X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 25 abril 2014
  • Ranking Empresas España 2013
  • Ranking Empresas Comunidad Valenciana 2013
  • CulturPlaza
  • Plaza Deportiva
Valencia Plaza
Seleccione una sección de VP:

Quo vadis banca española?

ALEJANDRO ORTOLÁ. 02/04/2012 "La deficiente gestión durante años se quiera justificar con razones de tamaño, pero hay ejemplos de entidades bancarias de reducida dimensión que han controlado riesgos y mantienen altos ratios de solvencia y bajos niveles de mora..."

VALENCIA. Qué cerca y qué lejos quedan ya esos tiempos en los que un gran número de bajos comerciales eran ocupados por entidades bancarias de diversas procedencias de la geografía española.

Sin ir más lejos en una de las calles cercanas a mi domicilio en Valencia -un barrio de nueva consolidación- asistí atónito a la apertura de sucesivas entidades bancarias de Bancaja, Santader, BBVA, Sabadell, CAM, Banco Valencia, Barclays, Bankinter, Cajamurcia, BBK, Caja Badajoz, CajaSur, Caja Penedés, Cajamurcia, CajAstur y  La Caixa. En total 17 entidades distintas en unos 150 metros de calle ¡Espectacular! Qué fecundidad de oficinas bancarias.

Claramente eran otros tiempos; mientras que en apenas tres años el número se ha divido entre dos y visto lo visto mi apuesta es que queden tres o cuatro entidades dentro de unos meses. Lástima que en los años de bonanza y crédito fácil bancos y cajas no hubieran hecho los deberes: criterios de riesgo y análisis más severos especialmente para todo lo relacionado con la financiación al ladrillo.

Empresas y particulares nos dejamos llevar por un optimismo irracional, que acabó con altísimos niveles de endeudamiento de complicada digestión.

Mientras políticos y reguladores miraban para otro lado, la 'caja' estaba llena no había preocupaciones.... Hasta que la 'caja' quedó vacía no se produjo ningún tipo de reacción.

DIAGNÓSTICO TARDÍO

Tarde y mal se diagnosticó el problema y ya se sabe que cuando la enfermedad es grave la celeridad en el diagnóstico es determinante para aplicar la medicina correcta. Aquí ignorábamos la gravedad ó no la quisimos ver y no aplicamos la terapia. Mientras tanto en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania detectaron el problema y aplicaron medidas de choque de las que se empiezan a ver resultados.

¿Y ahora qué? Desde mi ventana seguiré viendo como cierran la persiana muchas sucursales y espero que al menos sean sustituidos por otros comercios con demanda 'real'. Hoy mismo entre las cuatro entidades de mayor tamaño acaparan el 56% del sistema.

Tras la primera, segunda, tercera... y sucesivas rondas de fusiones quedarán menos de diez entidades a las que solicitar créditos -ni se les ve ni se le espera- ó depositar los ahorros -más bien pocos-. El proceso me recuerda al del resto de sectores donde la alta concentración crea tantas barreras de entrada a nuevos competidores que hacen que la oferta a los usuarios sea muy limitada.

Lástima que la deficiente gestión durante años se quiera justificar con razones de tamaño. Pero no hay que olvidar que hay ejemplos de entidades de reducida dimensión que han controlado riesgos y mantienen altos ratios de solvencia y bajos niveles de mora. Me niego a pensar que lo grande necesariamente tiene que ser mejor.

Me comentaba un 'joven' empresario y amigo abrumado por la situación actual que de las tres crisis que había vivido (la del año 1992, las 'puntocom' y la de hoy en día), siempre había sacado lecciones positivas que le habían hecho minimizar los efectos de la siguiente y continuar trabajando.

Pues eso, banqueros, políticos, reguladores, empresarios y familias miremos hacia delante evitando los errores del pasado.

Comparte esta noticia

1 comentario

Miguel Canela escribió
02/04/2012 19:18

Cierto es que unas pocas entidades de tamaño medio y pequeño fueron menos aventureras que el resto y ahora están menos afectadas. El resto necesita de fusiones y dinero público para salir de su alegre hundimiento. ¿por qué no se se dedica una parte de ese dinero público a ayudar a crecer a estas empresas ejemplares para que ofrezcan nuevos productos y en suma sirvan de competencia y contrapeso a esa nuevas grandes entidades?

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG