X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 23 octubre 2014
  • Ranking Empresas España 2013
  • Ranking Empresas Comunidad Valenciana 2013
  • CulturPlaza
  • Plaza Deportiva
Valencia Plaza
Seleccione una sección de VP:
bankia, el quid de la reforma bancaria española

Tensión en el sistema financiero
a tres semanas del límite marcado para la 'solución Bankia'

JOAQUIM CLEMENTE. 07/05/2012 El 31 de mayo es una fecha marcada en rojo en el calendario de la reforma bancaria española. La solución final que se encuentre para Bankia y su matriz BFA afectará a todo el sistema financiero y a la economía nacional
Rodrigo Rato concentra la atención del sistema

VALENCIA. El futuro de Bankia se decide en tres semanas. Su importancia va más allá de lo que suceda finalmente con el banco participado por Caja Madrid y Bancaja. La solución final que se encuentre para Bankia y su matriz BFA afectará a todo el sistema financiero español y, por extensión, a la economía de España.

En la importancia de encontrar una salida al elevado riesgo inmobiliario al banco presidido por Rodrigo Rato coinciden todas las fuentes económico-financieras y también las políticas. En la parte financiera: BFA-Bankia es una entidad sistémica con un riesgo inmobiliario potencialmente problemático. Es tan elevado, 31.799 millones, que obliga a unas dotaciones que pocos creen que el banco pueda afrontar en solitario y en el cortoplazo que marca la ley. A ello se unen las reticencias del sector financiero español a seguir pagando, vía Fondo de Garantía de Depósitos, las facturas de los bancos creados por las cajas de ahorro.

En la parte económica, el convencimiento de que hasta que no esté culminado el proceso de reordenación del sistema financiero no se podrá retomar el crédito, y, para lograr ese final, Bankia es el elemento clave. Y ahí entra la parte política.

"El futuro del sistema financiero español depende de Rodrigo Rato" , explicó hace unas semanas a este periódico un consejero de una relevante entidad financiera. "Lo que él consiga del Gobiero será lo que Bankia consiga para superar el dead line de final de mes: si le permiten realizar dotaciones de una manera determinada o aceptan unas cuentas que, de momento, el auditor no ha querido firmar, la entidad podrá tratar de seguir en solitario", añade ahora la misma fuente, en referencia a la presentación de los resultados sin auditar a la CNMV, "por falta de tiempo".

Pero las pegas a lo que algunas grandes entidades financieras internacionales considerarían 'hacer la vista gorda' ayuda poco a un plan en el que Rato juega fuerte con el ministro Luis de Guindos. Que el FMI considere, sin cirtarlo, que Bankia es un grave problema, o que Goldman Sachs prevea que el año que viene el banco tendrá unas pérdidas multimillonarias "que podrían derivar en su intervención o en alguna solución intermedia, sin que se descarte la nacionalización del grupo", según adelantó la semana pasada el diario Voz Populi, son solo dos claves aparecidas la semana pasada que añaden incertidumbre al futuro del banco.

José Luis OlivasEn el futuro del banco participado por Bancaja, los consejeros valencianos parecen estar fuera del juego y del debate. La ya lejana dimisión de José Luis Olivas supuso una pérdida de peso en el núcleo duro de BFA-Bankia. El papel de Francisco Pons, vicepresidente ejecutivo, es muy distinto al que tenía Olivas, al que sustituyó. Rato juega tan en solitario que los rumores, fundados, de que el consejero delegado, Francisco Verdú, podría salir del banco en un plazo corto de tiempo se están incrementando.

La decisión final del Gobierno pasará por decidir si es mejor mantener el apoyo a Bankia, pese a sus dificultades, para seguir en solitario, para lo que sería fundamental la puesta en marcha del 'banco malo' en el que Bankia pudiera apartar todos los activos tóxicos, lo que podría el balance en una situación algo más favorable que en la actualidad para poder mantenerse en solitario.

La otra opción es aplicar criterios de estricta viabilidad del banco, lo que podría obligar a una intervención o incluso a echarse en manos del fondo de rescate financiero de la Unión Europea. Escenario, este último, que el Gobierno rechaza tanto por los efectos que tendría enlas cuentas públicas como en la imagen del país y del sistema financiero. "El problema es que tanto en un caso como en otro, los grandes fondos internacionales sospechan: si no se actúa sobre Bankia, porque creen que se puede estar ocultando un problema. Y si se opta por la ota vía, seguirá viva la idea de que hay más casos de bancos españoles con indigestión de ladrillos", explican fuentes del sector.

Comparte esta noticia

1 comentario

juan vicente calderón escribió
07/05/2012 12:09

¿Estamos seguros que el problema español es Bankia? ¿Y los demás qué? ¿No será más bien que Bankia será el más tocado, pero todos los demás, empezando por Santander, BBVA, La Caixa, etc, también tienen bastantes vergüenzas que esconder y que mientras miran a Bankia (como antes a la CAM) no les miran a ellos?

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG