X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

made in cv

Pilar Mellado: «Los diseños de Pedro Miralles mantienen hoy toda su vigencia»

12/10/2018 - 

VALÈNCIA. Pilar Mellado, profesora de Ingeniería en Diseño Industrial en Elisava, es comisaria de la muestra sobre Pedro Miralles que se expone actualmente en Las Naves. Una retrospectiva que coincide con el 25 aniversario del fallecimiento del diseñador valenciano y la publicación del libro Diseño y emoción, sobre su trayectoria.

—Esta muestra cuenta con un antecedente directo: una exposición organizada, hace varios años, en la Universitat Politècnica de València.

—La diferencia reside en que la actual colección cuenta con el doble de piezas. Así hemos conseguido cubrir toda su trayectoria. De hecho, mientras terminaba la tesis sobre Miralles descubrí una pieza de 1983, la silla Watty, su primer proyecto. De ahí que la exposición abarque desde ese año hasta 1993. La mayoría de muebles expuestos son de su hermano Emilio. También hay piezas de Margaret Watty como el prototipo del reloj Lapsus, la mesa Demi-line o la lámpara Olímpica.

—¿Cómo llega a establecerse la relación con Margaret Watty?

—Watty era socia de Jesús del Pozo en los primeros años del estudio del diseñador de moda. Pedro, nada más terminar la carrera de Arquitectura, estuvo dos años trabajando con Del Pozo. Para Miralles, el dibujo era una forma de comunicar, transmitir sus inquietudes, y lo hacía con la elegancia que siempre le caracterizó.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

—Esas relaciones son producto de un mismo ambiente.

—Miralles coincide con la Movida madrileña. Aunque empieza a estudiar Arquitectura en la Universitat Politècnica de València, en 1977 se traslada hasta la capital, donde ya se había asentado su hermano previamente, y allí termina la licenciatura. 

* Este artículo se publicó originalmente en el número de octubre de la revista Plaza

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email