X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 29 de junio y se habla de CASO PÚNICA DIARIOS congreso PP Valencia stopalfoc cultura
GRUPO PLAZA

análisis

Un Ibex 35 alcista pero más débil que otros índices

17/02/2017 - 

MADRID. En los últimos meses la renta variable internacional ha recuperado el tono alcista. Ahora bien, como siempre suele suceder, hay unos mercados que suben más que otros. Hoy me gustaría aprovechar la coyuntura actual del mercado para hablar del 'coste de oportunidad financiero' y las razones por las que a nosotros como inversores siempre nos interesa estar en el lado de los mercados que más suben.

Personalmente, a los índices bursátiles que suben a un ritmo superior que la media me gusta llamarlos 'mercados fuertes' y a los índices bursátiles que lo hacen peor que la media, me gusta llamarlos 'mercados débiles'. La zona intermedia del gráfico del Ibex 35 que verá a continuación contiene un indicador técnico llamado RSCMansfield. Este indicador de fuerza relativa compara el comportamiento del mercado español con respecto al promedio bursátil internacional.

Al operar este indicador en territorio negativo nos indica que actualmente el mercado español tiende a hacerlo peor que el promedio bursátil internacional. Esto significa que en un contexto de medio plazo, cuando la renta variable global sube, la bolsa española suele estar entre las bolsas mundiales que menos suben o incluso acumulando caídas.

Buena prueba de ello es que durante el último año el Ibex 35 acumula subidas del 13%, un rendimiento pobre respecto al 20% que han subido índices de referencia como el S&P 500 y el Nikkei 225 y el 24% que ha subido el DAX Xetra alemán.


A simple vista, para el bolsista español unas alzas del 13% en el Ibex 35 pueden parecer atractivas, pero teniendo en cuenta que otros índices (incluso de la Zona Euro como el caso de Alemania) han subido casi el doble, podemos decir que el mercado español supone un coste de oportunidad importante para sus inversores, ya que sus alzas van a remolque de las grandes plazas bursátiles mundiales. Dicho en otras palabras, si como inversor apostase por mercados más fuertes, estaría ganando casi el doble que si se conforma con el mercado español. De ahí la importancia de tener una perspectiva global del mercado. Los mercados ya son globales y nuestro punto de mira también ha de serlo.

Esta debilidad relativa que está presente en el mercado doméstico español, y que pasa desapercibida cuando el sesgo global es alcista (como por ejemplo ahora) ya que los inversores observan revalorización en su cartera sin darse cuenta de que dichas alzas son inferiores a la media, se vuelven más peligrosas cuando la situación se vuelve menos favorable en los mercados y los índices se vuelven bajistas.

El escaso interés comprador se vuelve peligroso

Los mercados débiles, no son débiles por casualidad. Esta debilidad se debe generalmente a razones económicas, geopolíticas o de cualquier otra índole descontadas por el mercado. La evolución del precio inferior a la media nos indica que el interés comprador sobre los mercados débiles (como es el caso actual del Ibex 35) es menor que otros mercados que suben más, y este escaso interés comprador se vuelve especialmente peligroso cuando el mercado se da la vuelta, ya que los mercados débiles tienden a ser los que más sufren en entornos negativos, generando a sus inversores pérdidas superiores a las de otros mercados.

Así pues, cuando analizamos los mercados no es suficiente con analizar rendimientos individuales, sino que también es importante comparar los rendimientos de la renta variable internacional para destinar nuestras inversiones a los mercados más destacados y que más nos beneficien como inversores.

Siendo exigentes con los mercados en los que depositamos nuestras inversiones, seremos capaces de ganar más cuando la situación de la renta variable es favorable y perder menos cuando la situación se vuelva inestable.

Ricardo González es gestor del fondo GPM International Capital

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email