X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de septiembre y se habla de boluda RAFAEL AZNAR primark arte orriols AYUNTAMIENTO DE VALENCIA Dulcesol
GRUPO PLAZA

#ANÁLISISVP

El Espai Mutant de Las Naves reabrirá en 2018 mirándose en el Mercat de les Flors

8/09/2017 - 

VALÈNCIA. El futuro de Las Naves tras la breve gerencia de Rafael Monterde se va dilucidando. La idea de escindir su ámbito cultural "de manera temporal" da sus primeros pasos. Esa temporalidad, que la edil María Oliver espera que se resuelva cuando la Fundación Las Naves se traslade a La Harinera, por el momento ha provocado que el Espai Mutant inicie los trámites para pasar a formar parte de la concejalía de Acció Cultural. Eso y que el concejal que de momento es responsable de la dotación, Roberto Jaramillo, ha firmado los contratos para que la llamada 'nave 3' vuelva a la actividad un año después de haber quedado inutilizada por las fuertes lluvias de 2016.

Acció Cultural es una de las cuatro concejalías del Ayuntamiento de València que atienden a la ciudadanía y los sectores vinculados al ámbito cultural. En su definición asume las competencias derivadas de las artes escénicas. Oliver, que ahora también es la portavoz del grupo València en Comú en el Ayuntamiento, optó por la remunicipalización del Teatre el Musical tras la llegada al Gobierno. El proyecto que acaba de presentar la programación de octubre a enero será el modelo a seguir en el futuro del Espai Mutant. Una decisión de separar la nave 3 de la Fundación Las Naves y servirá para coordinar programación, recursos humanos y técnicos. Según Oliver "el resultado será positivo para los valencianos".

La decisión cuenta con el beneplácito de Jaramillo, según ha podido consultar este diario con ambos ediles. El responsable del área de Innovación tiene el compromiso de trasladar de manera íntegra el presupuesto del ámbito cultural de la Fundación Las Naves a la concejalía de Oliver. De esta manera, en los Presupuestos del Ayuntamiento de València para 2018 se reflejarán los 1,6 millones de euros en el haber de Acció Cultural. Pero más allá del trámite administrativo, esta decisión también tiene consecuencias: la municipalización del centro no permite que los trabajadores en programación y técnicos del espacio artístico se puedan trasladar de la fundación al Ayuntamiento. De esta manera, la Fundación Las Naves tendrá la posibilidad de reubicarlos en otras áreas, aunque Jaramillo admite que será difícil.

La llegada del supervisor de programación para los espacios escénicos de la ciudad

Al inicio de la legislatura, la concejal de Acció Cultural ya dejó claro que la intención de su equipo era la de crear una figura de supervisión para la programación de los espacios escénicos públicos de la ciudad. Esos espacios son tres: el Teatre el Musical, el Espai Mutant y el Espai Rambleta. La coordinadora del TEM, Olga Álvarez, será esa figura tal y como informaron ambas durante la rueda de prensa de presentación de la programación del centro del Cabanyal. Oliver puntualizó que tendrá que matizarse el actual acuerdo con la responsable que tan solo tiene un año más de contrato por el momento y que fue seleccionada mediante un concurso público.

Oliver destaca que "todos los trabajadores tienen que serlo del Ayuntamiento". Ya sea mediante bolsas de trabajo o convocatorias públicas, igual que sucede con el cuerpo laboral del TEM, el del Espai Mutant tendrá que cumplir con ese requisito. Ese sería el inconveniente "para el que no hemos encontrado solución". De hecho, Oliver deslizó que "si se hubiera mantenido la Fundación Crea, Acció Cultural podría haberla asumido". Ese otro escenario es imposible tras la fusión y será Jaramillo quien trate de reubicar a los trabajadores. No obstante, sus perfiles vinculados al ámbito cultural tendrán que encontrar espacio en las áreas de innovación a las que se dedica la Fundación Las Naves. 

Lo que sí está descartado por los técnicos jurídicos del Ayuntamiento es que exista una solución para que los actuales trabajadores de programación y técnicos del Espai Mutant pasen a ser del Consistorio para posteriormente adscribirse a Acció Cultural.

Modelo y plazos

 

En la comparecencia conjunta de Oliver y Álvarez se señaló un modelo para Las Naves: el Mercat de les Flors: "nos enfocaremos a las artes en movimiento", apuntó la edil. "Tenemos claro el proyecto que queremos hacer", continuó para dejar claro que tendrá un peso "el trabajo inclusivo con la ciudadanía". La solución a problemas sociales a través de las artes escénicas tendrá su peso, como en el TEM, en el futuro cultural de Las Naves. Sin embargo, Álvarez avanzó que no serán teatros que se repliquen: "serán complementarios".

La caja escénica y la platea decidirán en gran medida el sentido de su programación. Mientras que el Espai Mutant tiene 280 asientos, el TEM cuenta con 400. Sus espacios alternativos también pueden dar salida a parte de la programación, pero las propuestas para públicos más reducidos cabrían mejor en el contenedor de Juan Verdeguer. Álvarez también tiene presente la posibilidad retráctil de su patio de butacas y lo que eso supone para dinamizar otro tipo de propuestas en las que la danza y las artes performativas están llamadas a tener mucho protagonismo

En cuanto a la gestión, Oliver sí confirma que "será muy parecida a la del TEM". A partir de trabajadores y técnicos del Ayuntamiento y con la coordinación de Álvarez, complementará un modelo por parte de Acció Cultural que redondeará –según Oliver– el proyecto de una escuela municipal de circo

Escindir el espacio por completo

Con el movimiento de Jaramillo para resolver las obras del Espai Mutant, el plazo para la reapertura está claro: "el primer trimestre de 2018". La adscripción de la 'nave 3' es un trámite "sencillo" según los ediles, pero sí se inician unos meses de resolución jurídico-administrativa complejos. También con la situación de que habrá que generar incluso una separación física interna de este espacio y, sobre todo, de sus suministros, tal y como apuntan las fuentes a este diario. Este proceso se desarrollará durante los próximos meses. 

Hasta ahora las tres naves (1, 2 y 3) revertían sus gastos a una sola cuenta, pero ya no será así. Es la pequeña muestra que evidencia una separación física de responsabilidades que para Oliver es temporal: "Las Naves fueron concebidas como un centro cultural y lo volverán a ser". Algo que a buen seguro no sucederá en esta legislatura. 

Lo que sí sucederá en este periodo será una resituación de la relación del Ayuntamiento de València con respecto al Espai Rambleta: "la relación es la misma que el primer día: presentan su programación y se aprueba. Pero nuestra intención es la de incrementar la fiscalización de servicios". Con ese mensaje concluyó Oliver la comparecencia en la que dio las primeras pinceladas del que será el futuro del Espai Mutant escindido de Las Naves. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email