X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de septiembre y se habla de hotel feria diputaciones Ale-Hop COCHE ELÉCTRICO
GRUPO PLAZA

ya ocurrió con las vocalías del consell jurídic consultiu, que se retrasaron un año

Les Corts incumplen desde julio su obligación de renovar el Consell Valencià de Cultura

6/03/2018 - 

VALÈNCIA. Si a los grupos parlamentarios de Les Corts les costó un año y 26 días cumplir con su obligación de renovar en tiempo y forma a los miembros del Consell Jurídic Consultiu (CJC), la actualización con otro de los órganos estatutarios de Les Corts lleva el mismo camino. El pasado mes de julio expiró el mandato de todos los miembros del Consell Valencià de Cultura (CVC) sin que, de momento, se hayan dado pasos para proponer nuevos candidatos o reelegir a los actuales.

La ley 12/1985 que regula la institución establece en su artículo 8.1 que la vigencia de los nombramientos será de seis años y los 21 consejeros actuales ya los cumplieron en julio. Casi ocho meses después, la desidia de los grupos hace todavía se desconozca si alguno de los partidos que pudieron designar candidatos en 2011 quiere renovar a alguno de sus miembros, algo que la ley permite. 

Tampoco se han producido encuentros entre los grupos parlamentarios para llegar a acuerdos sobre la cantidad de miembros a designar por cada uno, pues la ley marca que deben ser respaldados por dos tercios del hemiciclo –66 votos–, una suma compleja de alcanzar si no hay acuerdos previos, como ha podido comprobarse en situaciones previas como la elección de los miembros del Consell Jurídic Consultiu.

Cabe señalar que los 21 consejeros no fueron todos designados a la vez, en 2011. Algunos de ellos fueron nombrados años después porque o bien no consiguieron reunir entonces los votos necesarios o pasaron a formar parte de la institución tras la dimisión de alguno de los designados hace seis años. No obstante, la renovación actual afecta a todos. Esto es porque se les aplica a todos los consejeros el mandato original; y así lo determina, de hecho, un informe que los servicios jurídicos de la Cámara remitieron a la Junta de Síndics el pasado mes de enero. 

Así, por ejemplo, el PP propuso en 2011 para repetir en el cargo a Santiago Grisolía –actual presidente–, Ricardo Bellveser –vicepresidente–, Manuel Ángel Conejero, Enrique García, Luis Prades y Vicente Ferrero. Los populares postularon como nuevos miembros a José María Lozano, Martín Quirós, Vicente Farnós y Francisco Pérez Puche

En aquella misma sustitución, el Grupo Popular presentó además a Elena Negueroles –reemplazada tras su dimisión en 2012 por "motivos personales" por la exdirectora del IVAM y actualmente investigada por presuntos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos Consuelo Císcar– y a Ramón de Soto, fallecido en 2014 y al que sucedió un año después el guitarrista Ximo Tebar. Atendiendo al informe de los letrados de Les Corts, aunque Tebar y Císcar pasaron a formar parte del CVC después que el resto de integrantes, también deberán ser sustituidos junto al resto de consejeros o bien renombrados. 

Por su parte, los socialistas repitieron con Jesús Huguet y Vicente Muñoz y nombraron a tres miembros más. En aquel momento entraron a formar parte del CVC las exdiputadas Ana Noguera y Pepa Frau –exalcaldesa de Gandia– y el exconcejal del Ayuntamiento de València Vicente González Móstoles. La propuesta de incluir al vicesecretario del PSPV de Castellón Josep Martí no pudo salir adelante por su condición de alcalde en aquella época, ya que era incompatible que ostentara ambos cargos. En su lugar, los del puño y la rosa consiguieron impulsar tres años después a Soledad Giménez, exvocalista del grupo Presuntos Implicados. 

Como Giménez, otros dos miembros fueron designados en 2014: Enric Lluch y Ramón Roselló, a propuesta de EU y Compromís, respectivamente. Roselló fue propuesto después de que el candidato de los valencianistas en primera instancia, Joan Francesc Mira, se quedara fuera porque el PP no le votó al entender que la coalición del entonces síndic, Enric Morera, había roto "el compromiso" adquirido entre los grupos parlamentarios con representación en Les Corts –PP, PSPV, Compromís y EU– para aprobar las listas de renovación del Consejo de Administración de RTVV y el Consejo Asesor de RTVE en la Comunitat Valenciana. 

Aunque la norma de creación del órgano no determina que la designación de los miembros le corresponda a los grupos atendiendo a la representación que han obtenido en el parlamento valenciano, así ha venido realizándose esta última legislatura, donde cada partido ha tenido la oportunidad de nombrar a algún candidato. Por ejemplo, en el Consejo Rector de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC). 

En este caso, si se atendiera al número de diputados que tiene cada formación, de las 21 vacantes, al PP le correspondería designar siete; al PSPV, cinco; cuatro serían nombrados por Compromís; tres por Podemos; y dos por Ciudadanos.

Ley de paridad

En la renovación que acometan los grupos parlamentarios deberán tener en cuenta también una nueva norma: la ley de modificación de las leyes reguladoras de las instituciones de la Generalitat para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres en sus órganos. Más comúnmente conocida como la ley de Paridad en los órganos estatutarios de la Generalitat.

Esta norma, impulsada por Compromís en marzo del año pasado, fue consecuencia del incumplimiento de los partidos de Les Corts de garantizar una composición paritaria de mujeres y hombres en el Consell Jurídic Consultiu. Tanto Podemos, Ciudadanos como PP propusieron sólo hombres para la renovación del órgano. Una situación que derivó en un bloqueo que no se resolvió hasta que en julio el partido de Albert Rivera en la Comunitat cambió a su candidato José María Tomás y Tío por Mari Carmen Pérez Cascales. 

Así, en la renovación del CVC los grupos parlamentario deberán ponerse de acuerdo para cumplir con el nuevo artículo 8.4 de la ley del Consell Valencià de Cultura que describe que en las diferentes renovaciones del órgano "deberán respetar la igualdad entre mujeres y hombres en función de su mérito y su capacidad". Y añade que los efectos de esta ley "se considera que existe igualdad entre mujeres y hombres cuando haya una presencia mínima del 50 % de mujeres". Esto es, 10 u 11 consejeras. Actualmente hay solo cinco, menos de la cuarta parte. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email