X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Martes 30 septiembre 2014
  • Ranking Empresas España 2013
  • Ranking Empresas Comunidad Valenciana 2013
  • CulturPlaza
  • Plaza Deportiva
Valencia Plaza
Seleccione una sección de VP:

Sabadell-CAM: el gran banco mediterráneo

Por MANUEL ILLUECA. 07/12/2011

LAS DOS CARAS DE LA MONEDA

Manuel Illueca

Profesor en la Universitat Jaume I de Castellón e investigador del IVIE
Artículos anteriores

Comparte esta noticia

 Por fin se deshojó la margarita. Hace apenas unos minutos, el Banco de España ha anunciado la adjudicación de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) al Banco de Sabadell. Atrás quedan meses de incertidumbre sobre una operación que ha mantenido en vilo a la sociedad valenciana. Solo el tiempo dirá si el banco adjudicatario puede digerir en tiempo y forma la incorporación a su balance de la otrora cuarta caja española
............................

VALENCIA. Con esta operación el Banco de Sabadell culmina una ambiciosa estrategia de crecimiento, basada en la adquisición de bancos de naturaleza regional, que ha permitido a la entidad multiplicar por siete su red de oficinas en los últimos 25 años. Inicialmente centrado en las cuatro provincias catalanas, la expansión geográfica del banco se orientó desde un principio hacia Madrid (con la adquisición de Natwest), Baleares y la Comunidad Valenciana. Así, en 1999 la entidad contaba ya con 459 oficinas, de las cuales el 65% estaba ubicado en Cataluña, el 22% a partes iguales en Madrid y la Comunidad Valenciana, y el 3% en Baleares.

Con la adquisición del Banco Herrero en 2000 y la reciente incorporación del Banco Guipuzcoano, el Banco de Sabadell gana protagonismo en el norte de España. En la actualidad, el banco disfruta una posición de liderazgo en Asturias y León, y cuenta con una presencia significativa en el País Vasco y Navarra. Sin embargo, su cuota de mercado en las regiones del sur es poco significativa todavía, a pesar de la adquisición del Banco Atlántico en 2003, que otorgó al banco una cierta presencia en las provincias de Sevilla y Málaga.

Con datos correspondientes al ejercicio 2008, referidos a la suma de Sabadell y Guipuzcoano, la distribución de la red de oficinas del banco (1.480 oficinas en total) quedaría conforme indica el gráfico 1 adjunto.

(Gráfico 1. Distribución provincial de la red de oficinas del Banco de Sabadell)

Por su parte, una vez acometida la fusión de un conjunto de pequeñas entidades financieras, de alcance provincial y local, y consolidada una posición predominante en las provincias de Alicante y Murcia, la caja de Ahorros del Mediterráneo también experimentó un espectacular crecimiento a lo largo de la última década. La adquisición de la red de oficinas de los bancos Abbey National e Intesa San Paolo constituye el pistoletazo de salida de la CAM hacia Madrid, Cataluña y Baleares, que se convertirían en sus principales zonas de expansión. Desde 1998 hasta 2007, la Caja de Ahorros del Mediterráneo aumentará en más de un 50% su red de oficinas. El gráfico 2 muestra la distribución geográfica de la red de oficinas de la CAM en 2007, justo antes del estallido de la burbuja inmobiliaria (1.149 oficinas en total).

(Gráfico 2. Distribución provincial de la red de oficinas de la CAM)

Es importante destacar que mientras el crecimiento de la red de oficinas del Banco de Sabadell se produce mediante la adquisición de bancos comerciales, la CAM opta mayoritariamente por crear nuevas oficinas, tanto en Alicante y Murcia como en las zonas de expansión. De las 546 oficinas que se añaden a la red en la última década, únicamente el 25% se añaden al adquirir bancos comerciales. El resto, incluido el centenar de oficinas abierto en Andalucía desde 2002, son de nueva creación.

Esta circunstancia podría explicar los diferentes resultados obtenidos por ambas entidades financieras en su proceso de expansión. El cuadro 1 refleja el nivel de solvencia de los prestatarios, medido a través de su Z-score para el periodo 1997-2007. Gracias a una estrategia de expansión cuidadosamente ejecutada, el Banco de Sabadell consigue clientes de la misma o incluso mayor calidad que las cajas de ahorros instaladas tradicionalmente en la zona (con la notable excepción de Baleares). Por ejemplo, en la propia Comunidad Valenciana el Z-score de los clientes del Sabadell supera en más de un 10% a los de la CAM o Bancaja.

En cambio, la caja de ahorros alicantina opera sistemáticamente con peores clientes en las zonas de expansión. Es especialmente interesante el caso de Cataluña donde el Z-score mediano de los clientes de la CAM es un 15% menor que el de los clientes del Sabadell. Al estallar la burbuja inmobiliaria, estos diferenciales en los niveles de solvencia contribuirían de un modo decisivo a generar el desequilibrio patrimonial que desembocaría finalmente en la intervención por parte del Banco de España.

 

Cuadro 1
La CAM y el Banco de Sabadell en las zonas de expansión


Z-score de los prestatarios en el periodo 1997-2007

(Nota: Para facilitar las comparaciones, el análisis excluye deliberadamente a
promotores inmobiliarios y empresas de la construcción)

Con independencia de los riesgos asumidos, parece bastante claro que la intención inicial de ambas entidades de expandir su actividad en el arco mediterráneo ha originado solapamientos en la red de oficinas. La CAM concentra un 15% de su red en Cataluña y Baleares, donde el Banco de Sabadell cuenta con una posición de liderazgo. Por su parte, el Banco de Sabadell, junto con el Banco Guipuzcoano, contaban con 145 oficinas en la Comunidad Valenciana en 2008 (en torno a un 10% del total). En el futuro, estos solapamientos permitirán un indudable ahorro de costes, mediante la racionalización de la capacidad productiva instalada. Sin embargo, no es posible concluir que la adjudicación vaya a producir una mejora de las condiciones de acceso de las empresas a la financiación, puesto que el ahorro de costes derivado de la misma podría haber sido incorporado al precio ofertado por el Banco de Sabadell al Banco de España.

En cualquier caso, y a pesar de los solapamientos descritos, la red de oficinas es relativamente complementaria, otorgando al nuevo banco una cuota de mercado muy importante en un área geográfica que abarca toda la costa mediterránea, desde los Pirineos hasta la provincia de Málaga. No parece que esta operación suponga un incremento significativo de la concentración del negocio bancario, que pudiera poner en peligro la competencia en los mercados provinciales afectados.

Además de la diversificación geográfica del crédito, la operación permitirá al Banco de Sabadell diversificar sectorialmente su cartera de inversiones crediticias. El gráfico 3 ofrece una medida relativa de la diversificación sectorial de la cartera de clientes del banco antes y después de la adjudicación, que toma como referente al BBVA, el banco con mayor grado de diversificación sectorial en España. En concreto, presentamos las ganancias de diversificación sectorial del Banco de Sabadell con datos de 2007, eliminando a los promotores inmobiliarios y las empresas constructoras, cuyo saneamiento podría producirse en los próximos meses a iniciativa del nuevo gobierno.

Como muestra el gráfico, la fusión del Sabadell con el Banco Guipuzcoano, apenas tiene incidencia en el grado de diversificación del crédito. Sin embargo, la fusión con la CAM reduciría un 20% las diferencias con respecto al BBVA (no se obtendrían diferencias significativas si utilizáramos al Banco de Santander como referente).

(Gráfico 3. Fusión CAM Sabadell y diversificación sectorial del crédito. Distancia euclídea de pesos sectoriales con respecto al BBVA calculada con datos de 2007)

Además de modificar la estructura sectorial y geográfica del crédito del banco adjudicatario, la integración de la CAM en el Banco de Sabadell podría tener efectos sobre las condiciones de acceso a la financiación de las pequeñas y medianas empresas valencianas, especialmente las ubicadas en la provincia de Alicante. En términos generales, se trata de empresas pequeñas que no cuentan con estados financieros auditados. Como es habitual en nuestro país, el banco prestamista -en este caso la CAM- suele obtener información fiable acerca de la solvencia de sus clientes, manteniendo con ellos relaciones comerciales estables en el tiempo. De hecho, a 31/12/2007, más del 45% de los clientes de la CAM en la Comunidad Valenciana llevaban operando con la entidad durante más de cinco años consecutivos.

La información sobre el cliente se recoge y utiliza en las propias oficinas bancarias, sobre la base de un sistema descentralizado de gestión de riesgos, que es viable en entidades en relativamente pequeñas, en las cuales los centros de decisión se encuentran relativamente cerca de la empresa. A medida que aumenta el tamaño de los bancos, y se superponen distintos niveles jerárquicos entre el analista de riesgos y la empresa, la información sobre el cliente fluye con mayor dificultad en el seno de la organización, dificultando la financiación de naturaleza relacional.

Por ello, la operación CAM-Sabadell podría tener consecuencias desde el punto de vista de la financiación a las Pymes. La literatura previa señala que en este tipo de operaciones los clientes del banco absorbido tienen más probabilidades de finalizar su relación comercial con el nuevo banco que los clientes del banco absorbente. Este hecho parece todavía más probable en el caso de la CAM si tenemos en cuenta que la adjudicación viene motivada por la intervención del Banco de España, lo cual podría contribuir a estigmatizar a los clientes de la caja alicantina a los ojos del banco adjudicatario.

En general, la evidencia disponible en contextos similares al español concluye que los clientes del banco absorbido no abandonan el nuevo banco, si antes de la absorción también eran clientes del banco absorbente. Por ello, en un artículo reciente defendíamos la adjudicación de la CAM a cualquiera de los tres grandes grupos financieros españoles que parecían estar interesados en la puja. Todos ellos tenían una fuerte implantación en la zona y un conocimiento profundo de los sectores tradicionales valencianos. Lamentablemente el Banco de Sabadell tiene un solapamiento mínimo con la CAM en lo relativo a la cartera de inversiones crediticias.

La mayor parte de sus clientes se encuentran en la provincia de Castellón, donde alcanza una cuota de mercado del 20%, y en la provincia de Valencia (8% de cuota). En cambio, la CAM opera mayoritariamente en Alicante, con una cuota de mercado superior al 30%, siendo su presencia en Valencia y Castellón mucho más reducida. Por ello, únicamente un 1% del conjunto de empresas valencianas opera simultáneamente con la CAM y Banco de Sabadell.

En definitiva, desde la perspectiva del crédito, la operación podría plantear dificultades añadidas en un contexto de severa restricción del crédito. De producirse, los efectos negativos derivados de la destrucción de información acumulada sobre los prestatarios serían especialmente intensos en la provincia de Alicante, donde la CAM todavía disfruta de una posición de absoluto liderazgo.
________________________________________________
(*) Manuel Illueca. Universitat Jaume I e Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas

 

LAS DOS CARAS DE LA MONEDA

Manuel Illueca

Profesor en la Universitat Jaume I de Castellón e investigador del IVIE
Artículos anteriores

Comparte esta noticia

3 comentarios

julian escribió
11/12/2011 19:43

acciones preferentes me puede decir alguien que pasara

Enric escribió
09/12/2011 23:34

Muy buen análisis pero la cuestion central es que sabadell decide y CAM y sus clientes obdecen. Y tampoco se entra en los cientos de millones de obra social que se pierden gracias a López, Crespo, Fernández valenzuela y todo el alicantinismo político tan calladito é uñtimamentel. Se van a enterar de lo qu es obedecer en lugar de ir de chulos por la vida. Eh! Luís Berenguer ¿dónde están ahora tus panfletillos contra Valencia?

JG escribió
07/12/2011 22:43

De indudable calidad el articulo del profesor.Quizas sea esta la entidad que menos Impacto tenga sobre la reduccion de plantilla de las que estaban en la puja, de todas maneras, no se olviden de los servicios centrales (unos 1000 empleados) que ya no hacen ninguna falta en Alicante, maxime cuando Sabadell ya tiene una infraestructura considerable en la Comunidad..como ya he comentado en otros foros, atendiendo a economias de escala, los 170.000 millones que suman la fusion pueden ser gestionados por 11.000 empleados si seguimos la proporcion Bankia (y en esta se estan duplicando muchos servicios centrales) contra los 18.000 que suma esta nueva fusion. Hagan cuentas

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG