X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

una primera cosecha independiente

Escenificar en las aulas: Laboratorios Creadores afloran en los institutos valencianos

29/11/2017 - 

VALÈNCIA. En la actualidad –y no solo en la Comunitat Valenciana– la creación de públicos es la principal obsesión de la gestión cultural. Sin embargo, de la inversión en la cantera de espectadores apenas hay rastro en el desarrollo formativo de los alumnos de Educación Secundaria. Desde la iniciativa independiente, el Laboratorio Creador.es fue consciente de la necesidad de interrelacionarse con aquellos que serán “los dramaturgos del futuro”. Aunque el objetivo de su director saliente, Gabi Ochoa, no era exactamente ese, sin duda los talleres aportan sensibilidad e interés sobre las artes escénicas en València gracias al trabajo de algunos autores con los alumnos de instituto.

Este próximo mes de diciembre se cierra el que ha sido el primer curso de actividad en distintos centros docentes que no han tenido que pagar nada, gracias al apoyo de la Fundación SM para el proyecto. En esta primera hornada de trabajos, cinco institutos han contado con cinco dramaturgos que –en horario lectivo– han desarrollado ideas y textos con distintos equipos: IES El Saler (con el mismo Ochoa), IES Ramón Llull (con Laura Sanchis), IES Font de Sant Lluís (con Mafalda Bellido), IES Campanar (con Maribel Bayona) y Escola Les Carolines (con Paco Romeu). El resultado no ha podido ser más satisfactorio, según los propios profesionales.

Las residencias internacionales de Creador.es se inspiraron en ‘Da la nota’, un programa musicosocial activo en el barrio de Lavapiés en Madrid. En este proyecto se hace uso de la música para afrontar conflictos sociales, algo que a los ganadores del Premio Innovación 10x10 Cultura de Pública’16 les sirvió para preguntarse “quiénes son los creadores de dentro de 10 años”. La idea era generar un laboratorio con alumnos de 15 á 18 años “sin recursos pero con inquietudes”, haciendo uso de “la escritura para adentrarlos en la dramaturgia”.

Lo cierto es que el Laboratorio Creador.es es una iniciativa novedosa al situar a la escritura dramatúrgica en el eje de las actividades creativas (y lectivas) con adolescentes. Una manera “de innovar socialmente y dar pasos por el aprendizaje en sectores sociales que lo necesitan”, algo a lo que Ochoa añade que tiene valor que los dramaturgos que participan de esta primera hornada proceden de barrios del Sur de la ciudad de València. Los institutos de este área se han mostrado permeables a una iniciativa que supone “una herramienta que nosotros no pudimos tener”.

De qué hablan los jóvenes autores

Ochoa comenta que entre los jóvenes autores y por lo compartido con sus compañeros docentes "hay una tendencia a hacerse preguntas a través del texto", como en voz alta. Ese volcado de cuestiones tiene que ver a menudo "con relaciones personales, pero también con problemáticas sociales; por ejemplo, en mi caso, se ha abordado el tema de los recientes incendios en Galicia por parte de un alumno". Cabe destacar que el final de los textos es la lectura dramatizada por parte de actores, algo que cristaliza el proceso de escritura y tutoría.

Para Ochoa es importante la idea de que "encuentren en la escritura un juego, una manera de dejarse llevar y de hacerse esas preguntas. A veces personales, a veces históricas o sociales, son las preguntas propias de un chaval". El dramaturgo que dejará la dirección artística Creadores en la próxima edición para asumir proyectos en paralelo como este mismo, admite que los alumnos de los institutos les aportan "lo real frente a la idea de realidad". Sus vivencias e inquietudes también retroalimentan a sus docentes a partir de unas inquietudes "que logramos conocer porque todo sucede en el centro, en su ámbito natural".

Durante varias semanas, ocupando entre cinco y siete clases de asignaturas como Castellano, Valenciano, Inglés o Historia, no hay distinción de sexos entre la proactividad para la escritura. Como un trabajo colectivo, pero con una carga desde la proyección individual de ideas y creatividad, los responsables de Creadores se muestras "muy satisfechos" con la primera cosecha de jóvenes autores. El proyecto también ha contado de manera indirecta con las ayudas que Ayuntamiento de Valencia y el Instiut Valencià de Cultura da a Creadores como festival.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email