X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

análisis

Puerto Rico entra en situación crítica

El último huracán que ha azotado la región ha sido el detonante para destapar las debilidades de un país que parece tener el enemigo en casa, así lo entiende el analista de XTB en su análisis sobre el país caribeño

9/10/2017 - 

MADRID. Parece que las malas noticias se centralizan dentro de una economía ya lastrada por una situación de quiebra en los últimos años, que lleva golpeando a un país atípico como es Puerto Rico en su idiosincrasia, su estructura política y económicamente dependiente de terceros.

La realidad financiera es tan desastrosa como poco realista en un entorno dependiente de la economía estadounidense. El último huracán que ha azotado la región ha sido el detonante para destapar las debilidades de un país que parece tener en casa al enemigo y, para muestra,  la última intervención que tuvo el presidente de los Estados Unidos, dentro del propio país, la cual se puede denominar como ridícula y ofensiva para la comunidad puertorriqueña.

Durante este mismo año pudimos ver como la decisión de la población puertorriqueña fue favorable a integrarse como el estado 51 dentro de los Estados Unidos, favorable a una anexión dentro de la principal economía a nivel mundial, en una votación marcada por la abstención. En la actualidad la situación es límite y si el Congreso estadounidense no aborda la deuda de 74.000 millones de dólares la crisis de liquidez puede ser un claro desastre.

Los fondos de emergencia están bajo mínimos y si la situación no se revierte el 31 de octubre, Puerto Rico, se enfrenta a un cierre de gobierno, lo que supondría un freno a la recuperación en la que se encuentra sumida el país después del desastre meteorológico. 

El próximo mes termina el fondo existente para operar en la restructuración del país, lo que bloquearía una situación ya más que delicada, el dinero para el combustible es justo, los trabajadores podrían no recibir los salarios correspondientes, la ayuda alimentaria se paralizaría y la falta de electricidad y telefonía podría incrementarse hasta llegar a límites de desconexión y dependencia no cuantificables. En una economía en la que no hay ingresos y los gastos se están incrementando de una manera brutal, la falta de fondos se aproxima de manera estrepitosa. Dicha situación pondría en peligro los servicios esenciales.

Si la ayuda no llega y si no se establece un plan estable de ayuda la situación dentro de Puerto Rico sería históricamente negativa. Si no se elimina el techo de ayudas sobre desastres naturales y las subvenciones el futuro parece tremendamente negativo para un país que sustenta su economía en un turismo que actualmente se reduce a ingresos nulos.

Jorge López es analista de XTB

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email