X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de febrero y se habla de atom bank depósitos bancarios helpmycash encuesta electoral
GRUPO PLAZA

El ayuntamiento "lucha" contra el atasco mientras los promotores se desesperan

València mantiene el embudo en las licencias de obra pese a los cambios en Urbanismo

31/01/2018 - 

VALÈNCIA. Tres meses después de los cambios en Urbanismo, el embudo sigue. Es la denuncia de los promotores de la Comunitat, que lamentan que, en plena recuperación tras un largo periodo de crisis en el sector inmobiliario, la burocracia sea ahora el obstáculo para la construcción de viviendas en la ciudad de València.

El Ayuntamiento cesó a principios del pasado mes de noviembre al anterior jefe de servicio de licencias urbanísticas, Fernando Aledón -que ocupaba el cargo desde 1989- y muchos promotores vieron en este movimiento un intento del consistorio por agilizar los trámites en el departamento. Pero pasados tres meses los empresarios no notan cambio alguno.

"No detectamos mejoras, en absoluto. Hay un embudo y un funcionamiento perverso de la administración local, porque el retraso frena las inversiones y, en consecuencia, no se crea empleo, no se pagan impuestos, no se generan viviendas para la demanda existente, suben los precios…", lamenta Antonio Olmedo, presidente de la Asociación Provincial de Promotores Inmobiliarios y Agentes Urbanizadores de Valencia.

Según el empresario, el nuevo jefe de servicio, Enrique Peris, "debería haber tomado las riendas en solo un mes". "No es una cuestión de personas, es una cuestión de que se quiera resolver", afirma Olmedo, que acusa a la concejalía de Desarrollo Urbano, en manos del socialista Vicent Sarriá, de incurrir en una "grave irresponsabilidad".

"Están generando un daño económico enorme. Hay algunas licencias que tardan entre 17 y 19 meses. Van saliendo algunas, pero muy pocas. Y lo paradógico es que el ayuntamiento es el principal perjudicado, porque sin la concesión de licencias no se cobra el ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras). La situación roza lo absurdo", lamenta.

Según explica Olmedo, este lunes se reunieron los promotores con la concejalía, que -a su juicio- "sigue sin dar soluciones". "Nos dicen que están en ello, que tratan de contratar a más personal para tramitar las licencias y resolver la maraña administrativa… pero eso mismo ya nos lo dijeron en mayo", lamenta.

La asistencia externa, objetivo para "este trimestre"

Preguntado al respecto por este diario, Sarrià insiste en que se trata de "un asunto muy complejo". En primer lugar, desde el área de Desarrollo Urbano destacan que la incorporación de Enrique Peris se produjo realmente el 20 de noviembre, de modo que tan solo han pasado un par de meses desde el cambio -con las vacaciones de Navidad de por medio y el consiguiente descanso del personal en esas fechas-. Pese a la interrupción, según afirman, el nuevo equipo ya está volcado en deshacer el atasco de licencias.

"Siempre hemos reconocido que tenemos un problema. Estamos trabajando para poder contar con una entidad colaboradora que nos ayude a agilizar las licencias de obra, pero surgen problemas jurídicos que no se pueden eludir. Hay que hacer las cosas correctamente. Estamos estudiando las fórmulas más adecuadas para poder llevarlo a cabo. Nuestro objetivo es poder licitar la asistencia externa este trimestre", explica el concejal.

"Hay que tener en cuenta que nos entran a diario varias licencias nuevas, el incremento es muy significativo, en 2017 fueron muchas más que en 2016. Cada día hay más trabajo, pero nosotros seguimos chocándonos con la tasa de reposición de Montoro, que nos impide contratar a más personal", argumenta el dirigente.

En la misma línea, Sarrià asegura que comprende "la ansiedad de los promotores". "Nosotros les contamos los avances que vamos haciendo, pero esto exige seguir el procedimiento. Hay cuestiones que tienen que ver con informes preceptivos de Bomberos, donde nos encontramos con el problema de que hay un solo técnico activo en estos momentos. Estamos trabajando desde Protección Ciudadana para agilizarlo", afirma.

Por último, Sarrià lamenta que existe "una tendencia a magnificar los problemas con las licencias de obra". "Se tiende a decir que son dos años de retraso cuando solo casos aislados alcanzan los 17 meses", critica, y agrega que en ocasiones "la prolongación de los trámites sí responde a deficiencias en la tramitación" por parte de los promotores.

Olmedo replica al respecto que "no es cierto que la culpa la tengan los promotores". "El problema es que no hay técnicos. Solo en asignar un técnico se tarda medio año. Eso es un problema de la administración", subraya.

Respecto a Enrique Peris, el nuevo jefe de servicio, dos promotores afectados por el retraso en la concesión de licencias -que prefieren no revelar su identidad- trasladan a este diario que el responsable ha llegado a rehusar atenderles personalmente. El consistorio, por contra, replica al respecto que Peris sí está atendiendo personalmente a los promotores cuando acuden con "preguntas genéricas" sobre las licencias y que, cuando se trata de "consultas puntuales" sobre procedimientos en trámite, el departamento los remite al técnico correspondiente para resolver el problema.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email