X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Tribuna libre / OPINIÓN

Sr. Ribó, no haga como Franco; no silencie a Carceller

16/05/2017 - 

Nuevos nombres para el callejero valenciano. El Ayuntamiento de València, a través de su concejala delegada de Cultura, Glòria Tello, acaba de anunciar el cambio de los nombres de 51 calles de la ciudad. Es una de las mayores decisiones políticas tomadas por este Ayuntamiento en relación con la Ley de la Memoria Histórica, por lo que no estará exenta de polémica. Por eso, como punto previo, señalar que no critico el cambio, los nombres elegidos para identificar los espacios urbanos, sino los olvidados. Y entre estos, no cabe duda de que Vicent Miguel Carceller es el más destacado. 

Sobre todo, porque fue un compromiso personal del líder de Compromís y primer edil, Joan Ribó, realizado públicamente el 28 de junio de 2015 en el cementerio de Paterna. Allí, frente a la lápida de Carceller, en el acto que recordaba los 75 años de su fusilamiento, Ribó se comprometió a restaurar la memoria del que fuera el más importante promotor cultural valenciano de todos los tiempos -así lo manifestó tomando prestada la frase con la que inicio la presentación del personaje en mi libro-

No lo entiendo, Sr. Ribó. ¿Qué razón hay para volver a silenciar a Carceller como lo hizo el franquismo exterminando su obra y su vida en 1940? ¿Qué mérito ha sido el que finalmente le ha faltado para negarle el reconocimiento? O se trata, sencillamente, de que todavía no saben quién es el hombre que puso La Traca valenciana a favor de la República, que hizo el mayor periódico de toros de España y América, que publicó todas las obras en valenciano que tiene Blasco Ibáñez, que promovió el teatro y la literatura en nuestra lengua, que concibió un altar al valencianismo popular con la recuperación de la estatua del nano, visitada y aclamada por miles de valencianos.

No es el caso, Sr. Ribó. Ud. dio muestras hace dos años de saber quién era Carceller. Al menos, el discurso que leyó en el acto de homenaje, así lo indicaba. Ud. dio más que muestras de saber quién era el personaje en la colaboración que prestó a la Universitat de València en la exposición que se llevó a cabo sobre La Traca y por la que pasaron más de 25.000 visitantes entre octubre de 2016 y enero del siguiente. El catálogo que hicimos de la misma —y que, por cierto, se agotó al poco tiempo— expresa con claridad su participación. Ud. recibió en julio de 2015 una solicitud por registro de entrada de su Ayuntamiento en la que solicitábamos el reconocimiento público de Carceller en forma de calle, plaza o monumento.

Y si Ud. es conocedor de todo esto, por qué, entonces, este olvido del hombre que fue clave en la propaganda contra el fascismo, que reunió a los mejores dibujantes para hacer las caricaturas más hirientes de Franco, que fue detenido, encarcelado y fusilado bajo procedimiento sumarísimo.

Sr. Ribó, recupere la memoria, sobre todo, la suya propia. Devuelva a los valencianos una parte de su patrimonio terrible e injustamente arrebatado hace ya, nada más y nada menos que 77 años. Ponga a Carceller en el lugar que la historia progresista, laica y republicana de esta ciudad se merece. No haga como Franco, no lo silencie.

Antonio Laguna es profesor titular de Historia de la Comunicación de la UCLM y autor de la obra Carceller, el éxito trágico del editor de 'La Traca' (2015) 

Noticias relacionadas

La nave de los locos

Ribó y los puritanos de izquierdas

Después de sufrir a los puritanos de derechas ahora nos toca soportar a los de las izquierdas. Con el señuelo de la política del ‘buen rollo’, estos catequistas laicos, entre los que el señor Ribó ocupa un lugar relevante, nos quieren convertir en buenos ciudadanos y demócratas. El nuevo y disparatado callejero de València es el último ejemplo

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email