X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de agosto y se habla de BICICLETAS documental salud josé luis ábalos FOMENTO benidorm
GRUPO PLAZA

340.000 euros (de partida) y proyecto a 4 años

'Graneros de creación' se convierte en la mayor convocatoria de ayudas a las artes escénicas público-privadas

La inversión a riesgo en proyectos a largo plazo marca la mayor colaboración del sector entre las instituciones públicas y las privadas en la Comunitat. La convocatoria centra sus esfuerzos en la mediación, está abierta a creadores, compañías y colectivos europeos e implica a salas y festivales valencianos para su exhibición

4/06/2018 - 

VALÈNCIA. El proyecto Graneros de creación que se inició el pasado año 2017 en el Espai Rambleta se ha multiplicado. Y Jacobo Pallarés, codirector artístico de Proyecto Inestable (sala que impulsó originalmente la idea) no esconde que ahora la oferta es "compleja". La convocatoria 2019-2022 ocupará cuatro años de actividad –ya que se inicia ahora– y logra aunar las voces e iniciativas de inversión de entes tan dispares como el ya citado Rambleta, Centre del Carme, el Instituto Valenciano de Cultura, festival Tercera Setmana, festival 10 sentidos, festival Russafa Escènica, festival Cabanyal Íntim, Teatre El Musical, Sala Ultramar, Teatre del Raval (Gandia), sala Off, Teatro Círculo y el mismo Proyecto Inestable.

¿El punto de partida? Una red de residencias de creación para todo tipo de artes escénicas. ¿El periodo de residencia y creación? En dos tandas, con una primera selección para crear y representar el año 2019 (y 2020 de gira) y otra en el año 2020 para estos mismos objetivos (y 2021 de gira). ¿La novedad? Que se oferta una relación de cuatro años, con un primer proyecto escénico a incubar durante los dos primeros años creativos (2019 y 2020) y cuyas autoras o autores pasarán a tener una segunda oportunidad en 2021 y 2022, respectivamente, con otro texto.  ¿Precio? "Como mínimo, 3.000 euros del espacio de residencia y otros 3.000 del festival que lo programa", matizó Pallarés.

Este hilvanado algo complejo en la estructura de partida servirá para que algunos autores –sin mínimo ni máximo de edad– puedan macerar sus ideas a largo plazo. "Las personas que están representadas en estos entes adheridos han demostrado su voluntad por el riesgo", añadió el codirector artístico de Inestable flanqueado por representantes de casi todas estas marcas culturales. Todas ellas han logrado la que es la mayor colaboración público-privada de la Comunitat pensando en la germinación de proyectos de artes escénicas. En total, aportado por unos y otros 340.000 euros. La llegada del proyecto Cultura Resident de la Generalitat y del IVC ha sido especialmente importante para alcanzar ese marco económico.

Y esa es solo la cifra de partida, ya que todos admitieron que según sus presupuestos puedan crecer o recibir ayudas públicas en los próximos años para esos proyectos, las retribuciones aumentarán. Además, los proyectos tendrán el estreno asegurado (del cual se llevarán el 50% de la taquilla) y la interrelación entre todas estas salas para su representación a demanda. No obstante, desde la organización se pone en valor la mentorización y la mediación que acompañará a los proyectos y creadores. 

Lo que debes saber

Tres convocatorias

La primera convocatoria para las y los creadores y sus proyectos está abierta hasta el 9 de julio de 2018. En ella se han de presentar los dossieres para ser una de las ideas seleccionadas y disfrutar de las residencias escénicas del llamado primer bloque: 2019-2021. Sus residencias comenzarán en enero de 2019 y el fallo se conocerá, como máximo, el 31 de julio de este año.

La segunda convocatoria se realizará en septiembre de 2018 para seleccionar al equipo de profesionales encargado de la mediación, comunicación y diseño de todo el proyecto general durante los cuatro años.

La tercera convocatoria es calcada a la primera, pero seleccionará a los proyectos para los periodos de creación y puesta en escena 2020-2022. 

Eje temático

Horizonte 20/20: horizontes. Aunque las bases advierten de que no debe ser necesariamente el tema de la pieza, aunque en el apartado sobre qué se debe presentar se exige justificar la "adhesión al eje temático". No obstante, se propone que este claim sea "una sensación inicial". Lo que sí se pretende es que la idea cohesione el proyecto, aunque "también trabajará con la temática propia del festival al que se adscriba".

Residencia + festivales

La comunión de residencias y festivales permite la salida en este tipo de certámenes de los proyectos presentados. De esta manera, la financiación de punto de partida se completa de un lado con la investigación y desarrollo (3.000 euros, periodo que también incluye la mentorización) y la exhibición en festivales en los casos que sean seleccionados por los presentes (Cabanyal Íntim, Russafa Escènica, Tercera Setmana, 10 Sentidos). 

Duración del proyecto y participantes

De enero de 2019 a diciembre de 2022. La propuesta público-privada pretende escoger un mínimo de 13 y un máximo de 35 propuestas entre sus dos convocatorias creativas. En la primera, como mínimo 10 y como máximo 15.

¿Quién se puede presentar?

Creadores y compañías de toda Europa. No obstante, el 70% de los proyectos totales seleccionados serán de la Comunitat Valenciana. Si hubiera carencia de proyectos específicos en ese rango o en el de los llegados de más allá de la región, los organizadores se reservan la posibilidad de "invitar a algún creador para que forme parte de las residencias".

La comisión elegirá 'en conflicto'

Pallarés admitió en la presentación que puede que varios espacios pugnen por convertirse en la residencia de una obra y que diversos festivales entren en ese mismo conflicto. Tendrán que llegar a una especie de entente cordial ya que no existe ningún tipo de solución para ese supuesto. 

Cabanyal Íntim (Foto de archivo: EVA MÁÑEZ)

Dos proyectos en cuatro años

La novedad más importante del proyecto remozado y ampliado en todos sus aspectos tiene que ver con la duración y la incubación de un segundo proyecto. Pallarés dejó claro que ese segundo proyecto puede estar ligado o no al primero (que es aquel que se presenta y conoce la comisión). Puede derivarse ya sea por su temática, por un persona o por la metodología empleada en su proceso de creación.

Tempos

"El primer año se dedicará a la residencia y exhibición de la misma en el espacio de residencia, y el segundo año se programará el espectáculo en diferentes espacios socios del proyecto. El segundo proyecto seguirá la misma fórmula en los dos años
siguientes". Esa es la razón por la cual se dividen proyectos por pares: ciclos de dos años y dos proyectos. En total, cuatro años.

Especificidades

En la presentación de la edición Graneros de creación 2019-2022 se abundó poco en las especificidades, aunque estas pueden generar un marco de entrada para algunos proyectos. Por ejemplo, hay salas y festivales que tienen un marcado carácter social. Otros que están muy ligados a un barrio o a una ciudad (en el caso de Raval, por ejemplo, con Gandia y su entorno). La contextualización y la armonización de públicos tendrá que ver en el interés de algunas de esas posibilidades.

Además, dos de las propuestas totales tendrán que trabajar "con poblaciones específicas" y otra más estará "dirigida a público escolar y en valenciano". Esto ya deberá quedar patente en el proyecto presentado.

El material a presentar

Pallarés también dejó claro que el dossier a presentar tiene mucho más que ver "con la metodología y la idea" que con un canon técnico más propio de ayudas públicas. El proceso creativo, la lógica a desarrollar durante la investigación y escritura, el tiempo de residencia y, en definitiva, el método y el equipo son la base de la propuesta.

No obstante, la organización admite que pueden acompañarse todos los documentos que las y los creadores o compañías estimen necesarios. Eso sí, el dossier debe dejar claras las intenciones  del trabajo "en un proyecto a 4 años". Aunque no se conozca la naturaleza del segundo proyecto a incubar y desarrollar, el método, los públicos y los implicados ya deberían dar a entender la idea en torno al mismo.

Las bases completas se encuentran en este enlace.

La mediación como valor añadido

Russafa Escènica (Foto de archivo)

"Vamos a poner una serie herramientas al alcance de los creadores para potenciar su proceso creativo y para que sea mediático, para que llegue a donde solo no llegaría". Así de claro dejó Pallarés el que muchos de los implicados consideran que de acabar siendo el valor añadido del proyecto. Aunque se es ambicioso en el planteamiento ("en busca de trabajos con potencia, decisión, planificación y la obstinación voraz", "construir desde la coherencia y la calma") lo cierto es que el modelo pretende distanciarse tanto de las residencias como de la exhibición.

Es la suma de esas partes, pero también aspira a convertirse en intercambio interno dentro de la comunidad escénica valenciana. Todos aseguraron que la convocatoria permite pensar en calidad desde la propuesta creativa a los públicos. Con esto casa que algunos de los presentes haya avanzado que valorarán "especialmente" proyectos de creación contemporánea que "cuestionen y redefinan el hecho escénico más convencional", así como los roles del artista y del espectador.

Son bienvenidas, han comentado, las propuestas "multidisciplinares y multiespaciales" que partan de la experimentación metodológica. Asimismo, se pondrá en valor la incidencia en alguno de los aspectos "transversales" del proyecto como el desarrollo de audiencias, la participación o la relación interresidencial. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email