X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Martes 30 septiembre 2014
  • Ranking Empresas España 2013
  • Ranking Empresas Comunidad Valenciana 2013
  • CulturPlaza
  • Plaza Deportiva
Valencia Plaza
Seleccione una sección de VP:
PLAZA PRIVADA

José Ginés Mora:
"El actual modelo económico y educativo representa una tragedia para España"

MARÍA COSTA. 23/06/2012

VALENCIA. José Ginés Mora (Valencia, 1946) no está indignado, está "cabreado" porque muchas de las medidas en materia de educación, de la que él es catedrático en la University of London, se sabían hace 20 años "y ningún partido político hizo nada". Ginés Mora es licenciado en Física y doctor en Economía, especializado en Educación Superior. Miembro de los Consejos Editoriales de Higher Education Policy, Higher Education in Europe, entre otros. Ha colaborado como asesor en temas de educación con diversos gobiernos europeos, americanos y con organismos internacionales como el Banco Mundial, la OCDE, y la Comisión Europea.

Es director del Centro de Estudios en Gestión de la Educación Superior de la Universidad Politécnica y su vida actualmente, aunque jubilado, transcurre entre a seminarios y jornadas a lo largo de todo el mundo. Tiene dos hijos, uno trabaja en Holanda, el otro en Buenos Aires, su mujer es directora en gestión de proyectos en la Universidad Politécnica y la vida familiar de todos vive pendiente del puente aéreo.

-¿Cómo vive la situación de crisis que atraviesa España?
-Personalmente no he padecido ninguna crisis, ni mis hijos tampoco. Y como muchos españoles no estoy indignado, estoy cabreado porque muchos de los problemas actuales se sabían y nadie hizo nada. Me cabrea tanto que hay veces que no quiero saber nada de este país.

-¿Qué se sabía y se pasó por alto?
-Hace veinte años varios profesores redactamos y recopilamos en un amplio documento entregado al ministerio los problemas ante los que había que tomar medidas y en él poníamos el dedo en la llaga subrayando lo que estaba pasando en la universidad. El verdadero problema ha sido que ningún gobierno, ni de izquierdas ni de derechas, nadie, ha querido enfrentarse, ni solucionar algunas de esas cuestiones estructurales.

-¿De qué hablaban en aquel documento?
-Por ejemplo de cómo se financia la universidad española. Ahora dicen que los estudiantes deberían pagar más. Sí, debe ser así porque la universidad es muy barata y no es bueno que sea así. La universidad no es un servicio público al que va todo el mundo. Sólo aquellos, que no son pocos, que superan pruebas. Sin embargo, y ahí está el problema, todos los ciudadanos pagamos por un servicio del que se benefician sólo unos cuantos, aunque sean miles. Es injusto. Los estudiantes se enfadan y sostienen que la universidad debería ser gratis. Sí, si la usara todo el mundo, pero no es así. También señalábamos que debería haber un sistema de ayudas a los estudiantes que no pueden pagar mucho mejor que el actual, que es pésimo. Sin embargo las medidas que está adoptando el Gobierno pueden generar una catástrofe desde el punto de vista de la equidad, y para el propio Gobierno también porque el cristo está montado. Si subes el precio de la universidad, lo cual sería justo, pero no ayudas a los que no pueden pagarla mucho más que ahora, aumentas la injusticia.

-¿Qué diferencia a los estudiantes españoles del resto en Europa?
-Puedo subrayarle que los estudiantes europeos estudian y se toman mucho más en serio los estudios que aquí. En España entre que es barato y no representa un alto coste se toman la universidad muy a la ligera.

-¿Cree que la falta de entusiasmo por los estudios hay que buscarla en la educación primaria y secundaria?
-Puede ser, pero las encuestas señalan que un 90% de padres y profesores están muy contentos con las escuelas y educación que reciben los chavales. No obstante los recortes pueden bajar estos porcentajes porque el objetivo no es educativo sino que solo busca ganar dinero. Esto no pasa en ningún lugar de Europa.

-¿Cuál es la tendencia europea?
-Precisamente lo contrario porque además, es de perogrullo. Si inviertes en educación e investigación tendrás a los mejores, que generarán empleo y atraerán a fuertes inversores. En Europa la educación es una cosa sagrada. No creo que un aula por tener 20 o 30 alumnos o que el profesor tenga más horas de clase vaya afectar a la educación. El problema es otro.

-¿Cuál?
-Es ver las cosas con perspectiva y se ve que no la hay. Lo que es grave es que ante un momento de crisis recorten en inversiones de futuro. Actúan a corto plazo. Por ejemplo, en Finlandia en los años 80 tuvieron una crisis gravísima llegando a un 22% de desempleo, pero real. No como aquí, que el desempleo no es real. Ni tampoco tienen un concepto de familia paternalista y protectora como en España. Allí fue real. ¿Qué hizo el gobierno? Duplicó el gasto en investigación. De ser un país agrícola pasó a ser un país tecnológico e innovador. Gastan el 3% de su PIB en investigación. España invierte el 1,2% y este año lo han reducido.

-¿Qué consecuencias pueden tener estas medidas?
-Que cada vez seremos más el país de turismo, sol y playa. El problema de la economía española es que no se ha aprovechado la bonanza. Se han hecho muchas casas, hoy vacías. Pero no se ha invertido en industria del conocimiento. ¿Dónde está la competitividad española? ¿Qué vendemos? Lo más inútil es que se recorta lo útil. Quizá seria bueno que redujeran en alimentación, porque según un reciente informe, España es el segundo país europeo en obesidad de adultos aproximándose a Estados Unidos y  rtenemos la mayor tasa de obesidad infantil del mundo, superando a los americanos. Igual nos vendría bien pasar un poco de hambre. Lo malo es que no se habla de cuál es el modelo de sociedad que queremos. La sociedad está aletargada y parece que está esperando a que esto se recupere para seguir haciendo lo mismo y construir más urbanizaciones.

-¿Cree que la universidad tal y como la conocemos ahora tiene futuro?
-No, no se parecerá en nada. Hay un hecho indiscutible y es que el conocimiento ya no está ni en las aulas, ni en las bibliotecas, está en los móviles. Es decir el acceso al conocimiento no requiere ir a un aula y recibir una clase magistral de un profesor. Desde cualquier ordenador se puede acceder a cursos on line o a las publicaciones de los mejores físicos, químicos o economistas del mundo y además gratuitamente. Un dato: Wikipedia ha conseguido eliminar a la enciclopedia británica, cuna de la sabiduría hasta hace poco.

-¿En qué papel quedarán las aulas y los profesores?
-Los profesores seguirán desempeñando su papel de tutor, de guía para que los alumnos no se pierdan ante tanto conocimiento, pero lo cierto es que al ser imparable este avance el actual sistema no sirve. En 20 años la figura del profesor, ante una serie de alumnos impartiendo clases, va a desaparecer. El profesor va a dejar de enseñar conocimiento y pasará a ser un guía, un orientador que muestre caminos y les ayude a trabajar en equipo.

-¿Y menos edificios universitarios?
-Sin duda, pero bueno, esa cuestión solo sucede en España.

-¿La reforma universitaria que se está llevando a cabo en España es oportuna?
-Es inoportuna. Otra cosa es si es necesaria. El problema de España, que no sólo se ve en la educación, sino también en el resto de actividades, es que durante veinte años de bonanza y euforia no se han puesto soluciones a los problemas que se sabía existían. Simplemente se ha vivido la euforia tan ricamente.

-¿Cree que las medidas que está adoptando el Gobierno servirán de algo?
-Creo que los remedios que están adoptando van a ser peores que la enfermedad y todo apunta a que esto va a ser un destrozo.

-Y concretamente ¿qué opina sobre el real decreto-ley de medidas urgentes de racionalización del gasto educativo que está generando tanto reproche social?
-No me gusta entrar en esos detalles porque no me gustan las diatribas políticas y menos los políticos. No obstante creo que el sistema educativo español en general no es un sistema sobrefinanciado. Todo lo contrario. Aquí los servicios que se ofrecen a los estudiantes son muy ajustados y limitados. Cuando comparas con otros países observas que en educación primaria y secundaria, por ejemplo, apenas hay atención a la multiculturalidad, no hay profesores auxiliares para otros idiomas, no hay servicios psicológicos, de orientación... en general es flojo. La educación no es solo unos profesores dando clases. Decir que ahora la solución es que haya más alumnos por aula o los profesores trabajen más, no es ni el problema, ni la solución. Evidencia que se desconoce cuál es la importancia de la educación para el futuro de un país y su economía. Poner el quid en el número de alumnos es una tontería, lo pueden resolver sustituyendo al profesor por una pantalla de televisión. La educación es motivación, creatividad, desarrollarles competencias para que las puedan plasmar en el mercado de trabajo.

-¿Y por este camino hacia dónde vamos?
-Tendremos estudiantes adocenados con muy pocas capacidades y perspectivas de futuro. Es una barbaridad reducir donde no se debe y más para el futuro del país.

-¿Pasa lo mismo en el mundo universitario?
-Pues sí, pero como decía, llevamos 20 años subrayándolas. Con las medidas que se están tomando el daño que se va a producir es mayor que el beneficio. Nos vamos a encontrar con una generación perdida. Es muy triste.

-Un informe señala que en estos años de crisis, más de 300.000 jóvenes españoles, en su mayoría cualificados, se han ido a buscarse la vida fuera de España.
-Es cierto que hay muchas personas cualificadas que no encuentran trabajo. Pero, ¿la solución es reducir el nivel educativo del país, mientras todos nuestros competidores están haciendo lo contrario? ¿Cómo vamos a competir? Necesitamos una economía más enraizada en la sociedad del conocimiento, y no solo en la del ladrillo, el sol y la playa. Si mantenemos este modelo económico, nos sobra la gente. Ante ello será normal que se vayan fuera. Nuestra economía será más vulgar y menos competitiva. Es una tragedia para España. Pero lamentablemente no se ve ninguna luz y menos si seguimos en manos de los dirigentes políticos y económicos que tenemos en la actualidad.

Comparte esta noticia

1 comentario

antonio escribió
27/06/2012 23:03

En Finlandia, Sr. Gines, 'casualmente' la universidad es gratuita (pagada por todos, mejor dicho) incluida la universidad. Usted confunde la disciplina ,el control y evaluación del rendimiento del alumnado (ese es el trabajo del profesorado como usted) con la forma en que se paga la enseñanza: de manera privada o publica. De esas confusiones. .. estos lodos.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG