X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

EVITA DINAMITA

València en números: el 10º aniversario del Bioparc, cinco años de Tapinería y las cifras del Montgorock

9/06/2018 - 

VALÈNCIA. Los arqueólogos e historiadores estiman que los números fueron usados por primera vez hace 32.000 años. Y como yo siempre estoy a la última, los dígitos van a ser el hilo conductor de mi crónica. Se utilizan para contar, (¡Catarroja descoberta!), pero también simbolizan a la bestia 666, nos ponen “cara” en la Seguridad Social, algunos -cuando son rojos- nos traen de cabeza y también indican que nos retrasamos, pero poco (llego en 0 coma). Si quieren saber las cifras que movió el MontgoRock, cómo estuvo el 5 aniversario del Mercado de Tapinería o el décimo aniversario del Bioparc, el precio de las joyas que lucen las celebrities y que ya se venden en Valencia o los 30 años como peluquero de Juan Romero, sigan leyendo.

15 toneladas de elefante para el 10 aniversario del Bioparc

Fotos: EVA MÁÑEZ 

Vaya por delante que me encantan los animales. He tenido siete en total, si no cuento los bichos que he colgado en mi orla de “conquistas”, y cuya relación debería haber mandado a un taxidermista antes de su fecha de caducidad. Mi primer hámster se llamaba Sofía Loren, excentricidades de una niña de 6 años que ya apuntaba trazos cinéfilos. La sustituyó una tortuga que pasó sin pena ni gloria (ni nombre). Más tarde un gatito siamés que me regalaron mis amigas del cole y que solo duró una noche conmigo. Cruella de Vil -como bautizamos a mi madre por aquel entonces- me hizo devolverlo al día siguiente. Luego ya vinieron los míos, mi verdadera familia: Fidel, un persa al que bauticé con ese nombre tras mi periplo cubano; Rojo (en la tienda de animales lo llamaban Dimoni y debí de haber hecho caso a la advertencia); mi querida Violeta –una shit shu entrañable- y el actual amor gatuno de mi vida, Lula. ¡Ah! y el último regalo de mi chico, bueno en régimen de multipropiedad, el burro Cid. Lo tenemos en Utande, en la Alcarria, en Casa la Nuri (una casa rural preciosa que recomiendo desde aquí). De él me he llevado un bocado en el antebrazo, un pinzamiento en el nervio ciático por montarlo más de dos horas “a pelo” y todo el amor del mundo.

Por eso, si me tuviera que mudar de mi pequeño atiquito de Ruzafa a otro lugar, optaría por el Bioparc. Allí entre lémures y monos (mi animal preferido hasta que trabajé en el programa 'ManáManá' del extinto Canal 9 y vi el documental de Gustavo Salmerón: Muchos hijos, un mono y un castillo) sería feliz. Ese hogar idealizado cumplió la semana pasada su décimo aniversario. Y lo celebró, como solían hacerlo nuestras madres, redecorando el pisito. La escultura de un elefante en movimiento de 15 toneladas, bautizado como Escipión, es el nuevo habitante-motivo decorativo del pisito de 100.000 metros cuadrados que tenemos los valencianos.

Y como representante nuestro, no podía saltarse la cita el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, como tampoco el Secretario Autonómico, Francesc Colomer, el escritor Santiago Posteguillo, el director del IVF, Manuel Illueca, el director del IVIE, Ximo Maudos, la directora de Helados Estiu, Maria José Félix, la presidenta de la Asociación de Directivos, Amparo Bertomeu,  el consejero delegado de Bierwinkel, Christian Jardel, los concejales Vicent Sarriá, Fernando Giner o Maria Angeles Ramón Llin,  el presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón, la directora de Valencia Excellence, Laura Gallego, el director de la Fundación Turismo Valencia, Antonio Bernabé, el síndic de Compromís, Fran Ferri, los directores de Desarrolla, Juan Miguel Gaspar y Eva Velasco, o empresarios como Maria José Ruz, Guillermo Soria, Manuel Bueno, Sonia Gómez-Luzón, Desampa Gil, Silvia Lafuente, el doctor Juan Antonio Mira, la pintora María García de la Riva, los diseñadores Adrián Salvador y Lucas Zaragosí, la MasterChef Junior, María Querol, la directora de Pequeño Deseo, Marta Miró, sin olvidar a  Loles Guido, Nacho Gómez-Trénor, Carolina Gil, Cruz Vicó, las hermanas Jofre, Mamen, Cristina y Ana, Pilar Cañiz, Paz Sansaloni, Noemí Carrasco, Quique Bonillo, Goyo Camps, Quico Catalá, Irina Manglano, Maca Peyró, Judith Fenollar, Carlos Muñoz, Eva Marcellán, Laura Grande, Mariola Cubells, Vicente Ordaz, Jaime Navarro, Yeray de Benito, Joseca Arnau o Vicente Barrera con su mujer, Rocío Donat. 

En el Montgorock se bebió 'Tequila'

Menos mal que he tirado por la calle de las matemáticas y no por la musical en este artículo. Porque como todos mis amigos saben, me quedé en 'Más bonita que ninguna' de Rocío Dúrcal y me hubiese costado un despido en diferido escribir sobre las actuaciones que tuvieron lugar en este festival de Jávea. Así que prefiero hablarles de números y de trapitos. Porque las que no solemos asistir dos días a conciertos al aire libre con un cartel que gusta tanto a jóvenes como a “carcas” como yo,  somos capaces de ir a la peluquería, plancharnos el pelo y sacar las camisetas de grupos del armario que igual son las de Parchís o Los Pecos. Calzado cómodo, eso lo sabe hasta París Hilton

Bueno, pues allá voy con las cifras: miles de personas (la organización no ha querido facilitarlo), 25 artistas, 2 escenarios, 25 euros la entrada por día y muy listos los de las barras ya que solo se podía recargar la pulserita para consumir con múltiplos de 5 euros. El truco: ninguna bebida costaba tal cantidad exacta. También es cierto que luego te devolvían lo que no hubieses gastado por Internet, ¿pero quién pierde tiempo por 1 ó 2 euros? 

Anécdotas o pillerías aparte, la Vl MontgoRock estuvo genial. Y como yo me acredité por este medio tuve la suerte de ver a 10 metros a Tequila y al Gran Cañón, los platos fuertes de este banquete musical. A la primera a la que me encontré en los 20.000 m2 de césped artificial (ya que se encargaba de la prensa), fue a la súper crack Ana Gitrama. Tuve la suerte de trabajar con ella y aún recuerdo el sabor amargo de mis lágrimas cuando me dijo que se iba a recorrer mundo cultural. Y allí sigue con su mochila cargada de festivales, conciertos, “guateques que yo te pinché” … Yo me llevé a mis amigos puestos: Pombo San Martín, Reyes Pérez Fernández, Ernesto Pérez Broseta, Cristina Litago Lledo, Vicen Rodríguez Gallego, Ramón Redondo. El alcalde de Jávea, el socialista  José  Chulvi, que no se pierde una edición de este certamen; Yvonne Giménez, jefaza de Ilunion, coincidió con Mon Vázquez, que estuvo en el grupo 84; Gloria López, Sol Mayordomo o Carlos Gin Lozano (gran amigo de Vicente Talens, al que seguimos echando de menos ¡Viva Bulgaria!). Una de las más fashion, sin lugar a dudas, pertenece a esta casa: Yolanda Solano, que,  acompañada de Zadia de Beloved, parecían sacadas de Vogue NY. Y hablando de estilo, no puedo cerrar este capítulo sin hablar de mi “amadísimo” Ariel Rot. ¡Qué clase!, ¡qué percha!,¡qué rollo! Aunque por el foso de prensa andaba un fotógrafo de apellido Gutiérrez, que para mí lo quisiera.

Mercado de Tapinería celebra su V cumpleaños

Cinco añitos ha cumplido este espacio en el que todos los viernes me reúno con una tribu de “cachondos” del micro y nos ponemos los moños de fallera (cascos) para hablar de lo divino y lo humano sin tener ni “pajolera” idea. Dirigidos por nuestro “amado líder”, Ramón Palomar; Sergio Batisse, rockero-fallero equilibrado y equidistante, el gran guionista (lo que se pierde À Punt y Netflix) Mon Spidey, la recién incorporada Yvonne Giménez, la recordada Carol Vegas, Mc Diego, Modesto, Paco Roca, José Manuel Casañ, Josemi Aguilar y todos los frikis que se apuntan la tertulia. Allí nos ponen una mesita Arturo y sus chicos (como Raúl Buigues ) y suelen deambular señores con mucha clase como Pepe Barberá, Juanma Doménech y nuestros queridos Paco Rubio, David Nadal, Juan Falcó para hacerse el esmorzaret. Entre ellos destaca en amabilidad (cuando tengo frío me pone la estufita y me saca una mantita de los Flats) el alma mater de Mercado de Tapinería: Fernando Monforte. Imposible no quererlo. Se rodea de los mejores: Fernando Millet de ideólogo, Laura de la Selva, la alegría en producción, y Raquel y Jose Pérez a los fogones y a la imaginación de La Bernarda y el Bar& Kitchen.

Foto: Mas valencia

Recordando eventos “molones” (vocablo que deben estar mirando en su móvil los millenials) que se han celebrado en los seis locales que conforman este experimento gastronómico, social, cultural y de ocio durante estos cinco años, me viene a la cabeza el 'Más Valencia' de Primitivo Roig, 'Embotijados', dónde se invitó a varios artistas a customizar botijos en directo como una galería de arte en vivo o '¿Perdona?' un encuentro súper loco y divertido con actividades, charlas y marcas en torno al colectivo LGTB.

Y de toda esa gente que ha ideado y colaborado en esas rocambolescas y originales “kedadas” o de otros que han merecido ser distinguidos como “mercaderes de honor”, Tapinería entregó sus premios a Rafael Vidal, por ser  el arquitecto más comprometido con el centro histórico; la doctora Ana Lluch, por su lucha contra el cáncer; a Sonia Andreu y Valia Gómez, por su compromiso y esfuerzo con el proyecto;  a Toni Pérez, por su distinguido paladar y “la colla que fa”; al Equipo Bar&Kitchen y Bernarda, por su adaptabilidad a las locas adversidades; a Vitaminarte, por su creatividad e innovación; a Ribags, por su emprendedurismo y tener las mochilas más viajeras del mundo; al Equipo Le Cool, por ser los más rápidos en contar los planazos de la ciudad; a Los Pérez, por la seua germanor y ser los más salaos; a la Tertulia Friki de Ramón Palomar (99.9), por ser el grupete que da vidilla cada semana y a Asun Oliver,  por emprendedora, innovadora, atrevida y divertida.

Fotos: Mas valencia

Mercado de Tapinería nació como un proyecto del arquitecto Rafael Vidal, el economista Fernando Monforte y el abogado Pascual Balaguer. El equipo lo conforman Laura de la Selva (creativa), Ana González, Paloma Martínez, Marta Dalmau, Javi Llavador, y otros cracks de la vida que acudieron al cumpleaños del espacio que los ha unidoAllí se encontraron con el periodista Ramón Palomar, el dibujante Paco Roca, el cantante José Manuel Casañ, el creativo MacDiego ,Mon Spidey, el tatuador Benji, el dibujante Calpurnio Pisón, Roberto el Gato (líder de Los Vicentes), Santero y los Muchachos, Juanjo Almendral, la modelo Tamara Caravaca , el actor y cómico Manu Badenes, Juanma Doménech y todo el equipo de la 99.9, la productora Eva Vizcarra, las periodistas Mariola Cubells y Begoña Clérigues , el arquitecto Ramón Esteve, Diana Resurrección, los empresarios Manuel Peris y Patricia Montoro, Sole Alcañiz, el maestro cervecero Gonzalo Abia, Carmen Salas, el joyero Vicente Gracia y la restauradora Mónica Piñones, la empresaria Reyes Ballester Sonia Vilar o la peluquera Ángel Ardan. 

A ver, que tomo aire: los empresarios Julián Crespo y Luisa Sanchez, Carlos Escolano y Aita Guillen, Maruchi Guillen, Juan Gonzalez-Escriche y Pura Muñoz, Natalia Gómez, Estefanía Pinilla, Sergio Segura y Cristina, Mª José Herrera, Juan Roldán Usó y Paula Máñez, Paco Sánchez y Mabel, Angela Vidal, los publicistas Nacho Villalba y Gabi Pellicer, Rafa Barrachina, José Luis Ponce y Merche Lucas, Luis Meliá y Lucia Calatayud, Eugenia Montaner, Rubén Cabezuelo, Luis y Elvira Millet, Ruth Aznar, María Cosin, Alex Monforte, Andrea Martinez García del Real, Cris y Bebes Pelegero, Carlos Martinez Verdú, Carlos Candón, Coté Soler y Javier Martínez. Sin olvidar a anticuarios como Toni Pérez, Patrick Cabrera, Herminia Pérez, Alfredo Solaz, Quino Guzman, Jan Hantke, Javier Valero o Roberto Ramón.

Y como me he quedado sin saliva después de leer en alto el listado de los asistentes a la fiesta, voy a abrirme una botella de GIN TAP. Es la ginebra valenciana que ha sido creada con motivo del quinto aniversario del mercado. Una pena que no me gusten los gintonics porque los que la han probado me cuentan que es un licor sin edulcorantes ni colorantes, que está compuesta únicamente por ingredientes naturales cuidadosamente seleccionados como el enebro, cilantro, cardamomo, regaliz, jengibre, lemon grass, almendra, piel de limón, raíz de angélica, naranja y chufa. Mare meua, casi igual de largo que la lista de invitados…

Más de 3000 personas pasaron por el Festival de l’Horta Turia

No esperarán que me sepa todos los nombres, incluso lo agradecerán. Y eso que en esta segunda edición del festival nos lo pusieron difícil, ya que el emplazamiento elegido era la Masia de Sant Antoni de Benifaió.  De entre los invitados, tuve el gusto de compartir cerveza -bueno, como saben que yo no bebo cebada, en mi caso algún licuado y refresco- y paella con McDiego, el guionista Mon Spidey, el vicedirector de la Mostra Eduardo Guillot y Cristina Chumilla –que contaba con un puesto de arte rural de su galería Pepita Lumière- más tarde me crucé con su accidentada socia Lucía Vilar que hizo de niña del exorcista pero con la rodilla en la nieve, la directora de La Cabina, Sara Mansanet, el creativo Manel LaVey–Leviathan  -que es clavadito a Jim Jarmusch en joven y guapo-,periodistas como Begoña Machancoses con su hijo Marco –que sabe más de música que todos los técnicos del festival juntos con solo 7 años- Javier Gutiérez, Quique García,  Arnau Benlloch –encargado de las charlas del encuentro- con su chica Yolanda Parrilla,  Alberto Martínez de Cul de Sac, Reyes Martínez de la Galería Set Espai d´art y su marido Juan Montagud y  Dori Lorenzo.

Y nos quedamos con el apellido de esta invitada porque precisamente eso es lo que no faltó en la cita: el Lorenzo. Alguno acabó más rojo que los pimientos que se podían adquirir en los puestos de verduras y te los asaban a la plancha, junto a calabacines, berenjenas y verduras de venta directa de agricultores que competían en espacio con talleres de artesanía, charlas relacionadas con iniciativas surgidas de L'Horta y una oferta musical de primer nivel: Enric Montefusco, La Plata, Renaldo & Clara, Polock y Alien Tango.

Juan Romero, por los pelos 

Siempre me ha llamado la atención que los peluqueros utilicen su nombre como reclamo para rotular sus establecimientos. Mis queridísimos RafaelAngel (artífices de los looks de Edurne, Mónica Naranjo, Carla Peiró, actriz de la serie Acacias 38 o de la melena que lucía Nacho Fresneda en El ministerio del Tiempo), Tono Sanmartín, Pascual, o mis amigos Joan Santamaría y Arturo Rosaleñ. Solo conozco un caso en el que el nombre del negocio haya fagocitado al personaje: La Púa, una peluquería de Russafa y a cuyo propietario todos conocemos por ese nombre.

Entre los primeros ejemplos, se encuentra Juan Romero. Inició su actividad en el mundo de la peluquería masculina en mayo de 1988 de la mano de Pedro Miquel, por aquel entonces director de El Corte Inglés en Valencia. Una época en la que triunfaba el look de Delta Burke, cuyo cardado le hacía aumentar su altura en 10 cm, o Fernando Carrillo, protagonista masculino del culebrón Abigail. Muchos años más tarde, erradicado el gusto por los soufflés en la cabeza y con una tecnología del S.XXl (cuando comenzó en este mundillo no existía ni la keratina, ni las planchas, ni los productos de última generación), Juan Romero celebró su 30 aniversario profesional y lo hizo a escasos metros de dónde empezó. A lo grande, con una gran fiesta en la que dio a conocer a todos sus clientes el nuevo espacio que ha abierto en Pascual y Genís.

Hasta allí se desplazaron Javier Monedero de Dicoval, que puso el vino para brindar, las hermanas Jofre al completo, Ana, Mamen, Cristina,  Begoña Meléndez, Angela Manglano, Paz Oria, Pilu Díez de Rivera, Isabel Bermejo, Maria José Ordeig, Pachi Viñoles, Nuel Puig, Patri Folgado, Enol Blasco, Rosalía Quirante, Cote Soler, Yeray de Benito, Jaime Navarro, Vicente Ordaz, Vicente Climent, Eshter Cerveró, María Ferrada, Joseca Arnau, Pilar Cañiz, Mercedes Alonso, Oscar Suay, Maria Rosa Fenollar, Anabel Navas, Nicola Seyda, Soraya Plá, Celia Sin, Isabel Aliño, Chimo Ros, Encarna Roig, María García de la Riva, Carolina Gil, Cruz Vicó, Bela Reig, Mateo Climent, Sigfrido Serra, Paz Sansaloni; Laura Gallego, Coqué Ruz, Héctor González, Mercedes Giménez o Fernando Giner, entre otros.

El joyero de las celebrities se instala en Valencia

Foto: Eva Ripoll

Un collar de serpientes con rubís, esmeraldas y zafiros que cuesta 605 euros (lo de los 5 euros me hace gracia), una pulsera de plata a juego de 242 (volvemos a meter un piquito), un collar por 508,20 (aquí apuramos más, ¿tendrán tanto cambio en monedas pequeñas?)… Esto es lo que van a pagar algunas de las valencianas más chics ahora que tienen al joyero de moda afincado en en el espacio Carmen Martínez en Conde Salvatierra, 4. Ignorante de mí, cuando me invitó Ángela Valero, pensaba que me encontraría con la nietísima.

Foto: Eva Ripoll

Bruno Da Rocha, el joyero portugués de moda entre las celebrities de todo el mundo, ha conquistado Valencia. O al menos así lo demostró el lleno total que registró el local el día de la inauguración. En la presentación, estuvieron representantes del mundo socioeconómico y cultural de la ciudad, como la directora de la Fundación de Estudios Bursátiles, Isabel Giménez, Elena Ravelo, de Fermax, Silvia Pardo y el Dr. Mira, las empresarias Carmen Romero, Celia Sin, Anabel Navas y Maria José Ruz, las pintoras Julia Ortiz, Rosa Arlandis, la farmacéutica Laura Gracia, los influencers Pachi Viñoles, Judith Mas, Rosalía Quirante, Yeray de Benito o Jaime Navarro; sin olvidar a Mayrén Beneyto, Pilu Díez de Rivera, Maria José Ordeig, Marta Manglano, Cristina Aguirre, Maca Alegre, Merche Ventura, Lola Llorca, Beatriz Osborne, Vicente Ordaz, Pablo Casteblanque, Juan, Patricia y Carmina Romero, Lola Ruiz, María Fedriani, Coté Maldonado, Mayte Aparisi o Coté Soler. 

Foto: Eva Ripoll

Por cierto, que nuestra compañera de redacción/alma mater del evento/RRPP/talent hunter … -si es que ya no hay palabra que la defina- Ángela Valero lucía unos pendientes geométricos en dorado que resaltaban su vena Flores. Espero que Da Rocha tuviera un detalle con ella y se los regalara, ya que el sueldo de cronista no da para esos lujos.

El 15 de junio, la vida será sueño

Y para los soñadores, los que tienen sueños (abstenerse los que no concilian bien el sueño porque hay que ir con los ojos bien abiertos): La vida es sueño, en Ruzafa. La inmortal obra de Calderón, por primera vez en novela gráfica: se presenta el próximo 15 de junio en la Biblioteca Al-Russafí (C/ Poeta Al Russafí, 2) y contará con la presencia de los autores, Ricardo Vílbor y Mario Ceballos y nuestro queridísimo Paco Roca.

La vida es sueño (1635) -les refresco- es una aguda reflexión sobre la libertad, el destino y la voluntad humana que, casi cuatro siglos después, sigue tan vigente como el primer día. Bueno, pues el próximo viernes estará más en sintonía con nuestra época actual ya que sus personajes se convierten en viñetas y se presenta en un espacio ad hoc, la biblioteca municipal valenciana dedicada al cómic. El guionista Ricardo Vílbol (Carroñero, Chorizos), el dibujante Alberto Sanz (Valentia) y el colorista Mario Ceballos (El diañu) la dibujan en una historieta imprescindible, al menos como material didáctico. Yo acompañaré a estos soñadores en su presentación el día 15. Espero que no me fallen, ya que como esta crónica va de cifras, contaré el número de asistentes y pasaré lista.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email