X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 16 abril 2014
  • Ranking Empresas España 2013
  • Ranking Empresas Comunidad Valenciana 2013
  • CulturPlaza
  • Plaza Deportiva
Valencia Plaza
Seleccione una sección de VP:

El ERE de RTVV abre la puerta de los recortes en las empresas públicas

A. MOHORTE. 17/07/2012

VALENCIA. De los planes a los hechos. La Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) ha experimentado el primer gran recorte de personal del sector público empresarial. Los siguientes afectados serán los 7.000 trabajadores de las 46 empresas públicas y 20 fundaciones (que deben ser reducidas a 23 entidades) para los que el conseller de Economía, Máximo Buch, anunció el despido de entre un 40% o un 50%.

En el caso de RTVV, la reducción de su plantilla se ha concretado en un 76%, que se hará efectivo a principios de septiembre, y significará el despido de 1.295 de sus 1.695 trabajadores, si no se producen cambios en el mes de negociaciones que se abre a partir de ahora entre la dirección y el Comité de Empresa.

Con un patrimonio neto negativo de 1.219 millones de euros, tanto RTVV como las empresas que la componen (Televisió Autonòmica Valenciana, TAV; y Ràdio Atonòmica Valenciana, RAV) se encuentran en causa de disolución desde hace años. Para evitar el cierre, los gestores de la empresa han propuesta un reducción del gato de personal de más de 54 millones, pasando de los 73,8 millones actuales a los 17,7 que se prevén para 2013, además del resto de medidas que se anunciarán en las siguientes fases del Plan Integral de Reestructuración.

De este modo, el nuevo Grup Ràdio Televisió Valenciana se capitalizará con los actuales activos inmobiliarios y técnicos de la cadena de radio televisión y los 400 trabajadores que mantendrán sus empleos para la próxima temporada. Tanto las mercantiles RTVV, como TAV y RAV, serán ahora "disueltas, liquidadas y extinguidas", como establece la nueva Ley que les afecta y que fue aprobada el pasado jueves en las Cortes Valencianas.

Esta reestructuración irá acompañada del cese de las emisiones de uno de los actuales canales de televisión, reduciendo su oferta a dos canales de televisión, dos de radio y una división multimedia para internet. Además, se privatizarán los departamentos de servicios técnicos, producción de programas y marketing y comercial, y saldrán a concurso para la gestión privada las franjas horarias que no sean ocupadas por los informativos y las producciones valencianas o en valenciano (financiadas a partir de ahora por la Generalitat con un contrato programa que se espera presentar entre septiembre y octubre).

LOS AJUSTES POR VENIR

Alberto Fabra y Máximo Buch

El siguiente paso de la Generalitat será la aplicación del Plan Estratégico de Racionalización y Reestructuración del sector público empresarial que reducirá las actuales 46 empresas públicas y 20 fundaciones a 23 sociedades, de las que cinco son empresas en las que Generalitat tiene una participación minoritaria.

El nuevo diseño significará el despido del 40% al 50% de los trabajadores del actual entramado empresarial público. De este modo, en las próximas fechas perderán su empleo otros 3.000 o 3.700 empleado públicos, al margen de los ya afectados por el ERE en RTVV, como advirtió el conseller de Economía, Máximo Buch.

El impacto económico de las medidas que están por venir (a la espera de la presentación del plan que está elaborando la consultora Deloitte) superará los 1.000 millones de euros, de los que 773 millones ya estaban contemplados en los Presupuestos de la Generalitat para 2012 y 61,3 millones se derivan de las recientes medidas contenidas en el Plan de Reequilibrio Financiero de la Comunitat Valenciana.

También se contempla un ahorro que puede ser de hasta 215 millones de euros en 2013, de los cuales entre 160 y 200 millones será por la "optimización y eficiencia" en la gestión" y entre 12,5 y 15,5 millones de euros por el establecimiento de "sinergias de fusión".

REESTRUCTURACIÓN DE FERROCARRILS DE LA GENERALITAT

Tras RTVV, la siguiente gran empresa pública que será redimensionada será Ferrocarrils de la Generalitat (FGV), una entidad que mantiene una plantilla próxima a los 1.800 trabajadores y para la que la consultora Improven está preparando un informe de reestructuración que debe entregarse en las próximas semanas.

FGV, gestora del Metro Valencia y de los tranvías de Valencia y Alicante, pierde alrededor de 194 millones de euros al año, una cifra que el Consell quiere reducir drásticamente, aunque es consciente de que es un servicio que siempre será deficitario, como reconocen fuentes públicas.

Entre otras medidas, el ajuste incluirá una reducción de plantilla (se espera un ERE), la nueva definición de la financiación de la empresa y alternativas de gestión y externalización de servicios, que incluirán la privatización y la redefinición de las líneas actuales.

LOS MALES ENDÉMICOS DE LAS TELEVISIONES AUTONÓMICAS

Déficit crónico, deudas millonarias y acusaciones de sobredimensión de plantilla es la tónica habitual en las trece radio televisiones autonómicas españolas, a excepción de la vasca Eitb. Como destaca el informe anual de la consultora Deloitte sobre las televisiones regionales en España, en la práctica totalidad de los casos las administraciones autonómicas encajan en sus presupuesto, bien de forma directa o por medio de una compensación a través de un contrato programa (como el que va a implantar RTVV) que en la totalidad de los casos no se hace público.

La publicidad cubre en el mejor de los casos un 20% del coste de las televisiones. La que más ingresa es la catalana TV3, que ingresa un 22% a través de los anuncios, mientras que en el otro extremo están las de Murcia y Aragón que ingresas de este modo entre un 3% y un 4%. La valenciana se sitúa ligeramente por debajo de la media con unos ingresos que rondan el 10% del costes de financiación.

El efecto de la crisis económica en el inversión publicitaria y los recortes presupuestarios han incrementado la diferencia entre ingresos y gastos de todas las televisiones, pero no en todos los casos se han aplicado criterios de ajuste laborales equivalente. Además, la diferencia de las plantillas es significativa entre unas y otras.

DISPAR VOLUMEN DE PLANTILLA

La catalana TV3 sigue siendo con diferencia la que más trabajadores tiene en plantilla, con unos 2.200 empleos, tras ella se situaba hasta ahora la valenciana con unos 1.700 trabajadores. Del resto, únicamente superan el millar de empleados las televisiones de Madrid (1.200) y Andalucía (1.000), mientras que otras rondan el centenar, como Aragón, Asturias, Baleares, Extremadura o Canarias. A medio camino están Galicia (707), País Vasco (634) o Castilla La Mancha (306). Muy por debajo queda la murciana (28), según el informe elaborado por Deliotte con los datos de 2009 y 2008, aunque no se han producido variaciones significativas desde entonces.

Aunque algunas de estas empresas llevan años anunciando recortes de plantilla que no se han concretado, como es el caso de Telemadrid, otras ya han aplicado bajadas de sueldos, como la de Andalucía que ha planteado recortes en las retribuciones que van del 30% en los contratados al 15% en el personal fijo.

DERECHO A LA PROPIA TELEVISIÓN

El desarrollo de las televisiones autonómicas se inició en 1983 con las primeras emisiones de la vasca ETB y la catalana TV3, dos años más tarde se sumó a la oferta la gallega TVG. En 1986 el Gobierno vasco aprobó la puesta en marcha de un segundo canal que ofreciera también contenidos en castellano (ETB 2). Habría que esperar a 1989 para que completara la primera fase, con la apertura de TeleMadrid, la andaluza Canal Sur, la valenciana Canal 9 y el segundo canal de la televisión catalana Canal 33.

La situación se mantuvo estable durante casi una década, pero será a partir de 1997 cuando empiece a crecer la oferta hasta triplicarse. Es en estas fechas cuando proliferan los segundo canales de las ya existentes y el surgimiento de las de Extremadura y Castilla La Mancha (2001), Islas Baleares (2005) o Aragón y Murcia (2006) y de los canales temáticos favorecidos por el paso a la televisión digital.

Si la razón esgrimida en la fase inicial de la proliferación de televisiones autonómica fue lingüística, a finales de la década de los años 80 distintas administraciones de territorios de lengua castellana como Madrid o Andalucía defendieron la necesidad de difundir la cultura local y ofrecer a los ciudadanos una cobertura más detallada de la información generada en su comunidad.

Aunque la creación de las televisiones vino acompaña de la apertura de las correspondientes cadenas regionales de radio, tanto el público como el presupuesto se concentró en la oferta audiovisual. Al margen de las cadenas nacionales, el fenómeno fue casi exclusivamente público, ya que la iniciativa privada en este terreno se limitó a las emisoras locales que cerraron de forma casi generalizada en los primeros años de la crisis económica.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia

9 comentarios

para serranos escribió
18/07/2012 14:18

Serranos... ¿y los votantes del psoe? ¿también están incluídos? Te recuerdo que la televisión valenciana se creó en 1989. Y hasta 1995, en esta Comunidad no gobernó el PP.

yolanda escribió
18/07/2012 12:09

Para Katy porque en USA hay solo una lengua y no es el caso de los valencianos aunque la vernácula sea arrinconada y menospreciada. Una verguenza la gestión del PP en Canal 9 con nombres tan insignes como Jesús Carrascosa, Vicente Sanz, Pedro García o Lluis Motes que reflejan mal que nos pesen las miserias de esta sociedad tan pasiva y sumisa. Ahora crean un estado de opinión rebosante de demagogia para que la ciudadanía aboge por la desaparción de una TV que nació con la esperanza de reforzar la identidad de este pueblo. Que pena de paisaje y paisanaje!

Un lector mas escribió
18/07/2012 11:58

Que estaba sobredimensinada la plantilla de canal 9?. TV3 termino de leer tiene dos mil empleados, entonces, en este caso, mas que Canal9. Lo que sucede en las privada es que tiene subcontratado todo menos los informativod ,y por eso, la plantilla es , a efectos engañosos, mas reducida. Personajes, como la Esteban, La Benito, etc, que no son periodistas ocupan puestos milloranarios sin aportar nada. Todo, como puede comprobarse , es según desde el punto donde se mira. Triste realidad

Saoret escribió
18/07/2012 10:14

Los datos de antena 3 son incompletos: antena3 creo una productora de tecnicos que trabaja en exclusiva para la cadena. En realidad son una misma empresa dividida en 2 para sortear el convenio de la matriz. Antena 3 al completo cuenta con bastantes mas de 2000 trabajadores. Y tele 5 unos pocos menos, pues copio el modelo de antena 3. La deuda de canal 9 no se produce por los trabajadores (que son,en efecto excesivos) si no por los continuos robos de los politicos del partido popular a los ciudanos de la comunidad valenciana a traves de canal 9...y no estamos hablando de 7 millones, "solo". En la tele publica los corruptos se han llevado cientos de millones. La autentica ambicion de la generalitat es hacer desaparecer esos delitos con el cierre de la rtvv e intentarlo tapar ante la opinion publica con la cortina de humo de los trabajadores. Nada hace pensar ademas que el proceso de robo a gran escala organizado por el pp no se siga produciendo en la nueva corporacion, ya que han diseñado un modelo basado en la subcontratacion, que como todo el mundo sabe, es el abc de la corrupcion. Canal 9 o se privatiza o se hace toda publica, las medias tintas solo sirven para seguir robando. Ahora el dinero se robara a los trabajadores ademas de a la totalidad de los ciudadanos valencianos como hasta ahora.

serranos escribió
18/07/2012 09:58

¿Los militantes del PP estan incluidos en el ERE?

Alejandro escribió
17/07/2012 17:10

Antena 3, como empresa privada gestionada como tal, es decir, guiada por la cuenta de pérdidas y ganancias, tiene alrededor de 1000 empleados con cobertura nacional. Mientras tanto, Canal 9, como toda empresa pública inherentemente deficitaria, tenía 1700 trabajadores para una cobetura regional. Antena 3 tiene un valor de 650 millones de euros, mientras que Canal 9 uno de - 1200 millones que tendremos que pagar. No hay mal que por bien no venga, así que espero que con la crisis fiscal actual se aproveche para cerrar o privatizar casi todo el sector público empresarial en general y los chiringuitos televisivos autonómicos en particular.

katy escribió
17/07/2012 12:57

Yo cerraba todas las televisiones públicas. No las necesitamos. Los políticos si, porque les sirven de altavoz de su propaganda. En USA no hay ninguna TV pública, ¿por que aqui si?

Boro Inot Hernándiz escribió
17/07/2012 08:06

Lo siento mucho por los trabajadores (los de verdad) pero un monstruo así debía haber cerrado hace tiempo. Me gustaría saber los criterios que han seguido en el tú sí, tú te salvas, porque conociendo los antecedentes seguramente irán a la calle los que menos se lo merecen. En cualquier caso el ERE que considero más necesario es el del político (origen de todos los males) y están haciendo lo posible para que no se haga.

Tarari escribió
17/07/2012 07:16

¿1000 la television de Andalucia?. Creo que deberian revisar esos datos, si es que esa television los proporciona. No se lo creen ni ellos!

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG