencial de crecimiento de China. Recordemos que hace un par de años decidió cambiar su modelo económico de exportador a desarrollo de su mercado doméstico (demanda interna). Para ello introdujo en su política monetaria mecanismos que permitieran desarrollar una economía de mercado interna paulatinamente. Sin embargo, todavía no ha demostrado que pueda mantener un crecimiento adecuado mientras cambia su modelo. 

Por otro lado, Rusia ha conseguido 'salvar los muebles' por el incremento en el precio del petróleo. Hace un año, el 20% de sus bancos estaban al borde de la quiebra. Así mismo, está totalmente fuera de los mercados de capitales internacionales, financiación de su economía, por las constantes agresiones a la diplomacia. 

Como punto final, mencionar que la situación en Siria está lejos de quedar solucionada. La población civil siria sigue huyendo hacia Europa, lo que está incrementando el gasto público en materia de ayuda al refugiado y en defensa. En clave humanitaria, el invierno está siendo una dura prueba para los países de acogida y esperamos que pase rápido.

Raúl Aznar es socio director de AZNAR Patrimonio, registrada en la CNMV como Raúl Aznar González EAFI, además de vicepresidente de BIG BAN Angels, la asociación privada de business angels más grande de España.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email