X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de agosto y se habla de PODEMOS sandra mínguez AUTÓNOMOS AMORES DE VERANO CONSELL
GRUPO PLAZA

pieza separada del imelsa

Exasesores del PP ratifican en el TSJCV presiones para donar 1.000 euros al partido que les devolverían después

11/01/2017 - 

VALENCIA. Tres exasesores del PP en el Ayuntamiento de Valencia han ratificado este miércoles en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que recibieron presiones para donar 1.000 euros al partido que luego les serían devueltos en efectivo, en billetes de 500.

Estos testigos estaban citados a declarar en la pieza separada del caso Imelsa relativa a la investigación que afecta al exconcejal 'popular' y diputado Miquel Domínguez por el presunto 'pitufeo' en el grupo municipal del PP de Valencia. Este tribunal es el competente para llevar esta parte de la investigación puesto que Domínguez ostenta la condición de aforado.

Según ha podido saber Europa Press, los tres exasesores --Nuria Diego, Arancha Martí y Jesús Gordillo--, quienes se negaron a realizar las donaciones requeridas, se han ratificado en sus declaraciones que ya prestaron hace meses ante la Guardia Civil por este mismo asunto.

En su momento, Diego indicó ante la UCO que entre Fallas y la campaña electoral de 2015 el jefe de prensa de la alcaldesa, Julio Valero, acudió a su despacho enviado por la ex secretaria municipal del PP María del Carmen García Fuster, entregándole un papel con un número de cuenta. Le dijo que el partido necesitaba dinero para financiar la campaña y le pidió que hiciera una transferencia de 1.000 euros a la cuenta bancaria puesto que todos los concejales y asesores la iban a realizar, y que tenía que poner en concepto que era un donativo o aportación.

Según señaló, en ese momento pensó que se trataba únicamente de una aportación voluntaria, pero esta misma persona le dijo después que se pasara por el grupo municipal porque García Fuster le iba a devolver los 1.000 euros, que le puntualizó serían dos billetes de 500. 

Tras reflexionar sobre esta cuestión, decidió no hacer la transferencia y pasada una semana le recordaron que debía realizarla. Cuando manifestó la negativa, el jefe de prensa se mostró extrañado, tal y como indicó en su momento.

Además, incidió en que el asesor de la exprimera edil Rita Barberá le dijo que las consecuencias de no realizar la donación podían ir más allá de su persona, entendiendo que podía condicionar incluso la permanencia en el puesto de trabajo de su marido, que no tenía plaza fija consolidada.

Por su parte, la que fuera asesora del exvicealcalde Alfonso Grau, Arancha Martí, indicó también ante la Guardia Civil que un asesor les dijo a ella y a la exasesora de Alcaldía Patricia Isarte que García Fuster le había dicho que tenían que ingresar 1.000 euros en la cuenta del grupo y que luego se los devolvería en efectivo, pero que bajo ningún concepto debían de ingresarlos en su cuenta bancaria. 

A raíz de negarse a realizar la transferencia, García Fuster llamó a Patricia Iserte para pedirle explicaciones e instándole a que fuera a su despacho. Según indicó, ésta le contó que una vez allí le empezó a gritar diciéndole que tenía que hacer ingreso y si no tenía dinero se lo pidiera a sus padres.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email