X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ARTE URBANO

Pichiavo, autores de la falla municipal de 2019: "Queremos aportar una visión nueva"

10/05/2018 - 

VALÈNCIA. El arte urbano conquista las Fallas. Aunque, en realidad, siempre ha formado parte de ellas. Sea como fuere, el dúo artístico formado por los valencianos Juan Antonio Sánchez y Álvaro Hernández, que operan bajo la marca Pichiavo, diseñarán la falla municipal de 2019, de la mano de los artistas falleros José Latorre y Gabriel Sanz. No hace muchos meses, en enero, explicaban durante una entrevista a Cultur Plaza la vinculación de su particular obra con la tierra desde donde operan. “Al final lo que hacemos es un producto valenciano. No me gusta llamarlo inspiración, que es muy abstracto, pero vivir aquí te afecta. Nuestro trabajo al final refleja València: los colores, un barroquismo que se conecta con las Fallas...”. Como si fuera una premonición, los creadores hablaban de la fiesta que ahora tienen el encargo de representar con su monumento más característico.

Pocos minutos después de que se diera a conocer sus nombres como autores de la falla, confiesan a este diario que meter la cabeza en el universo festivo ha sido mucho más natural de lo que en un primer momento se puede pensar. “Esto ha surgido de una manera muy natural porque tenemos muchas cosas en común, tarde o temprano iba a suceder. Artistas falleros, escritores de grafiti, artistas urbano… es el mismo medio, aunque diferente formato”, explican. Ya hace meses que confesaban su intención de dedicar un mayor tiempo y esfuerzo a su obra escultórica, una pista que ahora completa el puzzle. Para el proyecto de 2019 serán fieles al estilo que tanto les caracteriza, en el que superponen las figuras grecorromanas con la escritura de grafiti, y que les ha llevado a festivales de todo el mundo y a colaboraciones tan sorprendentes como el proyecto que firmaron para la marca Bulgari en Nueva York. Recientemente, en València, firmaron un mural de grandes dimensiones en la Ciudad del Artista Fallero y rompieron las barreras de la galería de arte exponiendo en Plastic Murs.  

Mural de Pichiavo en la Ciudad del Artista Fallero. Foto: EVA MÁÑEZ.

“¿Por qué no?”. Este fue el punto de partida de una aventura que acaba de empezar de la mano dos artistas falleros que repiten experiencia con creadores urbanos. “Con Latorre y Sanz hay una simbiosis perfecta. El proceso [de creación de la falla] será muy fluido, nos entendemos a la perfección”, confiesan los integrantes de Pichiavo. Preguntados por el impacto que haya podido tener la elección de Okuda en la vinculación entre el arte urbano y las Fallas explican: “Todo lo que sea innovador y nuevo abre unos campos y esperemos que nosotros también abramos otro campo para otra gente”. Con el taller ubicado en Manises, desde donde producen piezas para todo el mundo, ahora toca el turno de dedicarle horas a su gran proyecto, una falla que verán millones de personas, bien sea en fotografía o en la misma plaza del Ayuntamiento. “Para cualquier artista poder tener esta oportunidad de crear algo único es importante. Todo artista valenciano alguna vez sueña con esta posibilidad”. Aunque los detalles del proyecto todavía no se han desvelado, sí que tienen claro cuál es el objetivo: “Dar nuestro punto de vista y aportar nuestro estilo. A nivel pictórico ya estábamos aportando algo, ¿por qué no generarlo en nuestra salsa, nuestra ciudad? Queremos aportar una visión nueva”.

De esta forma, según explicaron los miembros del jurado, el proyecto “será un binomio perfecto gracias a la conjunción de la tradición artística, las cuestiones más clásicas de la falla, unidas a la transgresión en los acabados”, una falla que desarrolla la sátira a través de una obra clásica. “Ha conseguido unificar todo lo que es una falla moderna y la interactividad para todas las personas que vengan a verla”, recalcaron desde el jurado encargado de elegir el proyecto para 2019, que cuenta con un presupuesto de 205.000 euros. “[Que] artistas valencianos con trayectoria internacional hayan visto en los artistas falleros y las Fallas una posibilidad de suma que multiplicará los beneficios para la fiesta y al arte”, indicó por su parte el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset.

Foto: EVA MÁÑEZ.

Estos tomarán el relevo del mediático Okuda San Miguel (Santander, 1980), encargado de diseñar la falla municipal de 2018. El creador, en este caso, se enfrentó al reto generando el gigante ‘Equilibri universal’, una falla fiel a su paleta y manera de entender la geometría que se planteaba como un homenaje a su propia trayectoria. “He indagado en mi obra, he sacado los iconos reconocibles y le he dado un pequeño toque de actualidad”, explicaba durante una entrevista concedida a Cultur Plaza, cuando las piezas del taller de Pepe Latorre y Gabriel Sanz empezaban a tomar color. “Una cosa que igual todas las fallas intentan hacer y yo no es que, al final, esta es una obra de un artista que habla de lo que hablan sus obras, independientemente de esa sátira que buscan todas”.

El santanderino, más allá de filias y fobias en el ámbito artístico, resultó en un éxito claro entre el público y son pocos los que se han resistido a compartir en sus redes sociales una o varias imágenes de la colorida falla, que resultaba en un mayor contraste en comparación con los monumentos de vareta marca Manolo García. El desembarco de Okuda fue total en la ciudad de València, pues aprovechó las semanas previas a la plantà para inaugurar su mayor exposición hasta la fecha, que acogió el Centre del Carme, otorgándole sus mayores picos de visitantes.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email