X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Martes 29 julio 2014
  • Ranking Empresas España 2013
  • Ranking Empresas Comunidad Valenciana 2013
  • CulturPlaza
  • Plaza Deportiva
Valencia Plaza
Seleccione una sección de VP:
REESTRUCTURACIÓN DEL SECTOR PÚBLICO EMPRESARIAL

Parques Reunidos tantea al Consell para quedarse con la gestión de toda
la Ciudad de las Artes y las Ciencias

JOAQUIM CLEMENTE . 10/08/2012 La empresa ha preguntado a la Generalitat por la posibilidad de extender al resto del complejo, con la excepción del Palau de les Arts, el modelo que ya desarrolla en L'Oceanogràfic, cuya concesión vence el año que viene

 

VALENCIA. La empresa Parque Reunidos, cuya filial Parques Reunidos Valencia gestiona L'Oceanogràfic, ha hecho llegar a la Generalitat Valencia su interés por ampliar al conjunto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa) el modelo de gestión privada que ya aplica en el acuario.

Según fuentes conocedoras de lo que se califica como "un intercambio de opiniones aún en estado embrionario", la empresa madrileña, que aún mantiene a la familia Lladró y a Andrés Ballester en el accionariado de la filial que creó para quedarse L'Oceanogràfic, estaría dispuesta a gestionar como un conjunto el recinto, aunque fuera quedaría el Palau de les Arts, cuya actividad se desarrolla a través de una fundación. 

La Generalitat Valenciana ha mostrado ya en diversas ocasions su interés por buscar operadores privados para determinados proyectos. En el caso de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el objetivo es encontrar a un operador capaz de gestionar en especial el Museu de les Ciències y L'Hemisfèric. El otro inmueble del recinto, L'Àgora, quedaría también fuera del proyecto ya que es un especio de eventos que encaja menos en la filosofía de Parque Reunidos.

Y es que la opeadora que nació vinculada al Parque de Atracciones de Madrid ha ido creciendo en la década pasada de forma exponencial y ahora gestiona cerca de 39 instalaciones de ocio repartidas por todo el mundo. Para la compañía resulta especialmente interesante aprovechar el gran caudal de visitas que tiene el recinto diseñado por Santiago Calatrava: 3,7 millones de visitantes muchos de los cuales no entran a ninguno de los tres recintos de pago. La compañía ve en ese dato una vía de crecimiento que, gestionado desde su experiencia, permitiría coordinar L'Oceanogràfic, el Museo y L'Hemisfèric para lograr mayor rentabilidad a las visitas.

L'Oceanogràfic

LA CONCESIÓN DE L'OCEANOGRÀFIC VENCE EL AÑO QUE VIENE

El contrato que mantiene en la actualidad Parque Reunidos Valencia con Cacsa para gestionar L'Oceanogàfic vence en febrero del año que viene, ya que se trata de una concesión a 10 años. Esa necesidad de renovar el acuerdo sería el momento para afrontar un proceso de ampliación de las instalaciones que se gestionan con ese modelo.

En todo caso, hay dos aspectos a tener en cuenta. El primero es que cualquier nueva licitación de la gestión un reciento como Cacsa, debe salir a concurso público y pueden aparecer otros interesados. Por otra parte, el contrato que firmó en su día el Consell con Parques Reunidos es un poco complejo, porque incluye dos cánones, uno que paga la Generalitat a la empresa de 1,5 millones de euros (que se ha revisado anunalmente desde 2003 con el IPC) y otro que paga Parques Reunidos a Cacsa de unos 600.000 euros. Después hay una serie de cantidades variables que pagan unos y otros por distintos conceptos vinculados a los visitantes y los beneficios.

Pero además también Cacsa, y esto es lo más gravoso, carga con los gastos de explotación del acuario. Así, en un año normal (en este caso fue 2010), la Generaitat acabó pagando a Parques Reunidos Valencia 13 millones de euros entre canon, varianles y los gastos de personal cedidio y otros de funcionamiento. En la otra parte de la balanza, lo que recibe la Generalitat por el canon de restauración y merchandising fue de 1,3 millones. 

Aunque a la Generalitat no le cuesta excesivamente caro tener cedido L'Oceanogràfic (más conociendo el coste que le supone el resto de la Ciudad de las Artes, lo cierto es que la política actual del Consell de Alberto Fabra está intentando variar este tipo de relaciones con las empresas privadas que puedan gestionar instalaciones públicas. El objetivo es que sean las empresas las que paguen por el uso de las instalaciones y corran con el riesgo del negocio que desarrollen en ellas.

ERE EN CACSA PARA REDUCIR A LA MITAD LA PLANTILLA

La voluntad de la Generalitat de privatizar la gestión de los grandes proyectos, cuando no venderlos, requiere una serie de movimientos previos para adecuar la estructura de las empresas públicas que los gestionan actualmente para que resulten interesantes para la iniciativa privada. En el caso de Cacsa, ya está en marcha un ERE que afectará a la mitad de la plantilla, dejándola en 165 empleados. Cabe esperar que estos trabajadores, en el caso de que se alcanzase el objetivo de externalizar toda la gestión de Cacsa, se subrogasen a la empresa que se quedar la gestión.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia

2 comentarios

izaskun García Azcarraga escribió
14/08/2012 11:50

Se Privatice o no la Gestión, hay dos salidas posibles para La Ciudad de las Artes y las Ciencias, una, ajustar las plantillas y la gestión a los datos reales y actuales de visitantes, sin reinversiones significativas, ni nuevas propuestas, que es lo que generalmente suelen hacer las empresas privadas adjudicatarias. En este caso y en mi modesta opinión, las consecuencias a medio plazo serían deplorables para Valencia, porque el complejo está, no lo olvidemos, en pleno centro de la ciudad e iría apagándose poco a poco al ser muy difícil conseguir la reincidencia del visitante con la actual oferta de ocio. Y la otra salida, es que, quien se haga cargo del complejo elabore un plan de reactivación, mediante la creación de tres líneas de actuación: 1.- Crear una oferta de ocio conjunta para todas las instalaciones, diseñando lo que en museología se llama un “guión de la visita”, que se utiliza no solo en museos sino en cualquier parque Disney. En este sentido se ajusta la oferta de ocio, pasó a paso y metro a metro en función de la demanda de ocio del visitante. Esto conllevaría buscar un nuevo planteamiento de ocio para el Museo de Ciencias, el Hemisférico y para las zonas exteriores. Resumiendo, más especialización didáctica, de más calidad y clara diferenciación de la oferta de ocio con la de otras ciudades. 2.- Buscando la diversificación en otros negocios, patrocinios y favoreciendo la entrada de alguna multinacional del sector ocio que pueda aportar IMAGEN a nivel Europeo al complejo y nuevas propuestas. Hay que recordar que la mayor parte de los visitantes del complejo CAC son de fuera de la Comunidad, principalmente de Madrid y tanto esta ciudad como Barcelona disponen de Museo de Ciencias experimental de muy alta calidad lo que sin duda retrae a la hora de visitar el de Valencia. La gente visita el Oceanográfico porque NO hay nada igual en Madrid ni en Barcelona, aunque en esta ciudad ya están construyendo uno, que de no reaccionar Valencia, volveremos a ver una confrontación similar a la de Port Aventura/Terra Mítica. 3.- La viabilidad de cualquier empresa del sector de ocio para el “gran público”. (Parques Temáticos, Deportes, Grandes Eventos ect..) es “directamente proporcional” a su permanente difusión en los medios de comunicación de masas. El propio Walt Disney ya en su primer parque (Anaheim, California 1955) lo vió claro y vinculo la marcha del parque al canal ABC TV, lo que a su vez facilitó la llegada de patrocinadores, y así ha sido desde entonces. Hasta el propio Real Madrid, tiene su propio canal TV. Invertir más de 1500 millones de euros en el sector, como se ha hecho en la Comunidad Valenciana sin contemplar este “vital detalle” ha sido, sin duda, una gran error, y no me refiero a que se hubiera tenido que comprar un canal de TV. Y a falta de medios económicos para entrar actualmente en el mundo de la Tele, esta “presencia continua y necesaria dentro de los hogares” hay que buscarla a través de Internet, que ofrece un potencial ilimitado con el que se tiene que experimentar, y naturalmente a través de la incorporación de marcas de prestigio a Valencia, como muy bien encaminada iba Dº Rita Barberá y su Parque Temático Ferrari, que hubiera favorecido al propio complejo CACSA. En definitiva, que este sector de centros de ocio NO admite “medias tintas”, o se cree en él y se tienen perfectamente definidos y cuantificados sus “beneficios directos e indirectos” como han hecho los catalanes y madrileños o es preferible cerrarlo antes de someterlo a una larga y costosísima agonía, con indecisiones y ambigüedades, como pasó con Terra Mítica. La Ciudad de las Artes y las Ciencias, por sus características técnicas requiere planteamientos y soluciones que la hagan crecer….. y no decrecer, y ese y no otro debe ser el objetivo de las reformas, se hagan en forma de gestión directa, privatizada la gestión, o vendidos los edificios. Fdo. Izaskun García Azcárraga. Lª Hª Arte, Máster Museología UPV,

Boro Inot Hernándiz escribió
10/08/2012 07:30

Sí, es lo que se viene conociendo como ser puta y poner la cama y en este caso, además, pagar las copas y el tabaco. Claro, ahora el cliente pretende que a la próxima lo lleven a cenar y le inviten al cine. Adivínese quien es el chulo y por qué lo consiente.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG