X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el 'gatito feliz' de josé sanchis

Vuelve Pumby de la mano de la editorial mallorquina Dolmen

12/06/2018 - 

VALÈNCIA. “Una asignatura pendiente”. De esta manera explican desde la editorial Dolmen el nuevo proyecto en el que se han embarcado. Aunque nuevo no es exactamente. Se trata de un clásico. “Después de 60 años”, anuncia la editorial, regresa Pumby, el conocido como ‘gatito feliz’ creado por José Sanchis Grau, con una colección que recuperará algunas de las historietas más características del personaje. El primer tomo de este regreso se presentará en apenas un mes, el próximo 13 de julio a las 19 horas, en FNAC de San Agustín, un acto que contará con la presencia de Álvaro Pons, Paco Roca y Emilio Sanchis.

“Estamos muy orgullosos de anunciar la recuperación de una obra mágica y singular, una serie que pertenece por derecho propio a la memoria histórica y colectiva de la sociedad española”, explican desde la editorial, que con esta nueva colección recupera un personaje que hizo "soñar y viajar" a los niños españoles "nacidos entre 1950 y principios de la década de los setenta". “Su autor edificó, página a página, semana a semana, una de las etapas más gloriosas que ha tenido la historieta humorística infantil en nuestro país, protagonizada por un entrañable personaje que marcó toda la vida y obra de su creador”, añaden desde Dolmen, encargados de acometer una tarea de restauración de las clásicas viñetas cuyo resultado se podrá ver en apenas unas semanas. 

El impacto de Pumby en el sector del cómic valenciano es tal que fue uno de los protagonistas de la primera edición de la Heroes Comic Con València, celebrada este mismo año. Además de la creación de los Premios José Sanchis Grau, el certamen se presentó con un cartel en el que se veía al famoso gato, eso sí, versionado por Javier Mariscal. “Empecé aprendiendo a leer conociendo el fascinante mundo de los cómics con Pumby. Era de Valencia y sus colores y aventuras me fascinaron desde muy pequeño. El Pumby que presento en el cartel es una versión hecha con la memoria, en eso se nota que mi memoria es muy mala y por eso es un Pumby muy héroe, muy hecho a mi manera”, explicó en su momento Mariscal.

Reivindicado por unos y por otros, también la Asociación Valenciana del Cómic (Asovalcom), encargada de la organización de las Jornadas de Cómic de València, o por Álvaro Pons, uno de los mayor expertos de tebeos en España y pieza clave para la creación de la fanzinoteca del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), que nació gracias a su generosa donación. “Es uno de los grandes personajes de la historia y no sele ha reivindicado como se merecía. El universo onírico que creó Sanchis no tiene nada que envidiarle al de los grandes maestros del tebeo infantil”, explicó Pons en un reportaje publicado por la revista Plaza en 2016.

Noticias relacionadas

SILLÓN OREJERO

'La única voz': Manual para gente sana en sociedades enfermas

Por |  - 

Tiziano Angri es napolitano, pero creció en Pisa, en Tirrenia, una ciudad de vacaciones fundada por los fascistas en los años 30. En ese restort, entre veraneantes y algún jubilado que abusaba de niños en los descampados, encontró la inspiración para dibujar un cómic que bucea en los traumas de la infancia con un realismo sobrecogedor

SILLÓN OREJERO

Cuando los judíos vuelven al Gueto de Varsovia

Por |  - 

La autora israelí de cómics Rutu Modan viajó a Polonia para averiguar por sí misma cómo era el lugar del que tuvieron que huir sus abuelos en los años 30. Un país en el que una nueva legislación prohíbe acusar a Polonia de haber participado en el Holocausto. Modan mostró los contrastes del postconflicto, con escolares israelíes que tienen que viajar a ver los campos de concentración mientras piensan en ligar y en cosas propias de su edad, los turistas que van al Gueto de Varsovia a recrearse con el dolor y la tragedia ajena y los polacos, que muchas veces se sienten molestos porque ellos se consideran también víctimas de la II Guerra Mundial

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email