X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

lo peor de lo peor

Y la peor paella de València es

La peor versión de nuestro mejor plato, de nuestra bandera gastronómica en el mundo. ¿Que qué sentido tiene hacer un listado con las paellas más nauseabundas en el epicentro universal de la paella? Ninguno. Pero somos valencianos; y nos va la traca

Por | 09/03/2018 | 2 min, 54 seg

Todo valenciano esconde dentro un pirata, un alcalde y un maestro paellero; un Karlos Arguiñano del mandil y la cervecita del domingo a medio día, un Quique Dacosta sin gafas de Tom Ford pero con la sana intención de proclamar a los cuatro vientos: ¡yo hago las mejores paellas de València! ¡del jodido mundo!

Es inevitable. Debemos tenerlo imbricado en los genes, agarrado a la medula espinal como un perrillo en celo, grapado al ADN como las moscas a la miel: somos monos y además mediterráneos —diseñados para procrear, quemar cosas y meter la zarpa en el cepillo del señor Don Indalecio, el cura del pueblo. Valiente herencia genética.

Pero ey, sabemos divertirnos. Nos va la traca (què hi farem) pero entendemos mejor que nadie que la vida es una copa de vino blanco frente al mar —en torno a una paella, sin prisa pero sin pausa. Viento en la cara, sonrisas cómplices y el tiempo, que se nos va. Que se va.

Así que vamos a divertirnos, porque estas son las  paellas más decadentes de València —y como aquella vez, la opinión es cosa de las huestes de TridAdvisor. Agarraos que vienen curvas, tetes.

El Racó Maritim

85 opiniones (50 pésimas, 3 malas).

“Poca comida y en mal estado. Tuve que vomitar un trozo de pollo de una mini paella seca y dónde solo había 1 solo trocito de pollo”.

“Comida desastrosa, con pelos en unas natillas servidas con vaso de caña, lechuga pasada, pollo con aceite gelatinoso y frío, mesas mugrientas”.

“Un circo de los horrores con vistas al mar”.

Casa Zaragoza

309 opiniones (170 pésimas, 15 malas).

“Es tan sumamente pésimo que ni Chicote en modo Dios levantaría semejante despropósito”.

“El trato nefasto y la comida vomitiva. ¡Un saludo a los médicos de digestivo del hospital de la Malvarrosa que os vais a hacer de oro!”

“Lamentable”.

Tapas Bar

258 opiniones (58 pésimas, 27 malas).

“La peor experiencia de mi vida”.

“Espeluznante, lo recomiendo para Halloween”.

“Tellinas con mucho aceite y de la semana pasada (como mínimo), la pizza a los 3 minutos se quedó fría y dura como una piedra y la verdura parecía de las sobras de Nochevieja (estamos en agosto)”.

“Si te gusta tirar el dinero, adelante. Increíble que este tipo de restaurantes siga teniendo licencia de funcionamiento: asqueroso, muy de batalla, mal trato del personal, comida incomible, quemada”.

La Cava

115 opiniones (27 pésimas, 11 malas)

“Por no saber no saben ni tirar una caña”.

“Espero no haber pillado anisakis pero no me extrañaría nada”.

“No hay por dónde coger los platos. Aceitoso, malo, reseco, todo mal...”

...

Y así están las cosas, amigos. Desde la propia plataforma aseguran que “Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC” —igualito que el arriba firmante.

Pero yo prefiero quedarme con lo bueno: sabemos reírnos de nosotros mismos. Porque sabemos, ¿no?

Comenta este artículo en
next