X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

pendiente de rehabilitación

Ribó y la Diputación retoman su plan para convertir el Varadero en sede del Museu de la Mar

1/08/2018 - 

VALÈNCIA. El proyecto de crear un Museu de la Mar en València navega de nuevo. A menos, así se desprende de las declaraciones del alcalde de la ciudad, Joan Ribó, y el presidente de la Diputación, Toni Gaspar, quienes subrayaron el pasado martes su intención de "volver a poner en marcha" la iniciativa en el antiguo Varadero del puerto, que se convertiría en la primera de las tres sedes del circuito cultural en hacerse realidad.

Según las previsiones del primer edil, la rehabilitación exterior del edificio podría finalizar antes de que acabe 2018. "Se van a empezar las obras para eliminar una serie de elementos, poner las rampas y, en definitiva, trabajar en el asunto" indicó hace una semana Ribó durante una entrevista con Cultur Plaza. Una vez concluida esa primera fase, será posible lanzarse al proceso de rehabilitación interior "y poner en marcha el museo", explicó ayer el alcalde tras la primera visita de Toni Gaspar al ayuntamiento valenciano desde su nombramiento como presidente de la Diputación. 

La idea de convertir el Varadero en sede del Museu de la Mar no es algo nuevo, pero, como indicó el político de Compromís, su materialización dependía "de una decisión del Consejo de Administración de la Marina, que se retrasó unos dos años". Y es que, el enclave portuario se encontraba en pleno proceso de licitación para instalar allí un restaurante cuando se decidió transformarlo en un centro cultural. “Nosotros le damos preferencia a un uso que pensamos es más importante a todos los niveles que dedicarlo a un restaurante. En Valencia hay muchos restaurantes, pero no museo marítimo”, declaró el alcalde en 2016 respecto al uso del emplazamiento. Como explicó entonces Cultur Plaza, la concesión del espacio para uso de restauración era de 20 años, con un canon mensual de 7.000 euros (sin IVA) y contemplaba dos parcelas: la que ocupa el edificio y la existente frente a él. Ese rumbo ha quedado ahora revertido definitivamente.

"Ya se ha conseguido resolver este tema y lo vamos a poner en marcha", apuntó el alcalde sobre esta iniciativa conjunta entre la administración provincial, autonómica, municipal y la Autoridad Portuaria de Valencia. Así, resaltó el especial "compromiso" establecido por la Diputación para "trabajar en la restauración del Varadero". Por otra parte, Ribó señaló a Europa Press que el Museu de la Mar "tiene ya la estructura jurídica montada, y aprobada por todas las partes". "Vamos a tirar adelante con este tema, que es muy importante para la ciudad. València dicen que no mira al mar y queremos mirar al mar de manera clara y seria", aseguró Ribó a la agencia. 

Como aseveró Ribó, el Varadero "será la ubicación número uno del Museu de la Mar", mientras que la segunda sede será la Casa dels Bous, recinto que hace apenas una semana fue recuperado para uso público y, según el primer edil "también está en fase de rehabilitación", aunque todavía no se han hecho públicos los posibles plazos de trabajo. De la tercera supuesta sede, las Atarazanas del Grao (que actualmente ejercen de espacio expositivo) no hay novedades por el momento. 

Presentado en 2016 como uno de los grandes planes culturales del Ayuntamiento para la legislatura, el proyecto de sacar adelante el Museu de la Mar se ha pasado los últimos dos años encallando en reveses e incertidumbres varios. Tras los recientes anuncios efectuados por las instancias gubernamentales, parece que en esta singladura, por fin, sopla viento a favor.








next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email