X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 23 octubre 2014
  • Ranking Empresas España 2013
  • Ranking Empresas Comunidad Valenciana 2013
  • CulturPlaza
  • Plaza Deportiva
Valencia Plaza
Seleccione una sección de VP:
PLAZA PRIVADA

Tino Aznar
"Ahora es fácil encontrar gente cualificada para levantar empresas"

MARÍA COSTA. 22/10/2011

VALENCIA. Empezó a trabajar en la empresa familiar Marie Claire a los 19 años, fue analista financiero en Arcalia y actualmente es gestor de capital riesgo del Banco de Valencia. Tino Aznar (Castellón, 1976), estudió en la Universidad de Navarra, hizo un MBA en la Universidad de Virginia y un master en economía y dirección en el IESE. Es pesimista respecto al devenir económico y profesional en España. Considera que hay una excesiva sobreprotección estatal y que ni el capitalismo ni los bancos van a solucionar el problema. Opina que no hay que demonizar a los ricos por serlo. Practica toda clase de deportes, aunque desde que se casó y vive en Valencia, solo va en bicicleta, corre por el río y practica Pilates. Tiene un niño de 19 meses y otro en camino.

-¿Qué riesgo tiene invertir en capital riesgo?
-Todo. El capital riesgo supone invertir en personas, en directivos y por mucho que un plan de negocio diga lo que diga, al final todo se reduce a tener un buen equipo directivo. Un buen plan de negocio con un mal equipo gestor, no permitirá recuperar la inversión. Y viceversa.

-Con la que está cayendo ¿es fácil encontrar directivos?
-Siempre he tenido problemas para encontrar gente competente en determinados puestos de trabajo. Sin embargo ahora es fácil encontrar gente cualificada para levantar empresas en situación de crisis y dispuesta a darlo todo.

-¿Qué es más importante, el curriculum o el feeling?
-Sin duda el feeling personal influye mucho. Por ejemplo, se ha contratado mucha gente de Deloitte. Porque hemos trabajado con ellos como auditores, se ha visto el potencial, se les conoce... aunque se puede contratar personal en cualquier lugar.

-¿Como por ejemplo...?
-Una participada del sector de la fotovoltaica necesitaba una persona preparada para el mercado estadounidense. ¿A quién envías y más en un mercado en el que no estás? Al final contratamos a una mujer con un perfil comercial, madre soltera, ganas de salir de España y con mucha iniciativa. Ha funcionado.

-Entonces ¿hay que tener sexto sentido para la selección?
-Sí. Considero que reconozco fácilmente los potenciales de las personas. Actualmente llevamos 20 participadas. Si no cuentas con gente de confianza es imposible que funcione. Y por gente de confianza me refiero a contar con buenas personas. Gente que sabes que no va a meter la mano en la caja y si ocurren cosas te llama y te las cuenta.

-Richard Gere en Pretty Woman confesaba que se dedicaba a comprar empresas, las despedazaba y las vendía en su propio beneficio, ¿quedan muchos Gere en España?
-Muchos, y les encanta la ingeniería financiera. A la gente que no se dedica a las finanzas les puede parecer extraño que se saque dinero de sociedades en quiebra. Es lo que hacía Ruiz Mateos, renegociar deudas a corto plazo para sacar empresas adelante. Hay mucha gente que vive de esto. No es capital riesgo puro y duro.

-¿Esta afición le viene de familia?
-Totalmente. Desde muy pequeño viví este proceso con Marie Claire, la empresa familiar que vendimos a una sociedad inglesa de capital riesgo. Así que viví el inicio del capital riesgo en España. Luego la recompramos y por tercera vez la volvimos a vender a tres sociedades de capital riesgo.

-¿No era un chaval?
-La primera vez sí. La segunda coincidió con mis inicios en este sector. En aquellos tiempos el capital riesgo solo consistía en comprar una empresa apalancada, endeudar a la empresa y obtener los efectos del apalancamiento. Así viví desde ambos lados, empresario y financiero, lo que significaba esta operación.

-¿Tanta especialización es fácil encontrarla en Valencia?
-No, pero en España esta industria es muy grande. Ahora, no es comparable con el sector de la comunicación o la abogacía.

-Tiene 33 años y está presente en una decena de consejos ¿dónde encuentra tiempo para todo?
-Es cuestión de organizarse. Pero también es cierto que estoy en todo ello por trabajar en el Banco Valencia. La especialización te lleva a encontrar muchos nichos de mercado donde la competencia es menor. No hay tantos valoradores de empresas en el mercado. El Banco de España requiere que se valoren sus participadas semestralmente y para ello se requiere un perfil especializado. Además todo es una rueda. En el momento en el que has estado en diez consejos se te abren más puertas porque sabes más.

-Con tanta fusión en la banca española ¿cuántas entidades quedarán en pie dentro de dos o tres años?
-Es muy fácil. Santander, BBVA, Banesto, Sabadell, dos o tres cajas fuertes estilo Bankia y la Caixa, algún mediano estilo Bankinter y nosotros. No creo que seamos más de diez.

-¡Vaya diagnóstico!
-Si, a corto plazo es terrible. Mi mujer tiene una empresa de biotecnología especializada en la búsqueda de curas para enfermedades raras como la distrofia muscular, el Alzheimer... y le acaban de pedir Euribor más 7%. Socialmente esto va a ser una debacle. Las medidas socialistas como las daciones de pago, vamos a apretar las tuercas a los bancos... suenan muy bien, pero como consecuencia reducirá el número de entidades bancarias.

-Más consecuencias...
-Escasez de productos, de préstamos, un incremento de tipos de interés cercanos a los de antes, casi el 20%... sin embargo a largo plazo será bueno porque lo que vivíamos no era realista.

-¿Las burbujas son inevitables?
-Son intrínsecas al ser humano. Dentro de 30 años mi hijo me preguntará cómo determinado tsunami social o económico no lo vimos venir. Se repite una y otra vez. La diferencia es que como el ser humano cada día es más avaricioso y puede con todo, los problemas económicos, energéticos, los desastres naturales... son cada vez mayores.

-En un mundo injusto, ¿qué futuro tienen los justos?
-El mundo es injusto por definición. El ser humano podía intentar ser menos egoísta, pero poco más puede hacer. Por ejemplo, está sobreprotección que vivimos en España donde todos son derechos, y muchos constitucionales, es insostenible e irreal. Esta injusticia nos obliga a estar constantemente compitiendo por recursos que gestionamos mal y cuyas deficiencias y errores pensamos que son de los otros, nunca nuestras. Hace falta mucha ética y educación para cambiar los esquemas. Ni el capitalismo ni los bancos van a solucionar el problema.

-¿Y entonces?
-Durante la burbuja inmobiliaria el que compraba una casa hoy y la revendía mañana por el doble no pensaba en ahorrar o invertir ese dinero en la educación de sus hijos y por tanto en mejorar las generaciones y a los siguientes seres humanos. Como él ha contribuido a crear esa burbuja, ahora sus hijos se quedarán en su casa hasta que él se muera.

-¿Y si los millonarios se pusieran todos a una...?
-No cambiaría nada. Esa propuesta no es más que demagogia barata. Desde el punto de vista numérico es chocolate de loro. El pasar a todos los millonarios por la quilla no soluciona nada porque las ganancias de esa propuesta se acabarían en dos días. Es como el cheque bebé o los 400 euros de la renta. Mientras la ley no diga lo contrario esa gente se ha enriquecido de manera legal. Han recogido la inversión realizada en su día con el subsiguiente riesgo que conlleva ser un emprendedor. No hay que demonizar a los ricos por serlo. La iniciativa privada tiene que estar recompensada.

-Y al paso que vamos ¿cree que las clases sociales se van a radicalizar más?
-Eso está pasando a marchas forzadas porque las medidas que se toman son incorrectas. Por ejemplo: la dación de pago. Socialmente, me encanta. Efecto inmediato de la medida: los bancos ya no darán el 80% sino el 50% o menos por la hipoteca. ¿Quién puede comprar así? Los ricos. Por lo que comprarán casas que alquilarán a los pobres. Medida socialista que genera pues más pobreza entre las clases.

-¿Cuál es su líder europeo por excelencia?
-Me encanta la forma de trabajar de los alemanes. ¡Ojalá fuéramos como ellos! Lo único que dicen es: nos comprometemos a salvar a cualquiera siempre y cuando se gaste lo mismo que se ingresa. Piden cuentas claras, no falsificadas. Y prestan dinero con un plan de negocio realista. En España no nos gustan las normas y las autonomías esconden el nivel de deuda real.

-¿Quién tiene la sartén por el mango, los políticos o los empresarios?
-Los políticos son responsables de estar en la situación en la que estamos. ¡Ojo! Pero ello son el resultado del nivel educativo y ético de los españoles. No por cambiar de políticos lo van a hacer mejor. Nuestro carácter fenicio es el cáncer y responsable de dónde estamos.

-Entonces, ¿lo público mandará sobre las finanzas?
-Lo intentan, pero las finanzas son cada vez más internacionales. Por eso no se ha podido controlar a las agencias de rating, a JP Morgan... Lo único que dicen es, analizando el balance de un país, si pueden o no devolver sus deudas. Se demoniza porque no dicen lo que queremos escuchar. Ellos nos dicen claramente que es insostenible el nivel de gastos con el nivel de ingresos. Pero seguimos sin tomar medidas.

-¿En Benicàssim juega al paddel con otros Aznar, como José María?
-No, mi hermana vive cerca de él, pero nunca lo conocí y menos jugué al paddle. Soy de Castellón, pero desde los 14 años viví fuera. Solo regresaba en verano a Benicàssim hasta que me casé y ahora mis veranos son en la costa alicantina.

-Su apellido tiene peso en Castellón...
-Sí, mi abuela creó la empresa de Marie Claire, que tiene más de cien años, mi padre la desarrolló y llegó a tener hasta 1.300 trabajadores. El egoísmo financiero nos condujo a desinvertir en el grupo, que finalmente ha quedado en manos de los trabajadores y da de comer a gran parte del Maestrazgo.

-¿Y en su casa las riendas se comparten?
-Totalmente. Aunque reconozco que en toda pareja uno de los dos tiene que sacrificar su trabajo un poco más.

-¿Se ve haciendo siempre lo mismo?
-No, incluso me encantaría trabajar fuera de España con un proyecto cerrado, pero a mi mujer el negocio le va bien y no me siento con fuerzas de ser egoísta. Así que mientras a ella le vaya bien el trabajo, no nos moveremos.

Comparte esta noticia

3 comentarios

Jorge Blanco escribió
28/10/2011 08:51

Me gusta esta frase: "Gente que sabes que no va a meter la mano en la caja y si ocurren cosas te llama y te las cuenta".... parece que no es fácil encontrar este tipo de gente a la vista de las noticias: CAM, EMARSA, etc....

Rafa I. escribió
24/10/2011 11:55

Hola Tino, muy buena entrevista. Por muchos motivos confiemos en la supervivencia del Banco de Valencia, y también de la banca cooperativa de crédito!!!! Un abrazo

Bloodhunt escribió
23/10/2011 12:52

Ojala fuera asi..creeme, pero creo que te pasas de optimista creyendo que el Banco de Valencia va a formar parte del mapa financiero nacional en 2 o 3 años..No se huele desde una OPA de exclusion por parte de Bankia,para cuando este le devuelva el dinerito al FROB, o la absorcion por otro banco?

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG