X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de abril y se habla de valencia LEY DE MEMORIa patrimonio encuesta electoral
GRUPO PLAZA

yllana se encargará de sus shows

Restaurante panorámico, espectáculos y tardeo: esta será la propuesta de Palau Alameda para el antiguo Alameda Palace

El grupo Music Resort ultima su proyecto que abrirá las puertas en 2018 con el ánimo de "aprovechar el potencial de ocio que tiene València". Con semblanzas a su proyecto en Madrid (Florida Retiro), incorporará a la oferta de la Alameda un restaurante gastronómico, un bar de tapas muy actual, una sala de fiestas de pequeño formato

3/01/2018 - 

VALÈNCIA. Objetivo: Fallas. Dos años después de que la gestión del antiguo Alameda Palace fuera adjudicada a la mercantil Music Resort S.L., el emblemático edificio reabrirá sus puertas. Será en marzo y, posiblemente, con solo uno de sus tres espacios accesible. El gastronómico Àtic será el ariete para la segunda vida del edificio –ahora escindido de la piscina municipal– que importará el know-how de Florida Retiro, el espacio de restaurantes y ocio que ya gestiona una parte de la compañía en el Parque de Retiro de Madrid. Con miembros del exitoso Mercado de Fuencarral entre sus ejecutivos, la inquietud de la empresa es similar a la que ha aplicado en la capital: "es importante el respeto por la historia del edificio y su entorno". Así lo asegura a este diario el director de Palau Alameda, Pepe Fernández. 

El trabajo de interiorismo (a cargo de Parolio) se inspira en los jardines y parques próximos al local, pero también en la fauna que lo habita. Pájaros e insectos van desde los bajos hasta la primorosa terraza del nuevo centro de ocio. Allí se ubicará Àtic, que compartirá sentido gastronómico, pero que se dividirá en dos ofertas. Con mobiliario, textiles y cerámicas valencianas, el restaurante contará con Nicolás Román como chef ejecutivo. El responsable de algunos de los restaurantes de Florida Retiro coge las riendas de una cocina que se mirará "especialmente en el producto valenciano y en el kilómetro cero" en dos escenarios. Àtic Bar, que ejercerá de propuesta más desenfadada (tapas y ambiente lúdico en la terraza) y Àtic Restó, que se ha proyectado como el buque insignia de la oferta hostelera para el grupo. "Atrevimiento y cocina de mercado" en una opción de alta gastronomia, según comenta Fernández. A partir de las huertas y lonjas valencianas, técnicas e ideas de las comidas peruanas y tailandesas se cruzarán por su carta.

Con la participación de la compañía valenciana Yllana

Àtic ya dará buena cuenta de la extensión de horario con la que contará el centro gastronómico y de ocio. Día y noche serán escenario habitual de Palau Alameda, según el proyecto final al que ha tenido acceso este diario y ha comentado su director. "Lo ideal será encontrar clientes que lo puedan utilizar como un mall –todos sus servicios a la vez–, pero nos interesan todos los públicos, así que ofreceremos mucha actividad casi a cualquier hora". Entre otras, destaca la implicación de la compañía de artes escénicas valenciana Yllana. Si en la actualidad esta empresa de recorrido internacional ya se encarga de los espectáculos durante las cenas de restaurantes de Florida Retiro, era natural que también estuviera en València. Las dinner-shows están garantizadas con Yllana para distintos espacios y momentos. 

Los 2.700 metros cuadrados de superficie están medidos por Music Resort en la búsqueda de "aprovechar la potencialidad que tiene València en el ocio. A veces, pensamos incluso que desde dentro los valencianos no son del todo conscientes. Sin embargo, esperamos aportar con conceptos muy actuales tanto de la gastronomía como de los espectáculos después de estos dos años de trabajo". Una larga espera que contó con el habitual retraso en licencias del Ayuntamiento de València, colapsado por la actividad mercantil y que en el caso de Palau Alameda tendrá un ingreso de 160.000 euros anuales hasta 2035. Ese fue el canon firmado en el contrato para un concurso público por el que compitieron hasta cuatro firmas.

Gastronomía, eventos y una boite

Otro de los renders con los que se trabaja durante las obras (cedido por Music Resort) 

Fernández apunta a que Palau Alameda quiere convertirse en "el punto de encuentro para los valencianos. Somos conscientes de lo que ha sido como punto de referencia y, desde el respeto, creemos que debe volver a serlo con un proyecto del siglo XXI". Buena parte de la inversión del grupo ha ido destinada a la actualización de todo el centro a la vigente Ley de Espectáculos: "hemos invertido mucho más de lo esperado en ello, pero lo importante es que el cambio estético destaque y quien nos visite sienta que está disfrutando de una oferta muy diferenciada". Accesibilidad y seguridad se han tenido que tener en cuenta en el largo proceso en el que la empresa asegura haber sido asesorada diligentemente por los técnicos del Consistorio. 

Yllana tendrá su principal espacio de representación en La Sala, el emblemático salón de eventos –siete metros de altura– y bodas por el que ha sido conocido durante 40 años el antiguo Alameda Palace. No obstante, será también uno de los espacios que más cambio albergará a partir de la llegada de Music Resort. Aunque el enfoque seguirá siendo el mismo (fiestas, eventos corporativos, encuentros, presentaciones, conciertos, actuaciones...), contará con el equipamiento tecnológico que necesita la empresa para esos encuentros y las representaciones de los dinner-shows

Sin embargo, quizá destacan más las posibilidades de su particular boite. Un club para unas 300 personas con el nombre de Azza que se mira en las discotecas de pequeño formato desde el propio madrid al Greenwich Village, según sus impulsores. Aunque podrá albergar a la vez distintas propuestas, la música y la coctelería se advierten como sus dos principales bazas. Con oferta habitual de afterwork y de tardeo para el fin de semana, Azza y Àtic estarán conectados para que la oferta gastronómica y el clubbing crucen los horarios de todo tipo de visitantes. Los jueves vacilarán entre los hits electrónicos más conocidos y música popular de todos los tiempos. Por otro lado, las noches de viernes y sábado se dedicarán a fiestas que podrán ser temáticas de estilos de distintas generaciones. 


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email