X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

memoria medioambiental de la cadena de juan roig

Sed, comodidad, dolor... Mercadona fija políticas de bienestar animal a sus proveedores

15/08/2017 - 

VALÈNCIA. Evitar la sed y el hambre de los animales, la incomodidad, el dolor o incluso sentimientos como el miedo y la angustia. Es el detalle al que desciende la 'Política de Bienestar Animal' que fija Mercadona a sus proveedores e interproveedores, tal y como explica la propia cadena en su última memoria medioambiental.

"Para Mercadona y sus proveedores e interproveedores el bienestar animal es un principio irrenunciable en todas sus vertientes y así lo han venido demostrando a lo largo de los años, adecuándose y adelantándose a los diferentes requisitos y mejoras que se han ido exigiendo en el sector", explica al respecto la compañía a modo de preámbulo.

Tal filosofía -según la referida memoria medioambiental- se lleva a la práctica en las explotaciones ganaderas que sirven a la cadena de Juan Roig, de modo que tanto en las instalaciones como en el resto de procesos "se apliquen normas de bienestar animal durante toda la vida del animal".

En concreto, Mercadona "trabaja estrechamente con sus proveedores" para evitar determinadas circunstancias a "los animales que proporcionan la carne, los huevos y otros productos de origen animal".

Tales circunstancias son "la sed y el hambre, proporcionándoles acceso a agua potable y a una dieta adecuada para mantener la salud y el vigor"; "la incomodidad, proporcionándoles un ambiente apropiado que incluya refugio y una zona de descanso cómoda y adecuada"; "el dolor, las lesiones y las enfermedades, aplicando medidas preventivas, un diagnóstico rápido y el tratamiento adecuado"; o "el miedo y la angustia, garantizando un manejo adecuado que evite todo sufrimiento innecesario".

Las mencionadas políticas también persiguen que los animales "puedan expresar un comportamiento completamente normal, proporcionándoles espacio suficiente, instalaciones adecuadas y en compañía de otros animales de su misma especie".

Mercadona también incluye entre sus requisitos "que el personal de las explotaciones ganaderas cuente con la formación adecuada para evitar cualquier tipo de dolor o sufrimiento inducido por el manejo en la crianza, en el transporte y en el sacrificio", así como "la implantación de estándares certificables de bienestar animal en el horizonte del año 2021".

El caso de las gallinas ponedoras

La enseña pone como ejemplo el caso de "las gallinas ponedoras en suelo". "Huevos Guillén (interproveedor de huevos de Mercadona) comenzó en 2007 a adaptar sus granjas a la nueva legislación de bienestar animal en gallinas de puesta, anticipándose a su entrada en vigor en 2012. Fue el primer productor en España en cumplir dicha normativa", explica la memoria.

"No obstante -agrega Mercadona- la compañía es consciente y comparte la creciente sensibilidad de la sociedad sobre los aspectos relativos al bienestar de los animales de corral". "Fruto de esta preocupación, compartida con el interproveedor Huevos Guillén y con el resto de proveedores, la compañía fue pionera en comercializar huevos de gallina campera (criadas en libertad) a principios de los 90. Actualmente se pueden encontrar en todos los supermercados de la cadena", indica.

Tras dos años de trabajo con Huevos Guillén, "durante 2017 está previsto empezara ofrecer a nuestros clientes huevos de gallinas criadas en suelo, sin jaula". "Esta será otra opción más dentro del surtido de huevos de cara a ampliar la oferta para los consumidores. Estamos trabajando conjuntamente para la reconversión de las granjas, con el horizonte de 2025", detalla la firma.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email