X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

premios laus

¿Y si las Fallas o la pilota valenciana fueran referente en diseño?

11/06/2018 - 

VALÈNCIA. Comunicar no solo no es tarea fácil sino que resulta clave para la creación del imaginario colectivo de una sociedad. Y como esta última, también la comunicación evoluciona. Es por ello especialmente significativo que los Premios ADG Laus de Diseño Gráfico y Comunicación Visual, que se celebran desde hace casi medio siglo, hayan premiado este año a dos proyectos relacionados con dos ámbitos propios de la cultura popular valenciana: la pilota y la fiesta de las Fallas. El primero, un Laus Plata en la categoría de publicación periódica a la revista Ferida, dedicada a la pilota valenciana; el segundo, un Laus Bronce en la categoría de libro al llibret Sense Permís, de la falla Mossén Sorell-Corona.

Estos premios reconocen los mejores proyectos del año en los campos del diseño gráfico, digital, la publicidad y el audiovisual, tanto a nivel nacional como internacional, unos galardones que han destacado el trabajo del diseñador valenciano Antonio Mateo en la joven publicación Ferida. La revista nació en diciembre de 2016 con el objetivo de "acercar el deporte de la pilota valenciana a la sociedad y contarlo de una forma diferente a la que venía siendo habitual, poniendo énfasis en el apartado visual y en las historias", explican sus impulsores. “No buscamos ser solamente una revista deportiva sino un contenedor de historias más o menos relacionadas con la pilota que puedan llegar a un público más amplio”, explica el diseñador de la publicación, que anteriormente había recibido el premio ADCV Oro entregado por la Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana.

Diseñado por Ibán Ramón, el llibret de falla supuso una pieza fundamental en el proyecto llevado a cabo por el artista Isidro Ferrer para la comisión, un proyecto artístico que se completó con una publicación que recogía tanto textos de distintos autores –incluido el propio Ramón- como ilustraciones de Ferrer. El propio diseñador explicaba hace apenas unos meses en una entrevista a Cultur Plaza -junto a los creadores de la campaña gráfica de Fallas de 2018 y 2017- un cambio de paradigma en la comunicación festiva. “Desde hace unos años se vienen haciendo grandes aportaciones en materia de diseño por parte de algunas comisiones, como las de Falla Corona, Na Jordana, Castielfabib o Ribesan”, indicaba entonces.

Con una larga historia de más que interesantes carteles, la campaña gráfica de las Fallas vivió un bajón por lo que respecta a lo institucional, suplido por innovadoras propuestas de algunas de las comisiones del tejido festivo valenciano. Con Ibán Ramón a la cabeza comenzó un proceso de transformación en la comunicación de las Fallas -impulsada por la entonces candidatura a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad- que continuó con el ilustrador Luis Demano y el experto en lettering Joan Quirós y, más recientemente, con las integrantes de Estudio Yinsen, María Pradera y Lorena Sayavera.

Este no es el único premio que se ha llevado Ibán Ramón, que se ha alzado con otros dos Laus Bronce. El primero, por el proyecto autoeditado Materiales, objetos, procesos y analogías, un libro y carteles que tratan de los materiales y utensilios que se utilizan en el estudio para la realización de objetos, objetos recogidos a lo largo de los años, piezas en proceso y artefactos diversos. El último de los premios ha sido por la identidad corporativa de ‘FabLab VLC’, un proyecto basado en una tipografía diseñada ex profeso para el mismo que le ha valido su tercer Laus Bronce del año.

Bombas Gens, premiado por su señalética 

Pero estos no son los únicos premios 'marca València' que ha dejado la presente edición de los Laus. Bombas Gens Centre d'Art, que hace apenas un año abría sus puertas en la ciudad de València, se ha hecho con un Bronce en la categoría de señalética gracias al trabajo realizado por el estudio Gallén+Ibáñez, encargado de la identidad corporativa del centro expositivo de la Fundació Per Amor a l'Art. Entre otros, también ha sido premiado el libro de Pablo Amargo Cats are Paradoxes, que recibió el Premio Laus de Oro de Ilustración. Actualmente se puede ver su obra en la galería Pepita Lumier, que le dedica una exposición. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email